Disforia de Género

Lynn Conway

Lynn Conway: La transexual que revolucionó la informática

Por Paul Van Scherpenzeel – Madrid (Zero)

Ingeniera electrónica e informática, además de inventora, investigadora y profesora universitaria, Lynn tuvo que renunciar a un importante descubrimiento informático realizado mientras trabajaba para IBM por llevar a cabo su deseo más importante: ser mujer.

Despedida de la compañía por su transexualidad, ha tenido que esperar treinta años para ver reconocido su hallazgo.

Miembro de la Academia Nacional de Ingeniería de los Estados Unidos, Lynn Conway es una afamada pionera en el campo del diseño de chips microelectrónicos. En los años sesenta, trabajando para IBM, hizo posible la creación del primer ordenador superescalar gracias a un método que ella bautizó como DIS (Dynamic Instruction Scheduling). Sin embargo, el descubrimiento quedó en el anonimato y no fue hasta bien entrados los noventa cuando el invento de Lynn comenzó a utilizarse en casi todos los chips de los ordenadores personales más avanzados, mientras ella veía impotente y angustiada cómo nadie le atribuía el avance. ¿Cómo es esto posible?

La transfobia tiene la respuesta. Durante el tiempo que Lynn realizaba sus investigaciones en IBM, aún vivía como varón y tenía nombre masculino. Poco antes de someterse a la cirugía para la reasignación de género en 1968, Lynn fue despedida a causa de su transexualidad y perdió todos los vínculos con el importante trabajo que estaba desarrollando. Decidida a comenzar una nueva vida como mujer y a dejar a un lado el pasado, optó por mantener silencio y no reivindicar su descubrimiento. “Mi vida era como la de un espía en un peligroso país extranjero”, recuerda Lynn para ZERO. Tuvieron que pasar treinta años, hasta 1999, para que alguien advirtiera que el origen del DIS era muy anterior a lo que se pensaba, y comenzara a apuntarse hacia el trabajo de Conway. Según sus palabras, “en ese momento me enfrenté a una importante decisión: salir del armario y contar mi historia, o mantener mi silencio y arriesgarme a que otros la contaran mal por mí”. Fue entonces cuando creó su página web, http://www.lynnconway.com, para contar su verdad y, de paso, ayudar con su historia a toda la comunidad transexual: “Empecé a dejar de preocuparme por mantener mi pasado en secreto y, sobre todo, pude hablar abiertamente de mi trabajo en IBM, del cual me sentía muy orgullosa”.

Hoy día, ya retirada de la investigación y la enseñanza, mantiene relación con varios comités universitarios, científicos y tecnológicos de ámbito nacional. “Mis compañeros y antiguos estudiantes ahora saben mi historia, pero eso no ha cambiado nada: sigo siendo la Lynn de siempre para todos ellos”, cuenta orgullosa, y finaliza: “Por lo demás, soy muy feliz con Charlie, mi marido durante 17 años”.

Anuncios

Blog de WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: