Disforia de Género

ENTREVISTA A IVÁN GARDE DIARIO PAMPLONA

“Navarra es una comunidad especial, con un grupo de ciudadanos muy radical, pero una mayoría tolerante”    

pamplona.

El presidente de la Asociación de Transexuales de Navarra, Iván Garde, analizó el presente y el futuro de este colectivo tras la aprobación de la Ley de Identidad.

Después de tanto tiempo luchando por fin se ha aprobado la Ley de Identidad, con el respaldo del PP en el Senado, pero no en el Congreso.

El conjunto de la ley se aprobó en el Senado por unanimidad y lo que se votó en el Congreso, que estuve presente, fueron tres enmiendas que el PP rechazó. Al final son intereses políticos, porque al PSOE le interesa que salga que el PP la ha rechazado y al PP decir a sus votantes que no están a favor. Pero lo importante es que se ha reconocido la dignidad de las personas transexuales como seres humanos y ciudadanos. Ha sido un proceso largo, primero el PSOE se reunió con sus afines que se engloba en la Federación estatal de transexuales, gays y lesbianas. Pero ésta no tenía en cuenta algunos aspectos que pedíamos las independientes y el PSOE pidió la participación de todas para crear el proyecto.

¿Qué matices separan a las distintas asociaciones?

Existen dos extremos, las afines al PP que promueven que no se reconozca la identidad sexual hasta que la persona no esté completamente operada y las otras radicales defienden que si una persona dice ser de un sexo con eso ya se le tiene que reconocer. Ambas tienen mucha parte de ilógica y de inconstitucionalidad. Por un lado, una cosa es la persona y sus derechos fundamentales como persona y otra las carencias físicas, ya que, por ejemplo, los cromosomas no pueden cambiarse, nunca vamos a ser reproductivamente activo… Pero es como si a las personas estériles se les quitase el DNI. Por otra parte, lo que piden las otras radicales tampoco es viable.

La ley es un poco el término medio. ¿Cuáles son sus carencias? 

Que se reconozcan los derechos de los menores transexuales, que no es un tema de adultos. Estas personas tienen derecho a ser atendidas, los protocolos sanitarios internacionales reconocen su derecho a ser atendidas. Primero, psicológico y luego en los centros educativos. Para que no sufran pedimos que antes de que surjan los caracteres secundarios se les permita adoptar un nombre ambiguo o uno de su sexo sentido. Para evitar que en el futuro vaya hacia lo marginal, sufra ansiedad por el rechazo… Pero esto da mucho miedo y no lo aceptan. Otra cuestión que no trata la ley es la de los extranjeros regularizados que residen en España. Pedimos que a ellos también se les cambie su NIF para que no haya discriminación. Algo que sólo se hace cuando hay una sentencia judicial de por medio.

La cuestión de los menores es un tema complejo.

En Holanda les dan unas hormonas LHRH que paralizan el desarrollo de los caracteres secundarios: que no le baje la regla a un niño, que no le crezca el pecho, que a las niñas no les salga nuez, ni vello… Con ello evitas cirugías y traumas futuros. A nivel económico, que es lo que importa a los políticos, evitas gastar dinero en futuras intervenciones.

Otra de las reivindicaciones son las operaciones. ¿Cómo está la situación en Navarra?

Andraize lleva atendiendo a transexuales desde que se destapó el primer caso hace 15 años. Lo atendieron, al igual que en otras CCAA, sin ser oficial. Desde Andraize se atiende el tema psicológico y hormonal mientras que las operaciones quirúrgicas que cubre la Seguridad Social (la extirpación de testículos y ovarios) se realizan en Virgen del Camino. Y se hace porque al tomar hormonas hay más posibilidades de padecer un cáncer. El resto de operaciones se derivan a Andalucía donde la lista de espera es de 4 meses.

A veces se le da mucha importancia a la reconstrucción de genitales, ¿es la operación más necesaria?

Las mujeres transexuales necesitan más la operación y la técnica está más avanzada. La técnica tailandesa es excelente y además sale más barato viajar allá a un hotel de 4 estrellas, con traductor y todo que someterse a una intervención en una clínica privada española (de 1,5 a 2,5 millones de pesetas). La reconstrucción genital masculina, sin embargo, tiene más complicaciones postoperatorias por lo que no lo recomendamos.

Los avances van llegando. ¿A qué aspiráis en un futuro? 

Aspiramos a lo que aspira todo ser humano: a la normalización en todos los aspectos. Que no te señalen, no ser especial, que desaparezcan las asociaciones porque ya puedas mostrarte a los demás como sienten.

¿Llegara el día?

Quizá sí, pero falta mucho. El ser humano por naturaleza tiende a defenderse de lo diferente, lo ve como algo agresivo. Siempre habrá personas que no comprendan al diferente, pero esperamos que cada vez sean menos.

Navarra es conservadora. ¿Cómo vive un transexual en esta comunidad?

Es una comunidad muy especial. Hay una parte muy radical, de derechas y muy intolerante, pero la generalidad es bastante tolerante. No conozco a nadie que haya tenido problemas con el trabajo ni con nada. 

Anuncios

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: