Disforia de Género

Jack bee Garland

Jack bee Garland

Hija del primer cónsul mejicano en San Francisco, quién fue miembro honorario del club de Solteros de Stockton; (1869-1936) nació como Elvira Virginia Mugarrieta en San Francisco, el segundo de los cinco hijos de un famoso comandante del ejército mexicano, y primer cónsul de México en San Francisco, y de la hija de un congresista de los EEUU.

Aunque vivió en una época en la que no existían ni el tratamiento hormonal ni la cirugía de reasignación de sexo, Garland vivió toda su vida adulta como hombre.

Hacia los 28 años era conocido como Babe Jean y vivía en un barco, en un barrio difícil en Stockton, California. Allí encontró un lugar tranquilo donde se hizo un nombre trabajando como periodista. Llevaba una pistola y entraba a beber en locales sólo para hombres y fue protagonista de muchos episodios manifiestamente varoniles. Durante estos años no hizo ningún intento por negar su anatomía femenina, simplemente vestía ropas masculinas por considerarlas más adecuadas para el tipo de vida que deseaba llevar. Por ese motivo fue arrestado un par de veces, aunque no existía en California ninguna ley en contra de tales prácticas, por lo que nunca se pudieron presentar cargos contra él.

En 1898 estalló la guerra contra España, y, aunque las leyes americanas no permitían el alistamiento de mujeres, Babe Bean, ahora también conocido como Jack Bean, consiguió enrolarse en un barco. Sin embargo, fue descubierto y arrestado varias veces, porque volvía una y otra vez a su puesto. Vivió una vida de soldado entre soldados, ganándose el sobrenombre de “Teniente Jack” e incluso tatuándose con sus compañeros. Esas experiencias se plasmaron en su trabajo de periodista cuando regresó a San Francisco.

Cuando en esta ciudad se promulgó una ley contra las prácticas de travestismo, toda la aparente ambigüedad de Garland desapareció y pasó a vivir como hombre, trabajando de periodista. Su secreto sólo era conocido por Mary Haines, una viuda con la que tuvo una relación de confianza.

Garland vivió en Berkeley durante años, aunque volvió a San Francisco hacia 1930, donde permaneció hasta su muerte. Su sexo biológico sólo fue descubierto por el forense, al desnudar su cadáver para la autopsia. La señora Haines informó al forense que Garland siempre se había sentido “intersexual”.

La familia de Jack se encargó de su funeral y lo enterró en una tumba sin marcar en el cementerio de Cypress Lawn en Colma, con un vestido blanco de satén en lugar del traje azul que llevó toda su vida.

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: