Disforia de Género

Noticias Marzo 2008

IU apuesta por el pleno desarrollo legal de los derechos de gays, lesbianas y transexuales

IU apuesta en su programa político por el pleno desarrollo legal de los derechos de gays, lesbianas, y transexuales, y la posibilidad de adoptar niños. Aseguran que harán todo lo posible para que España reconozca entre las causas de asilo la persecución por cuestiones de identidad sexual.

Desde la coalición de izquierdas se apuesta por un gobierno valiente que garantice los plenos derechos a los gays, lesbianas y transexuales. Para ello se ha creado un decálogo de medidas que incluye puntos que van desde las campañas de acción social para evitar la homofobia, hasta el respeto en los medios de comunicación a estas personas.

IU también pide que España reconozca entre las causas de asilo a aquellas personas que en sus países sufren persecución por su identidad sexual.

Se trata, como ha manifestado Morales, de normalizar una situación, que a pesar de estar recogida en la ley, todavía se trata con ciertos tabúes.

Vídeo: IU apuesta por el pleno desarrollo legal de los derechos de gays, lesbianas y transexuales.

Personas Transexuales en Cataluña organizan Jornadas este sábado en conmemoración de la Ley Trans

 

Barcelona, 29/02/2008 (ATC/ Enkidu Magazine): El próximo 1° de marzo, en ocasión del primer aniversario de la ley 3/2007 de 15 de marzo que pretende normalizar la situación precedente de Identidad de Genero, la ATC promoverá una jornada de debate público que mostrará, entre otros, aspectos relacionados con la identidad de genero.

 

Durante las Jornadas se hará entrega de tres placas en reconocimiento a la labor realizada en pro del colectivo transexual. Organiza este evento la Asociación de Transexuales de Cataluña (ATC). Lugar: Rambla Santa Mónica Nº 10.

 

Esta jornada pretende además, conducir a la concienciación y normalización, de la Identidad de género basándose en Políticas de igualdad.

 

Pero antes, deberíamos poner de manifiesto que todavía hay muchos aspectos en los que a día de hoy todavía sufren una discriminación principalmente en lo que se refiere a la transexualidad femenina.

 

Apelando al razonamiento humano, social y personal, pretendemos generar un debate entorno a la situación actual y a los proyectos de futuro, en base a lo que seguidamente se expone:

 

Situación actual y propuestas de futuro

 

Una de les formulas mas malévolas de discriminación contra las personas Transexuales es no permitir ni ofrecer la oportunidad de ganarse la vida de una manera tan digna como cualquier otra persona, en base al propio trabajo.

 

Atendiendo que el cambio de Genero es tan fácilmente perceptible, las personas transexuales, con excesiva frecuencia pierden su puesto de trabajo, o bien se les niega la oportunidad de otro puesto, aunque el nivel de estudios sea elevado o la experiencia profesional mas que demostrada.

 

Con mucha frecuencia también, a las personas Transexuales se les niega el derecho a la vivienda, incluso hay quien es desalojado de su vivienda de alquiler.

 

A otras personas transexuales se les ha negado el servicio y la atención en bares, restaurantes, tiendas y otros lugares públicos.

 

Las personas Transexuales, además, sufren otras formas de acoso, ya que continuamente se encuentran obligadas a tener que soportar burlas y agresiones de una gran parte de la sociedad en la que necesariamente han de convivir y cuando alcanzan la madurez con pleno conocimiento de lo que es y qué significa ser transexual, solo entonces pueden afrontar no sin muchas dificultades el día a día.

 

En las escuelas, los jóvenes transexuales, se ven obligados a soportar el acoso continuado y a veces las agresiones físicas de los propios compañeros de estudios. Disponen pues, de muy poca protección, tanto por parte de los docentes que a menudo y debido al gran desconocimiento sobre la transexualidad, reaccionan con estupor y falta de respeto y a veces con gran incredulidad.

 

Lo mismo le ocurre al sistema que hoy todavía no está preparado para poder ofrecer la protección necesaria ante un a persona joven y transexual.

 

Otro tema a tener en cuenta es que actualmente todavía hay centros médicos que evitan dispensar el tratamiento adecuado a las personas transexuales poniendo cuantas barreras les es posible, derivando al paciente a otros profesionales de la sanidad, pero sin que sean los mas adecuados y sin los mínimos conocimientos en lo que se refiere a la Identidad de Género.

 

Ocurre todavía a día de hoy que las personas que se ven obligadas a realizar tratamientos de reasignación sexual u otras cirugías a fin de modificar su sexo fenotipo, se ven obligadas a recorrer a especialistas cualificados de otras partes del mundo que disponen de una amplia experiencia sobre la transexualidad y además resultan mucho mas accesibles en plan económico que la propia asistencia privada, ello además supone un flaco favor a la propia comunidad.

 

Para finalizar hay que recordar que siempre que se acercan elecciones, se realizan muchas promesas al respecto de los temas presentados, pero desgraciadamente, todas se rompen por un motivo u otro. Siempre hay prioridades que van en detrimento para las personas transexuales.

 

Orden de la Jornada / Sábado 1 de marzo de 2008

 

De 10.00 a 10.30: Presentación; Regiduría de Mujer y Derechos Civiles del Ayuntamiento de Barcelona / Departamento de Acción Social y Ciudadanía de la Generalitat Cataluña.

 

PONENCIAS:

De 10.30 a 11.15: “La identidad de género en el ámbito laboral” / Raquel Gil, secretaria de Políticas de la mujer e igualdad de la UGT de Cataluña

De 11.15 a 12.00: “Antecedentes Históricos de la Transexualidad en España” / Carla Antonelli, Actriz y activista, Ex-coordinadora del área de Transexualidad del PSOE

De 12.00 a 12.30: Descanso y refrigerio

De 12,30 a 14,00: “Situación actual y propuestas de futuro” / ERC, PSC, ICV, CIU, PP

De 14,00 a 15,00: “La Familia, el entorno y la sociedad” / Un miembro del Hospital Clínico de BCN

 

Patrocinan estas jornadas:

 

Generaltitat de Cataluña, Departamento de Acción social y Ciudadanía / – Ayuntamiento de Barcelona, Regiduría de Mujer y Derechos Civiles / – Unión General de trabajadores de Cataluña (UGT) Secretaria de Polítcas de mujer e igualdad / Revista Zero / Eurogames y agradecimiento a Carlos de Cires; colabora El Diario Digital Transexual.

 

Dirección de Correo 7013 Barcelona 08080
Telf 934229845- Gina Serra 662142360 Joana Lopez 662142578

La FELGTB celebra el primer aniversario de la Ley de Identidad de Género

 

Madrid – (FELGTB)El sexo y el nombre en el DNI de cientos de personas transexuales es, desde hace un año, acorde por fin con su identidad de géneroEn esta primera quincena de marzo la Federación Estatal de Lesbianas, Gays, Transexuales y Bisexuales, FELGTB, y sus cincuenta asociaciones, celebran el aniversario de uno de los hitos más importantes dentro de la historia de la lucha por los derechos de las mujeres y los hombres transexuales: la aprobación, el día 1 de marzo, y entrada en vigor, el 17 de marzo, de la llamada ‘Ley reguladora de la rectificación registral de la mención relativa al sexo de las personas’.Esta Ley, cuyo aniversario será celebrado con encuentros, exposiciones, conferencias, reconocimientos y premios por todo el territorio del Estado, ha puesto fin a infinidad de inconvenientes diarios que tenían lugar por la discrepancia más que evidente entre la realidad de aspecto de la persona y el contenido del DNI.Martín Berenguer, coordinador del Área de Transexuales, ha querido agradecer a “una larga lista de personas transexuales, que enfrentándose a la incomprensión y a la intolerancia, han aportado todos estos años su esfuerzo personal y experiencia vital en la ardua tarea de concienciar a la sociedad”. Asimismo ha querido recordar que aún hay mucho por hacer para erradicar la transfobia, sobre todo desde los centros educativos.La FELGTB quiere recordar también que esta ley, que ha mejorado la vida de cientos de personas, fue aprobada con el apoyo de todo el arco parlamentario excepto el Partido Popular, que votó en su contra. “Esta legislatura ha sido histórica para transexuales, lesbianas, gays, y bisexuales”, ha señalado Antonio Poveda, presidente de la FELGTB, “pero aún queda mucho por hacer para conseguir la igualdad real, para conseguir una educación en valores democráticos, una sociedad no discriminatoria, y para conseguir que el proceso transexualizador entre definitivamente en la cartera de prestaciones comunes del Sistema Nacional de Salud”.

Más de 600 transexuales solicitan cambio de sexo

MADRID.- Más de 600 personas transexuales han solicitado cambiar su nombre y sexo en su DNI sin haberse operado genitalmente desde que el 1 de marzo de 2007 entrara en vigor la Ley Reguladora de la Rectificación Registral de la Mención Relativa al Sexo de las Personas’, según informaron fuentes de los colectivos transexuales.Estas mismas fuentes calculan que en España hay más de 2.500 transexuales, por lo que destacan la “buena acogida” que ha tenido la puesta en marcha de la mencionada norma. Para poder realizar estas modificaciones, el interesado debe acreditar que le ha sido diagnosticada disforia de género y que ha recibido tratamiento hormonal durante al menos dos años para adecuar sus características físicas a las del sexo reclamado, si bien quedarán exentos de esta condición aquellas personas que por razones de salud o de edad no puedan seguir esta terapia.EUROPA PRESS

LAS MUJERES TRANSEXUALES QUE DEJAN LA PROSTITUCION GRACIAS A UNA COOPERATIVA QUE CREARON PARA FABRICAR ROPA DE CAMA

Cambio de sábanas

Para la mayoría, será el primer trabajo formal y en blanco. El proyecto fue impulsado por un grupo de transexuales que buscan salir de la calle. Y tienen como madrina a Hebe de Bonafini. Comenzarán fabricando sábanas y esperan poder también venderle guardapolvos al Estado. Las historias. Las ilusiones.

Por Emilio Ruchansky

“La gran pregunta que me hago es si Moyano nos aceptará en las 62 Organizaciones. El fue el que dijo ‘me pueden decir de todo menos puto’”, arenga Lohana Berkins. La presidenta de la Asociación de Lucha por la Identidad Travesti Transexual (Alitt) está por inaugurar la cooperativa textil Nadia Echazú e invitó a Página/12 para presentar el proyecto y a algunas de sus 29 integrantes. La madrina de este taller-escuela será Hebe de Bonafini, quien a su vez contactó al Instituto Nacional de Asociativismo y Economía Social (Inaes) que donará el predio. Comenzarán fabricando sábanas, un producto rápido y vendible, como para cubrir las necesidades básicas. Para la mayoría es la primera y única opción para dejar la prostitución por un trabajo justo y digno.

“Nos dimos cuenta de que el Estado no nos iba a dar un empleo, teníamos que encarar el problema –explica Berkins–. Por eso vamos a desafiar la cultura del trabajo, para que las mujeres transexuales no seamos para el imaginario social prostitutas o vedettes.” El proyecto empezó en abril del año pasado y fue mencionado al aire en el programa radial de Hebe de Bonafini. Ahí mismo comenzó a tejerse.

El espíritu cooperativo es un rasgo distintivo de la comunidad trans, coinciden las futuras tejedoras durante la reunión en la sede de Alitt. Cientos de veces se han organizado para sacar a alguna chica que está presa o conseguir una vivienda a una que recién llega a la ciudad. “Igual no vamos a abrir esta cooperativa para hacer amigas”, aclara Marlene Wayar, socia fundadora y directora de El Teje, la primera revista transexual de Latinoamérica (o del mundo, ¿quién sabe?). “Lo interesante es tener un objetivo en común, un horario, una rutina. Para nosotras va a ser la primera vez que administremos un sueldo, ya no te van a dar 100 pesos, como cuando hacés la calle, y te lo gastás como nada”, reflexiona Wayar. Hay más de 200 chicas interesadas en capacitarse.

“Estamos disputando este espacio de dignidad en el trabajo”, destaca Lohana, que ya sueña con que el emprendimiento derive en una multinacional. “Este es un salto hacia otros modelos de ciudadanía, es la posibilidad de construir, desarrollar y ejecutar nuestro emprendimiento. Aunque lo más importante es construir nuestra autoestima”, concluye. En una extensa charla con Página/12, las integrantes repasaron su curriculum vitae y contaron sus expectativas sobre este proyecto innovador.

Botoncitos

Las hermanas Sacayán estuvieron adentro desde el principio. “Ya veníamos trabajando con Alitt”, aclara Diana, la mayor, con su voz suave y cerrada. Tiene el pelo lacio con raya al medio y una sonrisa serena, aunque es la más combativa del grupo. Milita en el Movimiento Antidiscriminatario de Liberación: el MAL. A principios del año pasado, Diana se plantó en la Secretaría de Salud de la provincia de Buenos Aires y logró que el titular de esa cartera, Claudio Mate, firmara una resolución inédita para que tanto el personal administrativo como los médicos de los hospitales bonaerenses respetaran la identidad de género de sus pacientes. “Quiero aprovechar el tema de la capacitación para adquirir conocimiento, ya sea en la costura o en la venta o en administración o en la web. Mi idea es aprender un poco de cada cosa, y después ir buscando el lugar”, reflexiona Diana. Al igual que la mayoría de las chicas, nunca trabajó en blanco.

Su hermana, Johana, cuenta que lo más cerca que estuvo de un trabajo fue una pasantía rentada de seis meses que hizo en 2000 con la Cruz Roja. “Era auxiliar de enfermería en el sanatorio Quintana, en Recoleta. Limpiaba instrumentos quirúrgicos y ayudaba a los médicos”, detalla. El año pasado estuvo internada después de una golpiza de la policía. “Algo sé de costura –asegura—, cosí a mano para nosotras pero nunca a máquina, igual se puede aprender ¿o no?”. ¿Y Diana? “Un dobladillo, algo… sí”, contesta entre risas. “¿Un botón?”, chicanea el cronista. “Un botoncito”, responde. Diana y Johana coinciden en que se pelean “bastante”. “Somos como el yin y el yang”, define la menor.

Natalia Otamendi escucha y esquiva la mirada. No le gusta hablar mucho, “así que mejor preguntá”, dice la joven de 24 años.

–¿Te gusta la costura?

–Sí, estudié corte y confección en el patronato de la infancia.

–¿Pensás que es un proyecto sustentable?

–De oído, la idea es buena. Ojalá prospere y se integren más chicas.

–¿Qué te gustaría hacer?

–Ropa. Soy la línea joven de la cooperativa.

–Por ahora van empezar haciendo sábanas.

–Querer es poder –dicen—. Igual hay que ir despacio, no se puede cagar más alto que el culo.

Alta costura

“Este taller era mi sueño”, confiesa Norma Gilardi, secretaria de Alitt y costurera de profesión. Tiene 54 años pero no se asume como la más vieja, sino como “la más grande”. “Soy una institución”, agrega. Norma creció en San Isidro, su familia era de clase media y “muy laburadora”: su papá trabajaba como jefe de Rentas y operador de cine, su mamá era ama de casa. “A los ocho años empecé a tomar hormonas femeninas, unas pastillas anticonceptivas que me daba una amiga peluquera; a los 13 debuté en una murga en San Fernando y terminé haciendo un desnudo frente a la Catedral, un escándalo, vino la policía y me llevaron presa”, recuerda. Cinco años después llegó al teatro ABC después de pasar un casting de 40 chicas transexuales. Bailó y cantó haciendo fonomímica en el escenario del Burlesque y el teatro Florida, fueron los mejores años, cuando pernoctaba en los hoteles más caros de Buenos Aires.

“Siempre me hice el vestuario, todo a mano”, destaca orgullosa: es la que más conoce del trabajo textil. “Hasta hace pocos años, vivía haciendo eventos y shows en cumpleaños. Recién el 17 de marzo 2007, cuando festejamos la personería jurídica de Alitt, volví a pisar un escenario después de 29 años”, cuenta. Su nombre artístico es Dominique Sanders y está inspirado en la novela Una cierta señora, de Guy des Cars. “La protagonista es una transexual francesa que se llama Dominique y se casa con un millonario argentino. Me lo regaló un amigo con el que me carteaba cuando caía presa por ‘vestirme de otro sexo’. En esa época, a principios de los ’70 te mandaban 30 días a Devoto.”

Norma pasó la dictadura en la cárcel y la democracia en la comisaría, está a punto de cumplir su sueño y ya adelanta que su próximo objetivo es fundar un hogar para las mujeres transexuales más grandes, “que todavía están paradas en la esquina y no tienen donde vivir”.

Las pupilas de Cyntia

Brisa Escobar, Natalia Riva y Brenda Díaz viven en la pensión de Cyntia Arroyo, una referente del barrio de Constitución que alberga a 26 transexuales. “¡Soltate, Brisa!”, chicanea Lohana. “Tengo experiencia, aprendí a coser gracias a mi mamá”, arranca en voz baja mientras se enrula el pelo con un dedo. Dice que solía usar una vieja máquina a pedal para hacerles ropa a sus sobrinos. “Si se da esto, voy a dejar la calle”, se promete. A su lado, Brenda cuenta que hasta hace poco trabajaba en la casa de un familiar, limpiando y cuidando a los chicos. Tiene sólo 21 años y mira con desconfianza: “Mi mamá me dijo que hasta que no me vea levantándome temprano para ir a trabajar, no me va a creer nada”. Natalia Riva bamboleaba su cuerpo escultural y sus cabellos rubios en los boliches. “Me considero aventurera, pero esto de vender o alquilar tu cuerpo te duerme las ganas”, confiesa. La cooperativa es, para ella, “una apertura de camino y un desafío”. Cintya la escucha con una enorme sonrisa, “no va a ser difícil”, anima, “conozco otros proyectos parecidos en Salta y Jujuy, allá las chicas montaron restoranes y les va muy bien”. Por su hotel circulan cientos de chicas, algunas vienen sólo para hacer una temporada en la parada de Palermo o en Constitución. “A mí me gusta dar órdenes”, dice sin inmutarse. “Y a mí me gusta desobedecerlas”, le contesta Diana Sacayán, que pregunta si va a haber delegadas.

“No me hagan un piquete”, pide Lohana tomando el rol de “la patronal”. Enseguida empieza la discusión sobre cómo organizar la representación gremial en la cooperativa. “No hay delegadas”, corta en seco Marlene Wayar y antes de que se le vengan al humo explica que se trata de una organización horizontal donde las decisiones se toman en asambleas “donde votan todas”.

“Ah, bueno, si es así, está todo bien”, concede Diana. “Antes estas discusiones se resolvían a los botellazos”, recuerda Lohana, que ya no está preocupada por los gordos de la CGT porque seguramente se van a afiliar a la CTA. “Ahora podemos arreglarnos a los tijeretazos”, bromea.

“Una cosa es la calle y otra cosa es el trabajo, seguramente no nos vamos a pelear tanto en la fábrica”, promete Natalia Riva, como para apaciguar los tantos. “Desde que me asumí como transexual, a los trece años, asumí el conflicto”, comenta Lohana, convencida de que la clave de la cooperativa es explorar las potencialidades de cada una de las chicas. “La exclusión genera mucha desconfianza en nosotras mismas –admite– pero ahora las cosas están cambiando, estamos apropiándonos de las palabras, estamos gestionando la ciudadanía transexual.”

Nati cuenta en España sobre la operación que le cambio la vida

 

Miguel Ortiz – Villa Dolores (La Voz)Mañana se cumplen tres meses de la cirugía de readecuación sexual de “Nati”, la joven de Villa Dolores que sufre disforia de género. La Justicia le dio la razón después de tres años de espera. Dice que ahora puede proyectar su vida, que se siente más libre y que planea estudiar una carrera social.Mi vida ahora es normal, como la de cualquier chica de mi edad, la operación me cambió la vida”, dice “Nati”, la adolescente de Villa Dolores que padece disforia de género, a tres meses de haber sido objeto de una cirugía de reasignación sexual. Nacida en un cuerpo de varón hace 17 años, la joven se convirtió en la primera persona menor de edad que en Argentina recibe una intervención de ese tipo. Junto a sus padres, protagonizó una lucha judicial de tres años que concluyó en setiembre pasado, cuando un Tribunal de Bioética del Poder Judicial de Córdoba recomendó el llamado “cambio de sexo” en su cuerpo, el otorgamiento de un nuevo DNI y el seguimiento físico y psicológico de su caso hasta los 21 años.Luego de una recuperación calificada como óptima, y junto a sus padres, “Nati” se encuentra hoy en España, a donde viajó para participar de una emisión televisiva para una canal de Madrid que llega a toda Europa (Ver “Nati” en España).Más libre. “Siento mucha paz interior, por primera vez siento una alegría más real y estoy libre conmigo misma, cómoda con mi cuerpo. Antes, desnudarme era una fobia, algo a lo que me negaba; ahora siento que todo es más libre, y que mi vida tiene sentido”, dice “Nati”, a quien en su infancia se le diagnosticó “disforia de género” o Síndrome de Harry Benjamin, fenómeno en el que una persona nace con un sexo psíquico distinto a su sexo físico (en este caso, una mujer en el cuerpo de un hombre). “Así puedo pensar en otras cosas de otra manera, tengo una idea de futuro mucho más concreta, tengo ganas de proyectar cosas y de hacer algo con mi vida, antes no tenía vida”, explica la joven, quien se apresta a terminar este año su ciclo de secundaria en una escuela pública de Villa Dolores, para luego estudiar en Córdoba “alguna carrera social”.La frecuencia actual de la risa de “Nati” era impensable antes del 3 de diciembre, cuando en la clínica Eco-Ber de La Plata fue operada por un equipo dirigido por el urólogo César Fidalgo en una compleja intervención.“Pensé que la recuperación iba a ser más difícil, no fueron fáciles siete días de un posoperatorio inmóvil en la cama, pero tampoco imposibles, y realmente valió la pena, y valió la pena toda la pelea de mis padres ante la Justicia”, afirma. Y agrega: “Me sigue doliendo que no se entienda que esto era un problema grave de salud”. La gravedad del Síndrome de Harry Benjamin radica en la constante autoagresión en la que incurren quienes lo padecen. La tasa de suicidios entre estas personas es muy alta.“El tiempo demostró que los diagnósticos eran ciertos, y que tuvimos razón en pedir a la Justicia la adecuación física. Antes nuestra vida era un padecimiento constante. Ahora todo se ha descomprimido. Sigue habiendo problemas, el camino es largo, pero hasta tenemos otra fuerza para seguir adelante”, dice “Alicia”, nombre ficticio de la madre de “Nati”. “En distintos lugares del mundo se interesan por el caso de mi hija, porque son muchos los que sufren no sólo el problema en sí mismo, sino también la incomprensión social de quienes los rodean”.Intervención esencial. Guillermo Borrovinsky es desde hace años el psicólogo de “Nati” y un protagonista central en su evolución. “La cirugía es fundamental. Readecuar la genitalidad en el plano estético y el funcional es esencial para mejorar la calidad de vida, luego mejoran otros síntomas que trae consigo la disforia”, enfatiza. Y agrega: “En estos tres meses la evolución psicológica fue muy buena. Ahora ‘Nati’ se siente plena respecto a su físico, y puede lograr mayores niveles de integración en lo físico y en lo psíquico; mientras más se logre esa coherencia, habrá mayor tranquilidad, alivio, menor conflictividad y hasta superación de varios síntomas surgidos de la disforia de género”, afirma el psicólogo.“Esta transformación mejora la calidad de vida en general, pero en particular ayuda a focalizar mejor su proyecto personal, y sentirse más libre, puede sentirse bien consigo misma y con respecto al mundo que la rodea”. Y grafica: “Antes ella necesitaba ser y sentirse mujer; recién ahora puede pensar en ser modelo, o enfermera o maestra”.Ahora bien: con la cirugía de adecuación, ¿la disforia disminuye o desaparece? “Depende de cada caso –sostiene Borrovinsky–; en principio se disminuye y hasta puede desaparecer, es todo un proceso donde la reasignación física atiende al problema principal, que es el de la genitalidad. Pero hay otros problemas que deben trabajarse. Ella tendrá luego inconvenientes como los que tiene cualquier persona, pero tratamos de no patologizar el tema, mientras desaparecen los síntomas propios de la disforia”.

La inseguridad ahoga a La Mariscal document.title=”La inseguridad ahoga a La Mariscal – El Comercio”
Los vecinos denuncian que los controles policiales sobre la venta de drogas y alcohol son escasos.
Redacción QuitoYesenia camina despacio en la Reina Victoria, al norte. A  las 19:00 inició su turno de labores.Viste un jean celeste y una pequeña blusa negra. Yesenia tiene 27 años y aunque no habla mucho relata que desde que se dio cuenta de que era transexual (persona que tiene  disconformidad entre su sexo biológico y su sexo psicológico), su forma de ganarse la vida ha sido la prostitución.“No tengo otra cosa que hacer, no nos dan trabajo. Y La Mariscal  es el único sitio en el que puedo ganarme la vida”, dice mientras sus uñas pintadas de rojo peinan su larga cabellera negra.Aunque  los moradores de  la ‘zona’ creen que la prostitución, no solo transexual, es una de las causas de inseguridad, reconocen que no es la única que los afecta.Así lo explica Elizabeth H., propietaria de un local en las calles Reina Victoria y Roca.“La presencia de transexuales  molesta a ciertos ciudadanos, pero la delincuencia no está directamente relacionada con ellos.  Los delincuentes vienen los fines de semana en búsqueda  de turistas para robar y de droga”.La percepción de esta moradora es corroborada por Rodrigo Tamayo, jefe de la Policía Judicial (PJ) de Pichincha. Según las estadísticas de la entidad, los delitos flagrantes cometidos por personas homosexuales en la ciudad no superan los cuatro por año.El uniformado aclara: “La prostitución no es lo que atrae a la violencia y no podemos determinar que un grupo social específico la genere. Hay otros factores como la pobreza,  la desigualdad y la lentitud de los procesos judiciales”. Así lo demuestran los  datos. De acuerdo con  las cifras de la PJ, los delitos cometidos por transexuales en La Mariscal no superan los tres por año.   En lo que va del 2008, se han registrado 72.De ellos, 15 han sido asaltos, dos robos a domicilios, siete a locales comerciales y seis a vehículos.  Apenas uno está relacionado con las trabajadoras transexuales.Por ello, Yesenia defiende a su grupo: “El sitio es inseguro incluso para nosotras. He sido asaltada varias veces. Incluso los policías muchas veces  nos piden dinero para no llevarnos a los calabozos”.A James, mesero de un bar del sector, no le consta lo dicho por Yesenia; sin embargo, cuenta que no ha tenido  inconvenientes por la presencia de las trabajadoras transexuales.  “Son pacíficas.  Las infracciones son cometidas por  ladrones y vendedores de droga”.
Marco C. coincide con el mesero. El vecino, que vive en la Juan León Mera y Pinto, asegura que el trabajo sexual  callejero disminuyó en los últimos años. Para él, el problema es el expendio libre de alcohol.  “Los dueños de las licorerías  saben quiénes son los delincuentes y aun así les venden trago. La prostitución no es la única dificultad”, denunció.Al analizar la problemática, Gledys Macías, vocero de la Fundación Equidad, que funciona en el mismo sector y brinda asesoría a la comunidad Glbti  (gays, lesbianas, bisexuales, transexuales e intersex),  defiende a las minorías.Macías sostiene que la exclusión que sufren las personas transexuales empuja a que opten por prostituirse. “Sabemos que la dificultad para conseguir empleo no justifica la prostitución,  pero también sabemos que estas personas no tienen  oportunidades”.
Desde su óptica, los transexuales son vistos como personas que solo pueden trabajar en las calles o en salones de belleza.  “La sociedad debe dejar de ver a las minorías sexuales como personas promiscuas y facilistas”.

Aunque esta concepción aún no toma fuerza en la capital, la edil Margarita Carranco, a cargo de la Comisión de Inclusión Social y Género, explica que el trabajo para mermar la discriminación está en marcha. “Estamos  desarrollando políticas de protección a las minorías.  Una solución en La Mariscal  sería   la  reubicación de quienes se dedican al  trabajo sexual”. 

Como muestra de este propósito,  la semana anterior el Concejo Metropolitano aprobó la Ordenanza de Inclusión Sexual para los Glbti. A través de esta normativa se garantizan los derechos de las minorías sexuales en Quito e incluso incluye sanciones a quienes agredan de cualquier forma a gays, lesbianas, bisexuales…

Pero mientras la Ordenanza entra en rigor, Gustavo Fierro, administrador de la Zona Norte, indicó que  el monitoreo de lo sitios de riesgo, como La Mariscal, continuará. “Los trabajadores transexuales son vigilados por la Policía. Estamos buscando soluciones a largo plazo para ellos también”.

Como Carranco, Fierro manifestó que los planes contemplan  la  reubicación de los centros de tolerancia y de quienes laboran allí. Además, se trabajará con transexuales en condición de calle.

Hasta que esto ocurra Yesenia seguirá laborando en las vías de la ‘zona’. Son las 21:00 de un miércoles. Sus tacones resuenan en la acera y sus maquillados ojos buscan un nuevo cliente.

“Hola,  papi, ¿qué vamos a hacer hoy?” es la pregunta que Yesenia hace cada vez que algún hombre se acerca por las oscuras calles.

Iniciativa pide que la sanidad pública asuma las operaciones de cambio de sexo
MULET SOLICITA QUE SE INCLUYAN LOS TRATAMIENTOS HORMONALES Y ENDOCRINOLÓGICOS Y LA ATENCIÓN PSICOTERAPÉUTICA

El candidato de la coalición Bloc-Iniciativa-Verds al Senado por Castellón Carles Mulet defendió este lunes que se adopten un conjunto de medidas políticas “para garantizar que las personas transexuales normalicen su situación y la sanidad pública asuma las operaciones de reasignación de sexo“. Así, Mulet demandó que el proceso integral de reasignación de sexo entre en el sistema estatal de salud, “incluyendo, por tanto, el tratamiento de atención psicoterapéutica para el diagnóstico y apoyo, los tratamientos hormonales y endocrinológicos periódicos y las diversas intervenciones, con la creación de las unidades específicas necesarias”.

El candidato defendió que “se busca promover medidas positivas para la integración social y laboral de los transexuales, con campañas para combatir el rechazo y la discriminación”, pues -dijo- “es necesario que la transexualidad deje de ser vista como una patología o enfermedad, y reconocer que la sanidad pública cubra sus necesidades”.
“Sería necesario que el Estado español, si quiere continuar siendo vanguardista en el reconocimiento de los derechos sociales, inste a la OMS a desclasificar la transexualidad como un trastorno mental”, apuntó.
Iniciativa también pedirá en el Senado no establecer o revisar proyectos de cooperación con gobiernos que penalicen legalmente la homosexualidad o la transexualidad.

Anuncia Mariela Castro próximo libro sobre transexualidad

Matanzas, 29 feb.- Mariela Castro Espín, directora del Centro Nacional de Educación Sexual (CENESEX), anunció este jueves que en el primer semestre del actual año verá la luz el libro La transexualidad en Cuba, de un colectivo de autores.

La especialista presentó en esta ciudad el texto “¿Qué nos pasa en la pubertad?”, en la XVII Feria Internacional del Libro, y dijo a la AIN que el próximo texto es una recopilación de la sistematización de conocimientos científicos desde la comisión de atención integral a personas transexuales.

Esa comisión radica en el CENESEX, avalada por el Ministerio de Salud Pública, y se ha dedicado a realizar la captación, estudio y diagnóstico de los individuos transexuales en todo el país, agregó.

En el texto se ofrece información científica de la estrategia que se desarrolla en la Isla con vista a instrumentarla mediante políticas sociales, investigaciones en el campo jurídico, psicológico y de atención a la familia, explicó.

Mariela Castro agregó que el libro trata el tema de la información en los grupos transexuales para hacerlos activistas en la prevención de enfermedades como el VIH-SIDA.

La directora del CENESEX precisó que hay que trabajar más en las cuestiones del género, en el aprendizaje de la masculinidad y la feminidad a lo largo de la vida, porque se siguen manifestando esquemas culturales que dañan al hombre y a la mujer.

Lo importante es trasmitir los nuevos elementos que tratamos de aportar desde la educación de la sexualidad y en lo cual se integran numerosos sectores de la sociedad, añadió. (AIN).

Si yo fuera presidente // Asociación de Gays, Lesbianas y Transexuales / «Trabajaría en defensa de la integración social»
Rafael Ruiz facilitaría apoyo psicológico a las familias para que aceptasen a sus hijos gays
El nuevo presidente de la asociación albaceteña ABlesgay, Rafael Ruiz, tiene muy claro cómo lucharía por su colectivo desde Moncloa.En su opinión, hoy, cuando se han conseguido la práctica totalidad de los avances legales, «hay que trabajar en defensa de la integración social de transexuales, gays, lesbianas y bisexuales». Es más, considera que es necesario crear observatorios e institutos que velen por el respeto a las diferentes tendencias.Ruiz reconoció que dentro de su asociación hay colectivos más marginados socialmente que otros. Un gay puede ir por la calle sin que nadie lo juzgue por su inclinación sexual. Sin embargo, los transexuales son el objetivo de todas las miradas y tienen más dificultades, si cabe, para encontrar trabajo.«Tenemos que defender la inserción social y laboral porque muchas mujeres transexuales se encuentran con que no tienen más salida que la prostitución». No obstante, Ruiz reconoció que lesbianas y gays tienen que luchar contra la homofobia. Así, para quien piense como el periodista Dimas Cuevas reflejó en su día en sus artículos, el presidente de ABlesgay no tiene ningún descalificativo, pero sí un consejo: «Que nos conozcan primero y que se informen, que no se dejen llevar». En relación con la adopción, Ruiz subrayó que «todos podemos ser padres y madres y tener familia». De hecho, explicó que muchos miembros de la asociación ya viven en pareja y tienen hijos. A juicio de ABlesgay, lo que hay que hacer con estos casos es regularlos, para que ni un solo niño se vea privado de sus derechos. «Esto ya no debería dar pie ni a debate».En el gobierno de Ruiz habría apoyo psicológico gratuito para las familias con hijos gays, lesbianas o transexuales, «para que superen el miedo al rechazo social».ABlesgay llegaría al Gobierno con la intención de normalizar al colectivo, sin favoritismos, pero también sin discriminaciones. Habría campañas, como las que defienden la dignidad de la mujer, pero centradas en gays, lesbianas y transexuales. El objetivo es «que se luche contra la homofobia desde la Administración». Se ha avanzado mucho, pero, a juicio de Ruiz, aún queda un largo camino.

Brasil: transexuales podrán usar sus nombres adoptados en los hospitales públicos
Los transexuales podrán utilizar los nombres que adoptaron para identificarse socialmente al ser atendidos en los hospitales públicos brasileños, según determinó el Ministerio de Salud.Ese derecho, así como otros en contra de la discriminación, fueron incluidos en una normativa aprobada en febrero y que comenzó a regir este mes, informó este martes el Ministerio de Salud en su página web. (EFE)

El colectivo ‘Transexualidad-Euskadi’ anima a los transexuales a votar a IU

El colectivo ‘Transexualidad-Euskadi’ ha animado a los transexuales vascos y del conjunto del Estado a votar el próximo domingo a Izquierda Unida.


En un comunicado, este colectivo ha recordado que en las pasadas elecciones generales de hace cuatro años, animó a transexuales, familiares y a simpatizantes a votar al PSOE, porque prometió en su programa regular el derecho de los transexuales a la rectificación registral del sexo y la inclusión del tratamiento en el catálogo de prestaciones del Sistema Nacional de Salud.

‘Durante cuatro años de legislatura la ciudadanía transexual ha estado esperando con ansia el diagnóstico de la transexualidad y su tratamiento médico y quirúrgico incorporado en al catálogo de prestaciones del Sistema Nacional de Salud, sin que se haya cumplido’, ha añadido.

‘Transexualidad-Euskadi’ recuerda que IU, al igual que hace cuatro años, propone la gratuidad de los procesos completos de reasignación de sexo para todas las personas transexuales diagnosticadas y su inclusión en la Sanidad Pública.

Conferencias, una mesa redonda y una obra teatral conmemoran el Día Internacional de la Mujer
Los actos comienzan esta tarde bajo el lema ‘La igualdad en equilibrio’ y se prolongan hasta el 15 de marzo
06.03.08 –

Convenio con Organización de Transexuales por la Dignidad de la Diversidad de Chile

Tucuman – (Area Queer)

El Área Queer NOA y la Organización de Transexuales por la Dignidad de la Diversidad de Chile, firmaron un Convenio Marco de Apoyo, Cooperación y Desarrollo Interinstitucional. El mismo tiene por objetivo, emprender futuras acciones, proyectos y programas de apoyo y cooperación reciproco en pos de los derechos humanos, teniendo como común interés, el de contribuir al definitivo respeto de los derechos relativos a la Diversidad, Orientación e Identidad Sexual y Género

Este Marco Convenio establece la posibilidad de acciones en conjunto, con lineamientos estratégicos y marco teórico en pro de la lucha por los derechos humanos y de carácter inclusivo, tanto en Chile como Argentina, desarrollando mecanismos e instrumentos de mutua colaboración y beneficio.

Esta colaboración reciproca podría incluirlas redes de apoyo que ambas organizaciones tengan, como así también de asesorías profesionales que pudiesen ser compartidas, sin prejuicio de resguardar los objetivos de cada organización.

IGLHRC anuncia los ganadores del Premio Felipa de Souza 2008

 

Nueva York – (IGLHRC)La Comisión Internacional de Derechos Humanos para Gays y Lesbianas (IGLHRC) anunció hoy que otorgará el premio Felipa de Souza 2008 a dos de los candidatos nominados – la Iranian Queer Organization (IRQO) y el activista trans Andrés Ignacio Rivera Duarte. El internacionalmente prestigioso Premio Felipa reconoce el valor y la efectividad de grupos o lideres dedicados a mejorar los Derechos Humanos de Lesbianas, Gays, Bisexuales, Transgéneros, Intersex y otros individuos sometidos al estigma y abuso debido a su sexualidad o a su estatus VIH. Cada uno de los ganadores recibirá una suma de U$D 5.000. Los premios serán otorgados en una ceremonia especial en Nueva York el 28 de Abril de 2008.”Estamos muy honrados este año de poder otorgar el premio a dos extraordinarias y poderosas voces de los Derechos Humanos LGBTI” dijo Paula Ettelbrick, Directora Ejecutiva de IGLHRC. IRQO provee asistencia absolutamente vital a lesbianas y gays iraníes que escapan de la amenaza de muerte en su país de origen, ayudando literalmente a salvar y reconstruir innumerables vidas mientras que Andrés Rivera fue un pionero con enorme coraje en la lucha por los derechos de las personas trans en Chile. Es realmente un placer para nosotros honrar todo lo que estos notables activistas han hecho para promover los Derechos Humanos y la dignidad de las personas LGBTI.”En el año 2005, Andrés Ignacio Rivera Duarte, hombre trans, fundó la Organización de Transexuales por la Dignidad y la Diversidad, la primera ONG de Chile dedicada a luchar por los derechos de las personas trans, que actualmente lidera. Ha trabajado con el gobierno y el sistema de salud local para facilitar la evaluación, tratamiento y cirugía a las personas trans y organizó el primer debate en Rancagua sobre el Pacto de Unión Civil. Pero su trabajo no es solo con organismos de alto nivel, el también provee apoyo directo a trabajadoras/es sexuales, visitándoles por las noches distribuyéndoles café, comida e informándoles sobre VIH/Sida. Él mismo, víctima de discriminación laboral, entabló una demanda llevando el tema de la identidad de género a la opinión pública, ganando finalmente el derecho para las personas trans a cambiar legalmente su nombre y sexo en el año 2007.Fundada en el 2001 como el Rainbow Group, y conocida como Persian Gay and Lesbian Organization hasta el 2006, IRQO representa a miles de personas queer iraníes, dando visibilidad a una población que el gobierno de Irán trata agresivamente de silenciar. Con base en Toronto, Canadá, con miembros trabajando en Europa e Irán, IRQO a jugado un papel clave en documentar de violaciones a los derechos LGBT en Irán y en movilizar a la opinión publica para presionar a las autoridades Iraníes para que finalice el trato inhumano a las minorías sexuales. La organización también ayuda a gays y lesbianas refugiados en el mundo a luchar contra órdenes de deportación que podrían retornarlos a Irán -en donde enfrentarían la tortura o la pena de muerte- y los ayuda a obtener asilo en países amigables. IRQO lucha para elevar la autoestima de las personas queers iraníes ofreciéndoles consejería telefónica dentro de Irán y concientizando acerca de la homosexualidad en los medios de habla Persa.”Estamos complacidos de que la comunidad internacional haya reconocido la lucha por los derechos LGBT en Irán” dijo Arsham Parsi, director ejecutivo de IRQO. “Ya no podemos decir más que a nadie le importan nuestras dificultades. Este no es un premio solo para IRQO. Aceptamos este premio en nombre de toda la comunidad queer iraní que lucha desde hace mucho por sus Derechos Humanos básicos. La suma de dinero permitirá a IRQO continuar su campaña por los Derechos Humanos y a enfrentar la homofobia en Irán.””Recibo este premio con humildad y honrado”, dijo Andrés Rivera. “En nombre de las y los transexuales asesinadas/os, de los que luchan por construir un mundo mas igualitario y justo y por los transexuales que día a día vivimos el dolor de no ser considerados seres humanos.”Las nominaciones para el premio Felipa son solicitadas cada año por activistas de todo el mundo. Estas nominaciones atraviesan una rigurosa revisión del staff, los directivos y el Comité Internacional de Consultores de IGLHRC. El premio simboliza el espíritu de Felipa de Souza, víctima de persecución y brutalidad después de haber declarado su relación con otra mujer durante la Inquisición en el siglo XVI en Brasil.Entre los ganadores anteriores del premio Felipa se incluyen: Blue Diamond Society (BDS) de Nepal; Rauda Morcos, fundadora de ASWAT (Voces) primer grupo de lesbianas palestinas; Gays and Lesbians de Zimbabwe (GALZ), primera organización en luchar por los derechos LGTB en la sociedad de Zimbawe y proveer servicios de conserjería y campañas prevención de VIH/Sida; Simon Tseko Nikoli, celebre LGBT/HIV activista de Sudáfrica; Jamaica Forum for Lesbians, All-Sexuals and Gays, cuyo líder Brian Williamson fue asesinado en 2004; Lohana Berkins, mundialmente reconocida activista trans de Argentina; y Maher Sabry, activista Egipcio que notifico a IGLHRC los arrestos de Cairo 52, un grupo de 52 hombres que fueron arrestados por la policía egipcia en una discoteca gay de El Cairo en 2001.

Lambda pide el voto “en defensa de los derechos conquistados” y avanzar en la lucha contra la homofobia y la transfobia

   VALENCIA, 6 Mar. (EUROPA PRESS) –   El ‘Col·lectiu Lambda’ de lesbianas, gays, transexuales y bisexuales emitió hoy un comunicado en el que pide a la ciudadanía “que vote para defender los derechos conquistados para lesbianas, gays, transexuales y bisexuales” y “para poder seguir avanzando en la lucha contra el homofobia y la transfobia”.   En este sentido, Lambda está llevando a cabo un campaña que continuará el próximo viernes bajo el lema ‘Los derechos se conquistan, se disfrutan: defiéndelos con tu voto’, puesta en marcha desde la  Federación estatal de lesbianas, gays, transexuales y bisexuales (FELGTB).   La coordinadora general del Col·lectiu Lambda, Luisa Notario, consideró que “estas elecciones son especialmente importantes, puesto que “durante este cuatro años hemos visto cómo se han hecho realidad algunas de las principales reivindicaciones de nuestro colectivo, pero también hemos vivido ataques por parte de los sectores más conservadores de la sociedad, que incluso se llegaron a manifestar contra nuestra igualdad”.   Notario afirmó que “este discurso discriminatorio hacia lesbianas, gays, transexuales y bisexuales ha encontrado en el Partido Popular (PP) su principal aliado político, llevando al Congreso de los Diputados su defensa de un modelo excluyente de familia y votando contra las leyes que nos han reconocido la igualdad legal y nuestra dignidad”.   Según dijo, “en las últimas semanas el PP se ha afianzado con declaraciones del candidato a la presidencia del Gobierno, Mariano Rajoy, o su portavoz en el Congreso Eduardo Zaplana, entre otros, en su posición anunciando que cambiarán la ley que reconoce el matrimonio entre personas del mismo sexo y quitaría el derecho a la adopción a las parejas homosexuales”.  Por ello, consideró “crucial para nuestros derechos el resultado de las elecciones del próximo 9 de marzo, donde elegiremos entre continuar avanzando en políticas de lucha contra la homofobia y la transfobia o regresar a un pasado de discriminación legal”.   Así, manifestó que “necesitamos de nuevo una mayoría parlamentaria que apueste con firmeza por los derechos de lesbianas, gays, transexuales y bisexuales y pedimos el voto para aquellos partidos que la han hecho posible durante estos cuatro años y que incluyen en sus programas electorales acciones que continúen ese camino, el de continuar construyendo una sociedad más libre y respetuosa hacia la diversidad sexual”, sentenció

Cambió su sexo pero mantiene el talento
España fomenta la igualdad. Y el deporte se pone a la vanguardia de los preceptos nacionales. Un gran ejemplo lo da el ajedrez, ya que Natalia Parés, en la actualidad la mejor jugadora del país, es transexual
Natalia, de 52 años, es una transexual que abandonó el ajedrez en 1998 como Josep y ahora ha regresado a las competiciones como mujer y con grandes resultados. Incluso ya ha ganado varias partidas.Ahora, en su documento nacional de identidad pone Natalia, pero cuando ponía Josep fue subcampeón de España juvenil en 1973 y 1975. Incluso disputó el Campeonato Mundial sub 20.Natalia, en su condición de hombre, ha derrotado a los mejores jugadores españoles en los años 80. Además, tiene en su historial el orgullo de haber derrotado al mismísimo Gary Kasparov, a quien se enfrentó en una exhibición de partidas simultáneas con reloj en Barcelona, en 1988.
“Amar en tiempos revueltos”
Asociación Melillense de Lesbianas, Gays, Bisexuales y Transexuales (AMLEGA)
DEFIENDE TU IGUALDAD…En estos últimos cuatro años lesbianas, gays, transexuales y bisexuales hemos conseguido conquistas históricas para nuestros derechos y nuestra dignidad. No ha sido fácil. Fueron necesarios muchos años de reivindicación hasta llegar a la reforma del Código Civil que reconoce el derecho al matrimonio de las personas del mismo sexo o el derecho a la identidad de género para las personas transexuales. La mayoría política progresista ha hecho posible, desde el parlamento y desde el gobierno, avances muy importantes para luchar contra la homofobia en la educación, en el deporte, para reconocer la maternidad a las lesbianas, para luchar contra la discriminación y la exclusión por orientación o identidad sexual, para recordar e indemnizar a las victimas lgtb del franquismo… en definitiva para construir una sociedad más respetuosa con la diversidad sexual.Ha habido una recalcitrante oposición que culminó en las manifestaciones de los sectores más intransigentes de la Iglesia católica y el recurso de anticonstitucionalidad contra el derecho al matrimonio de las personas del mismo sexo que presentó el Partido Popular. Sus críticas apocalípticas no se han cumplido. Hoy en nuestra sociedad hay más personas, más parejas felices, hoy nuestra sociedad, en su conjunto, independientemente de la orientación o identidad sexual, es más libre y más respetuosa.En Melilla, hemos sido testigos del burdo intento por parte de algunas autoridades y agentes locales de utilizar este tema como arma arrojadiza política con carácter homófobo. Pero nuestra sociedad, en concreto nuestro movimiento, ha demostrado, estos años, organizando actividades como los primeros Orgullos en Melilla y los Premios Arcoiris&Nubarrón, lo justo de nuestro planteamientos y la fuerza de nuestras demandas. Entre nuestros retos de futuro queda conseguir que una Ciudad más abierta a la diversidad, con menos prejuicios y más tolerancia, donde la libertad de amar a quien quieras debe ser un referente para todas las culturas de Melilla, nos haga crecer como ciudadanos y personas más felices y auténticas. Queda aún mucho por hacer pero es necesario impedir cualquier retroceso, consolidar lo ya conseguido y seguir avanzando. Hemos reivindicado nuestra dignidad, hemos conquistado la igualdad, estamos disfrutando nuestros derechos y, ahora, con nuestro voto vamos a defenderlos…CON TU VOTO.

Colectivos de transexuales, gays y lesbianas critican el electoralismo de asociaciones afines al PSOE
 

David Molina
Rebelión
6 colectivos críticos de lesbianas, gays, transexuales y bisexuales (LGTB) han mostrado duras críticas hacia la oficialista Federación Estatal de Lesbianas, Gays, Transexuales y Bisexuales (FELGTB) por condenar interesadamente comportamientos LGTBfobos solo cuando vienen del PP, ignorando los que se han producido en el PSOE o en el PAR (socio del partido “socialista” en el gobierno aragonés).  La carta abierta que le han enviado  por correo a la Federación contiene como regalo una bolsa de rabitos de pasas, recomendados para evitar la perdida de memoria.     CARTA ABIERTA A LA COMISIÓN PERMANENTE DE LA FELGTB    Lo primero que queremos hacer por la presente es felicitarlas por su manifestación ante la sede del Partido Popular. La LGTBfobia de este partido es intolerable y debe ser denunciada enérgicamente.  No obstante, viendo que Uds parece que  critican la LGTBfobia solo cuando viene del PP, queremos recomendarles que se tomen los rabitos de pasa (que se adjuntan con esta carta) para mejorar la memoria, que parece que les está fallando: – Les recordamos que un alcalde turolense del PSOE insultó con homofobia a un diputado gay de la CHA.  Igual de inadmisibles fueron las declaraciones y actitud del ex alcalde de A Coruñ Francisco Vázquez. Este tipo de sujetos homófobos no han sido sancionados por su partido.  – Les recordamos que el PSOE gobierna en Aragón de la mano de un partido LGTBfobo como es el PAR. Este partido que se autodefine como “socialista y obrero” (sic) también es el único y directo responsable de que las personas LGTB+ de Nafarroa y la población navarra en general padezcan un gobierno ultraderechista, integrista católico y LGTBfobo como es el de la UPN, que gobierna en minoría gracias a una (nueva) traición del PSOE hacia el electorado.  – Les recordamos que la tortura con LGTBfobia se sigue practicando con total impunidad en las cárceles y comisarías del estado español y que este gobierno (del P”SO”E) no ha implementado las medidas propuestas por el Protocolo de Prevención de la Tortura.  – Les recordamos que la LGTBfoba jerarquía católica goza de mejor financiación pública con este gobierno del PSOE que con el anterior del PP, y que con ese dinero se contribuye a difundir la LGTBfobia en escuelas, medios de comunicación y calles del estado.  Pocas denuncias al respecto hemos visto de la FELGtB hacia los responsables de los casos citados. No queremos pensar que se está jugando de forma electoralista con los derechos de las personas LGTB+.  En ningún momento dudamos que su denuncia hacia la LGTBfobia del PP no tenga nada que ver con los pocos días que faltan para las elecciones, ni que Uds no ponen la defensa de los derechos LGTB+ bajo la tutela de otros intereses partidistas. Su apoyo al reciente acuerdo del Ministerio de Sanidad que no garantiza los derechos sanitarios de proximidad de las personas transexuales es buena prueba de su independencia y de que los derechos LGTB+ (y no otros intereses) están como su prioridad de trabajo.  Antes de despedirnos, queremos remarcar que esta carta está únicamente dirigida a los miembros de la Comisión Permanente de la FELGTB y no a sus bases, que bastante tienen con sufrir la deriva corporativa y obediente que buena parte del oficialismo LGTB parece haber elegido como estrategia.  Atentamente, las Asambleas de
Acera del Frente (integrantes del Bloque Alternativo de Liberación Sexual) (Madrid)
Col.lectiu Gai de Barcelona (Països Catalans)
Guerrilla Travolaka (Països Catalans)
LiberAcción (integrantes del Bloque Alternativo de Liberación Sexual) (Madrid)
Maribolheras Precarias (Galiza)
Stonewall (Aragon)  

DÍA MUJER. LAS LESBIANAS Y MUJERES TRANSEXUALES RECLAMAN EL FIN DE LA DISCRIMINACIÓN POR ORIENTACIÓN SEXUAL

SERVIMEDIA

MADRID, 07-MAR-2008

Mujeres transexuales, bisexuales y lesbianas reivindicaron hoy sus derechos y exigieron el fin de la discriminación por orientación sexual o identidad de género, “que se une al machismo imperante en nuestra sociedad”.

Estas mujeres, pertenecientes a la Federación Estatal de Lesbianas, Gays, Transexuales y Bisexuales (Felgtb), hicieron estas peticiones con motivo de la celebración mañana del Día Internacional de la Mujer.

“Exigimos apoyos para visibilizar y para normalizar nuestra realidad: un instrumento clave para alcanzar la plena igualdad”, señala este colectivo en una nota de prensa.

En este sentido, estas mujeres quieren que 2008 sea el año de la visibilidad lésbica, “en busca de la solidaridad y el compromiso de las instituciones públicas y privadas, también de los medios de comunicación, para luchar contra las personas que rechazan a estas féminas.

Transexualidad-Euskadi hace un llamado a la Ciudadanía Trans de la Comunidad Autónoma Vasca ante las Elecciones Generales

 

BILBAO, 07/03/2008 (TRANSEXUALIDAD-EUSKADI/ Enkidu Magazine): En el año 2004 TRANSEXUALIDAD-EUSKADI invitaba a la comunidad transexual de la Comunidad Autónoma Vasca, a simpatizantes y familiares de personas transexuales a votar al PSOE en las pasadas Elecciones Generales del 14 de Marzo de 2004.

 

El Partido Socialista Obrero Español en una de sus propuestas hacia la ciudadanía del Estado prometía lo que sigue: Derecho a la identidad sexual: Regularemos, mediante un procedimiento que establezca las garantías necesarias, el derecho de los transexuales a la rectificación registral del sexo. El diagnóstico de la transexualidad y su tratamiento médico y quirúrgico se incorporarán al catálogo de prestaciones del Sistema Nacional de Salud.

 

Durante cuatro años de Legislatura del PSOE la ciudadanía transexual ha estado esperando con ansia el diagnóstico de la transexualidad y su tratamiento médico y quirúrgico incorporado en al catálogo de prestaciones del Sistema Nacional de Salud, sin que ello se haya cumplido, ya que el Derecho a la Identidad Sexual, también contemplaba las Cirugías, así como Centros Multidisciplinares de Género dentro del Catalogo de Prestaciones gratuitas del Sistema Nacional de Salud.

 

En estos cuatro años de Legislatura, sin embargo Izquierda Unida, ha recordado reiterativamente el compromiso electoral del Partido Socialista, haciendo caso omiso dicho partido político.

 

TRANSEXUALIDAD-EUSKADI, recuerda que en el pasado programa electoral de Izquierda Unida del año 2004 proponía la gratuidad de los procesos completos de reasignación de sexo para todas las personas transexuales diagnosticadas y su inclusión en la Sanidad Pública. Como así en este nuevo programa electoral lo han vuelto a prometer.

 

Por esta razón TRANSEXUALIDAD, en esta nueva legislatura apuesta por un país más igualitario y más de Izquierdas, invitando a la ciudadanía transexual, familiares y simpatizantes con la ciudadanía transexual de la Comunidad Autónoma del País Vasco, así como a la ciudadanía transexual del Estado a votar en las próximas Elecciones Generales del próximo día 9 de Marzo al partido político Izquierda Unida.

HISTORIAS DE MUJERES HOMENAJEADAS EN LA LEGISLATURA PORTEÑA

Son ejemplo de lucha, defienden sus derechos y las reconocen

“SIN MOLDES NI PATRONES”. ASI DEFINIERON AYER A LAS MUJERES DISTINGUIDAS EN LA LEGISLATURA
Tal vez aquí esté el eje: su posición es universal, no distingue por género. Por eso no se trata de una batalla ceñida a la reivindicación del rol de la mujer. Parece más bien una lucha global, en la que los soldados son mujeres que intentan allanarle el camino a un otro: no importa su sexo.Es la historia de Alejandra Portatadino, ese “uno” de cada 120 mil personas que -promedian las estadísticas- nacen con disforia de género, una manifestación del síndrome de Harry Benjamin. “En los dos primeros meses de gestación, el feto desarrolla sus receptores hormonales. Pero a veces fallan y, cuando lo hacen, producen distintos estados intersexuales. En mi caso la testosterona no se fijó, entonces mi cuerpo se desarrolló como varón pero partes del hipotálamo lo hicieron como mujer”, explica. Quien hoy es Alejandra (49) creció con cuerpo de hombre, se vestía de hombre pero se sentía mujer.Cuando empezó a peregrinar por los consultorios, los psicólogos erraron: “trastorno de personalidades múltiples”, dijeron. Alejandra era gerente general de una petrolera de Chile, pero cuando logró que un médico acertara el diagnóstico y viajó a Argentina a hacerse la cirugía de cambio de sexo, la echaron. Alejandra logró que la ley dejara de considerar a estas cirugías como mutilación. Logró que su nombre de mujer se imprimiera en documentos privados y públicos. Y dejó una huella para los que vendrían: logró que la Corte Suprema considerara su caso como federal y sentó jurisprudencia. Logró que en el Hospital Durand se creara el primer equipo médico para detectar casos de disforia. Y desde la Comunidad Homosexual asesora a quienes están perdidos en un camino que ella conoce: “El 90% de las personas con disforia está desempleada”, cuenta. “Aún cuando no es limitante ni de nuestra dignidad ni de nuestra capacidad laboral”, explica.Por la lista de mujeres que ayer fueron homenajeadas en la Legislatura porteña por la diputada Gabriela Alegre, presidente de la Comisión de la Mujer, desfiló la vida de Mónica López (41), chofer de colectivo. “Internarse en un ámbito tradicionalmente reservado para hombres fue difícil. Les costó aceptarme, hasta a mi hija le costó entender que tiene una mamá chofer. Pero hoy sabe que es una mamá que sale a pelear por su trabajo todos los días, de una forma o de otra”, cuenta.35 años de juventud, Raquel Lemme es sorda, hija de padres sordos. “Raquel pelea por los derechos de los sordos porque no hay políticas desde el Gobierno: nadie se ocupa de que haya intérpretes en la televisión para que puedan informarse y cuando vayan a votar no tengan que elegir sólo una cara vacía”, cuenta Liliana, su “mamá adoptiva”, su voz. Desde el 2006, Raquel es asesora de Lengua de Señas Argentina en la Universidad de la Habana.Y está la investigadora del Conicet, Mercedes Weissenbacher, la primera mujer argentina que es miembro titular de la Academia Nacional de Medicina de Buenos Aires: un mundo que -como el de los colectiveros-, siempre estuvo reservado a los hombres. Y está Natalia Prosdocimi, la primera mujer argentina y de América latina en obtener el título de Capitán de ultramar y romper con una tradición de 200 años. “No es nada fácil. Siendo mujer, las miradas están puestas en los errores y todo el tiempo debés demostrar que estás donde estás porque servís”, muestra.La actriz Cristina Banegas leyó para cerrar la mañana. Y eligió un texto del escritor argentino Néstor Perlongher. Ese que se llama “Por qué seremos tan hermosas”.

var mm1550314 = Array( ‘mm1550314g’);

En seis años 200 mujeres lesbianas y transexuales han denunciado ser discriminadas en Chile

La cifra es alarmante ya que son pocas las que se atreven a denunciar considerando que las minorías sexuales constituyen sólo entre el 7 y 10 por ciento de la población.

El Movilh demandó al Servicio Nacional de la Mujer incluir en sus políticas la realidad del sector, además de las mujeres adultas mayores, las con discapacidad, las pobres, las niñas, y las que viven con VIH/SIDA.

En el marco del Día Internacional de la Mujer, el Movimiento de Integración y Liberación Homosexual de Chile (Movilh) reportó hoy que 200 lesbianas y transexuales femeninas han denunciado desde el 2002 al 2007 haber sido víctimas de brutales casos de discriminación, sólo en razón de su identidad de género y/u orientación sexual.

El organismo precisó los atropellos se han traducido expulsiones de trabajos colegios y familias, humillaciones y chantajes, agresiones físicas y verbales, femicidio, violencia intrafamiliar y despojo de hijos o hijas, según lo advirtió el año pasado el mismo Comité de Derechos Humanos de las Naciones Unidas el 2007 tras recibir y analizar los informes anuales del Movilh.

«Estas cifras son alarmantes, pues sólo consideran a quienes denuncian, mientras que la mayoría mantiene en reserva los atropellos. Además, proporcionalmente la cifra es muy alta, pues las minorías sexuales suman entre el 7 y el 10 por ciento del total de la población», indicó la activista del Movilh, Sofía Velásquez.

Aunque desde el Movilh se ha ayudado a más del 90 por ciento de las personas que han sido víctimas de la lesbofobia o transfobia en Chile, lo concreto «es que necesitamos una política clara de parte del Estado, pues es su responsabilidad dar igualdad de derechos a todas las personas. Ningún Estado puede ser indiferente a las violaciones a los derechos humanos».

En ese sentido las transexuales y lesbianas del Movilh solicitaron expresamente esta semana a la ministra del Servicio Nacional de la Mujer (Sernam), Laura Albornoz, que considere en las políticas y discursos públicos del sector la realidad de diversas personas que padecen doble discriminación.

«Mujeres pobres, con algún tipo de discapacidad, viviendo con VIH/SIDA, adultas mayores, niñas, jóvenes, lesbianas y transexuales femeninas son y somos particularmente vulnerables desde el punto de vista social y, por ello, estimamos más que oportuno, que en sus discursos sobre los derechos del sector» se mencionen a estos grupos, además de diseñar políticas focalizadas, indicó el Movilh a la ministra.

El organismo añadió a Albornoz que «usted está en pleno conocimiento y conciencia de que la primera lucha que debieron dar las mujeres para avanzar hacia mejores igualdades de derecho fue su visibilidad y el derecho a ser nombradas».

Sin embargo, «hasta ahora en los discursos públicos del Sernam, las lesbianas y transexuales femeninas hemos sido invisibles, pese a que nuestra organización se ha reunido con todas las ministras del sector desde que se recuperó la democracia con el objeto de revertir esta situación», sostuvo el Movilh

«En momentos cuando nuestro país es gobernado por una mujer, la presidenta Michelle Bachelet, quien expresamente ha rechazado la discriminación por la orientación sexual y el género, consideramos más que propicio que el mismo Sernam se haga eco de este discurso, pues es el primer paso para algún tipo de reconocimiento. En otras palabras, al menos lo que se nombra, existe. Y si existe, puede avanzarse en conquistas de igualdad de derechos», puntualizó el Movilh.

En el marco del Día Internacional de la Mujer, el Movilh anunció, por último, que próximamente organizará el primer casamiento simbólico entre dos mujeres.

«Queremos ampliar los debates sobre las mujeres homosexuales, queremos decir que amamos y deseamos y por eso una señal de este tipo demostrará que existimos y que es necesaria la legalización de las parejas constituidas por personas del mismo sexo», apuntó la activista Sofía Velásquez.

Movilh

Un libro alerta de que los jóvenes homosexuales, bisexuales y transexuales viven una situación de “exclusión permanente”

SEVILLA, 9 (EUROPA PRESS)
El libro ‘Adolescencia y sexualidades minoritarias. Voces desde la exclusión’ (Editorial Alcalá) advierte de que los adolescentes lesbianas, gays, transexuales o bisexuales, conocido como el colectivo LGTB, viven en una situación de “exclusión permanente”.
Según el periodista y coordinador del libro, Jesús Generelo, esta afirmación se desprende de una investigación que da origen a este texto Y que busca dar continuidad al estudio ‘Homofobia en el sistema educativo’, que la comisión de Educación de Cogam en colaboración con el departamento de Antropología Social y Pensamiento Filosófico Español de la UAM llevó a cabo e 2004 a 2005.
En este caso, el objetivo ha sido, “no tanto constatar que sigue produciéndose esta situación, como averiguar de qué manera viven su condición sexual estos jóvenes, qué piensan, qué relaciones tienen, cómo lo viven en sus familias, en la escuela, los conflictos o como se perciben a sí mismos”, aclaró el coordinador a Europa Press.
Uno de las conclusiones más llamativas del estudio, es, según Generelo, que “todas las situaciones de la vida de estos adolescentes: la escuela, la familia o la búsqueda de amigos, en un momento u otro, se convierten en situación de exclusión e incluso de riesgo”.
“En el momento en el que empiezan a descubrir que su sexualidad no se ajusta a los canones de la mayoría, comienza a situarse en una situación de riesgo, a veces de certeza de peligro psicológico o físico”, señaló.
La educación sexual en la escuela, por ejemplo, presenta “graves carencias”, según el periodista, que “no tiene en cuenta” que al menos un 12 por ciento de los jóvenes “no se declara abiertamente heterosexual” y un 5 por ciento se declara homosexual.
“Estos jóvenes reclaman a gritos una educación sexual que atienda a la diversidad, y también se hace necesario que los profesores se formen para tratar a este colectivo con respeto”.
“NO EXISTEN ESPACIOS DE SOCIALIZACION”.
Sin embargo, también señaló Generelo algunas conclusiones positivas de este estudio, como que los adolescentes LGTB son “muy valerosos” y poseen una “gran capacidad de resilencia”, así como que tienen clara su identidad sexual “cada vez a edades más tempranas”, porque hay “más información, sobre todo través de Internet, la “tabla de salvación” de muchos de ellos.
No obstante, “tienen muy pocas posibilidades reales de desarrollar su identidad en la sociedad”, ya que “no existen espacios de socialización pensados para la diversidad sexual, y los que existen están dirigidos a personas de mayor edad”.
“En general, nuestra sociedad da bastante la espalda a estos adolescentes, casi fantasmas, porque son invisibles, la sociedad no los contempla, ya que hace una permanente presunción de heterosexualidad”, lamentó.
Por último, el coordinador aseguró que los avances legales en este terreno “son fundamentales”, ya que “aunque se piense que no es tan importante que se reconozca el derecho al matrimonio o adopción para este colectivo, éste sale muy reforzado, porque se siente partícipe de la sociedad, amparado por el Estado y con fe en el futuro”.

Entrevista exclusiva con el Diputado David Sánchez Camacho

La primera vez que subí a tribuna… algunos diputados hacían movimientos con las manos y se tocaban en el hombro, burlándose de mí… yo les dije que por ese tipo de actitudes, se generan acciones que ocasionan el asesinato de muchas personas homosexuales

Ciudad de México, a 6 de marzo de 2008 (Enkidu Magazine; fotos Agustin Villalpando/Enkidu Magazine): En esta ocasión fuimos recibidos en la Cámara de Diputados por un miembro prominente del Partido de la Revolución Democrática, Secretario de la Comisión (ordinaria) de Atención a Grupos Vulnerables y forma parte de las comisiones de Defensa Nacional y de Equidad y Género, así como de la Comisión Especial denominada Reforma del Estado: David Sánchez Camacho, quien en estos momentos integra la Planilla 103 hacia las elecciones internas de su partido a fin de designar nueva dirigencia nacional, así como Consejo Nacional y Consejos y congresos Estatales. Primero que nada hablamos sobre su trabajo legislativo, luego hablamos de la elección dentro del PRD y pasamos a conocer un poco más sobre la labor y las experiencias de este hombre político mexicano, quien es, además, abiertamente gay.

 

Dr. Lars Ivar Owesen-Lein Borge, Director General & Coordinador Académico/Enkidu Magazine: ¿Cómo está el asunto de la reserva?

 

Diputado David Sánchez Camacho/PRD: Se pospuso para la próxima semana, miércoles o jueves, para ver si logramos un consenso entre PRI, PRD, Alternativa, Convergencia y Nueva Alianza. Yo creo que la vamos a ganar. La solicitud es quitar la palabra “prevención de abortos” y buscar que las mujeres tengan información científica y objetiva.

 

Dr. Lars Ivar Owesen-Lein Borge, Director General & Coordinador Académico/Enkidu Magazine: ¿Cómo van los preparativos para el 16 de marzo?

 

Diputado David Sánchez Camacho/PRD: En estos momentos estoy haciendo campaña en todo el Distrito Federal. Tengo alianzas con diferentes grupos que incluyen agricultores, campesinos, trabajadoras sexuales, así como personas con discapacidad. De hecho, prácticamente estamos haciendo campaña casa por casa en todo el D. F. [Distrito Federal, Ciudad de México, N/E> y el 16 de marzo sabremos los resultados.

 

Dr. Lars Ivar Owesen-Lein Borge, Director General & Coordinador Académico/Enkidu Magazine: ¿Quiénes integran su planilla?

 

Diputado David Sánchez Camacho/PRD: Están personas de la diversidad sexual, compañeros de Tlahuac, de Salvador García; en Tlalpan está Benjamín;  así como personas en la Cuauhtémoc,  Miguel Hidalgo.

 

Dr. Lars Ivar Owesen- Lein Borge, Director General & Coordinador Académico/Enkidu Magazine: ¿Por qué un miembro de su partido debe votar por Ustedes?

 

Diputado David Sánchez Camacho/PRD: Porque nosotros, de alguna forma, queremos buscar que el partido encabece todos estos temas. Finalmente, en el Congreso del PRD se han aprobado en el tema de la diversidad, temas que afectan a personas transgénero y transexuales. También deseamos buscar que el PRD encabece que en todos los estados de la República se empiecen a adoptar leyes para prevenir la discriminación y también lograr legislaciones a favor de las relaciones entre parejas formadas por personas del mismo sexo.

 

Además, lo que nosotros queremos en el PRD, si yo llego al Consejo Nacional del partido quiero solicitar, y ya es un compromiso que tiene Jesús Ortega con nosotros, de dotar de recursos a la Comisión Nacional de la Diversidad Sexual del PRD y a las comisiones estatales, porque no tenemos recursos. Existen las comisiones pero quienes trabajan ahí lo hacen de manera honorífica y lo que nosotros queremos es establecer una red o una organización de la Comunidad LGBT, integrada al PRD para que, en el futuro próximo, podamos buscar otros espacios de representación popular, este es nuestro propósito al llegar al Consejo Nacional y para los consejos estatales; tal vez en este periodo no se pueda, pero sí en tres o seis años más, a fin de que podamos tener la capacidad de nombrar, por lo menos, a un candidato a diputado plurinominal por cada una de las circunscripciones y tratar de meter a un diputado local por lo menos en cada una de las legislaturas locales, para eso nos tenemos que organizar y, si llegamos de nuevo al Consejo Nacional, el siguiente paso es hacer un llamado a los militantes o más bien dicho, a los integrantes del sector LGBT para que pueda participar en política. Invitarlos a partir del PRD.

 

Dr. Lars Ivar Owesen- Lein Borge, Director General & Coordinador Académico/Enkidu Magazine: Actualmente se discuten tres iniciativas de ley, muy importantes para las diversidades sexo-genéricas en México, tanto a nivel federal como en la Ciudad de México. ¿Cómo va el proceso de dichas iniciativas y cuál ha sido su participación en estos procesos?

 

Diputado David Sánchez Camacho/PRD: En la Comisión de Nuevos Sujetos, Nuevos Derechos la opinión ya se dio positiva, ya hay un dictamen a favor, ya se turnó a las Comisiones de Presupuesto y Cuenta Pública y a las de Justicia y Derechos Humanos y ahora, yo en lo particular lo que estoy haciendo, es tratar de organizar que las comisiones respectivas organicen una reunión con especialistas y con miembros del sector trans para que conozcan el tema. Yo le he estado diciendo a los diputados de las citadas comisiones que no pueden legislar si no conocen el tema, que no pueden decir “no” por temor a algo que no conocen.

 

Yo espero que en los próximos días me den fecha en la Comisión de Derechos Humanos para la reunión con especialistas y con hombres y mujeres trans para que conozcan la problemática de primera mano y decidan el dictamen.

 

En el Distrito Federal creo que sigue la discusión y espero que las iniciativas se aprueben porque el PRD es mayoría. Aquí el problema es el año próximo, aunque en este caso sí le corresponde al Movimiento LGBT exigirle a los diputados que elaboren un presupuesto, si tal es el caso, para las operaciones genitales, pues las estéticas son más controversiales.

 

Dr. Lars Ivar Owesen-Lein Borge, Director General & Coordinador Académico/Enkidu Magazine: ¿Qué obligaciones y derechos tendrían las parejas que en la Ciudad de México y en Coahuila ya han firmado una Sociedad de Convivencia o un Pacto de Solidaridad si es aprobada la iniciativa sobre seguridad social?

 

Diputado David Sánchez Camacho/PRD: La propuesta que nosotros hemos hecho no nada más atiende a esos dos casos, sino que están comprendidas las parejas del mismo sexo en todos los estados, igualarles al trato de concubinato para que tengan derechos y puedan tener acceso a la seguridad social como es el IMSS y el ISSSTE, pero también, si se llega a aprobar, la persona gay, lesbiana o bisexual o transgénero, que contrate un servicio médico de gastos médicos mayores, particulares, también su pareja podrá ser inscrito. Hay un antecedente. Parece ser que un investigador de la UNAM registró a su pareja en el caso de gastos médicos mayores y fue aceptado por la compañía. De ahí nos vamos a agarrar para el dictamen, pues hay mucha renuencia, sobre todo los diputados del PAN, les da mucho temor ese tema. [Agustin Villalpando interrumpe pues recuerda que el Dr. Xavier Lizarraga Cruchaga inscribió a su pareja, siendo él miembro de la Escuela Nacional de Antropología e Historia; a lo que Sánchez Camacho comenta> De hecho vamos a lanzar una convocatoria nacional para llamar a toda la Comunidad LGBT y sobre todo en cuanto a seguros ante particulares y a la seguridad social, sobre personas que hayan registrado a sus parejas y si han sido aceptados necesitamos que vengan acá porque los necesitamos como antecedentes y que puedan apoyar a la aprobación de esta propuesta.

 

Sobre los beneficios, en caso de que fuese aprobada la iniciativa, tenemos que, en caso de que llegase a fallecer el trabajador, la pareja tener derecho a la pensión alimenticia, tener el derecho a la seguridad social, pues ahora mucha gente se queda en la calle y sin seguridad social.

Dr. Lars Ivar Owesen-Lein Borge, Director General & Coordinador Académico/Enkidu Magazine: Es muy importante que se discutan este tipo de leyes, de manera abierta. Entonces, ¿la sociedad mexicana es, en su opinión, más incluyente o tolerante, o sólo se trata de un cambio legislativo pero no cultural?

 

Diputado David Sánchez Camacho/PRD: Yo creo que ha estado cambiando la sociedad, esto se debe a la participación de la gente, de los integrantes del Movimiento LGBT en la política. Algunos no me quieren porque no quieren a los partidos políticos, pero yo siempre he dicho que para poder cambiar a la sociedad, hay que participar en estos espacios y la cuestión de la sociedad, yo creo que está empezando a cambiar en el resto del país.

 

Además, a veces tengo la impresión de que la sociedad mexicana vive una doble moral, pues si le preguntas a un hombre solo si está de acuerdo con la diversidad y la sexualidad y la no discriminación te dice que sí está de acuerdo, pero cuando se reúne con otro grupo de hombres, comienzan a burlarse y demás, precisamente para manifestarse ante los otros. Entonces falta mucha educación y concientización de la sexualidad para que no se sientan amenazados y si bien te apoyan de manera privada, en lo público no nos ataque. La idea es que no se sientan amenazados.

 

Dr. Lars Ivar Owesen-Lein Borge, Director General & Coordinador Académico/Enkidu Magazine: El 8 de marzo es el Día Internacional de la Mujer, ¿cuál es, en su opinión, la situación de la mujer mexicana en estos momentos?

 

Diputado David Sánchez Camacho/PRD: Se ha avanzado pero sigue existiendo mucha discriminación y mucha violencia, sobre todo en el interior del país, donde existe una violencia impresionante. Lo que sí, me gustaría que entrara ya en el tema del Día de la Mujer, y que no han tocado las compañeras, es el de las mujeres transexuales. Yo fui a Alemania hace unos meses, fui por Equidad de Género y no me dejaban hablar porque soy hombre. Yo les decía que sí, que soy hombre y soy gay pero no vengo a hablar de ellos, vengo a hablar de unas mujeres que no toman en cuenta, que son las mujeres transexuales. Finalmente, después de un pleito con las compañeras organizadoras alemanas, aceptaron que hablara. Creo que al Movimiento Feminista le hace falta considerar como parte de este género a las mujeres transexuales y transgénero. Me gustaría hacer un llamado a las líderes feministas para que integraran a estas mujeres.

 

Agustin Villalpando Sanchez, Editor/ Enkidu Magazine: Finalmente, ¿cuál ha sido su experiencia hasta el momento en la política y de qué manera llamar a los jóvenes de la diversidad sexo-genérica a integrarse a un movimiento político?

 

Diputado David Sánchez Camacho/PRD: Pues fue muy complicado para mí. Yo fui diputado de 1997 al 2000, fui de clóset y vi que se podía meter el tema; sin embargo, una vez que metí el tema fue complicado; empezaron los ataques a mi orientación sexual y tuve dos opciones: o me retiraba de la política, que es lo que me gusta, es mi pasión, o me salía del clóset.

 

Entonces fue cuando me salí del clóset y si antes decían “David es puto” o “David es gay”, una vez que dije: “Lo soy, ¿y?” se quedaron callados, ya no había forma en que me pudieran sacar. Fue un periodo muy difícil, del 2000 al 2003, cuando me empezaron a atacar, los mismos compañeros en el Delegación Magdalena Contreras, tuve una recaída política fuerte, pero dije “voy a salir” y afortunadamente llegamos otra vez a la Cámara de Diputados.

 

Ahora que regresé, la primera vez que subí a tribuna me definí como gay y algunos diputados del PAN, alcancé a ver que hacían movimientos con las manos y se tocaban en el hombro, burlándose de mí. Así que yo les dije que por ese tipo de actitudes, se generan acciones que ocasionan el asesinato de muchas personas homosexuales.

Urgen a reconocer derechos de transexuales
Al declarar inaugurados los foros informativos sobre la “Iniciativa pro-derechos de las personas transexuales y transgenéricas”, el coordinador de la Coalición Socialdemócrata, Jorge Carlos Díaz Cuervo, reiteró que la existencia de estos grupos sociales es una realidad en el Distrito Federal, por lo que es urgente que se les reconozcan sus derechos e identidad a través de la ley.En tanto, el director del Instituto Mexicano de Sexología, Juan Luis Álvarez Gayou, aseveró que la iniciativa, en la que se busca que las clínicas de la ciudad de México brinden atención psicológica y quirúrgica a este sector de la población, no comprometería la capacidad de respuesta de la Secretaría de Salud ante otras enfermedades ni implicaría un gasto exacerbado para capacitación y acondicionamiento de los hospitales. (YR)

Discriminan a bombero transexual en Rosario
“Angie” fue removida de su cargo y aislada de sus compañeros tras trascender su identidad sexual. “No podía salir a la calle”, confesó
“Me empezaron a hostigar diciéndome que no había lugar para mí“, destacó la bombero que es parte de los Bomberos Zapadores, los cuales dependen de la Policía de la provincia de Santa Fe.”Angie”, cuyo verdadero nombre es Walter Álvarez, debería tener la categoría de cabo primero pero fue degradada cuando trascendió su transexualidad.“No podía ni salir a la calle”, recordó la bombero, quien era obligada a trabajar en el comedor del cuartel, lejos de las miradas. Pero pronto se hartó de la situación y decidió enfrentar a sus superiores. Exige cambios en el reglamento.”Mandé una carta con un abogado reclamando la tarea administrativa que me habían asignado. Me tuvieron dos meses colgada”, recordó, según el diario Rosario 3.Pero “Angie” solo siente discriminación por parte de las autoridades. “Mis compañeros, mi entorno de trabajo no tiene problema, me respetan en todo”, reconoció.Ahora desea “que se marque un cambio” ya que “las leyes vigentes son del 65, cuando esto era considerado una enfermedad”

Homosexuales, bisexuales, transexuales….y ¿heterosexuales?

La Universidad de Salamanca celebra del 9 al 11 de abril un Curso Extraordinario y de Formación Continúa sobre homosexualidad, transexualidad, bisexualidad… y también de heterosexualidad.
La iniciativa, que celebra su segunda edición, es obra de colectivos salmantinos pertenecientes a la Federación Estatal de Lesbianas, Gays, Transexuales y Bisexuales (FELGTB). La principal novedad de esta edición es la inclusión de la heterosexualidad. Según afirman los organizadores, el objetivo es que “el mensaje vaya más allá” de los colectivos LGTB -lesbianas, gays, transexuales y bisexuales- y “llegue a la inmensa mayoría de la sociedad”.Entre los temas que se tratarán, encontramos un estudio detallado de la labor de los medios de comunicación respecto a la diversidad de orientación y/o identidad sexual; el empoderamiento lésbico; la inmigracion; los derechos humanos; el heterocentrismo o las políticas LGTB de las formaciones políticas progresistas más importantes del Estado español.Participarán como ponentes destacadas figuras del mundo académico, de la política así como del movimiento asociativo LGTB, como por ejemplo el presidente de la FELGTB, Antonio Poveda, el Catedrático de la Sexualidad y de Psicología Evolutiva y de Educación de la Universidad de Salamanca, Félix López o el Secretario de movimientos sociales del PSOE, Pedro Zerolo.El curso está reconocido por la Universidad de Salamanca, por lo que se concederán dos créditos de libre elección a los estudiantes que participen en el mismo. Los interesados pueden escribir un mail a www.usal.es/precurext

En espera, operaciones de cambio de sexo

Hay resistencia para que las pague el GDF

Ella Grajeda
El Universal
Martes 11 de marzo de 2008

ella.grajeda@eluniversal.com.mx

La propuesta para que los hospitales del gobierno del Distrito Federal realicen y paguen las operaciones quirúrgicas de cambio de sexo quedará en espera, ya que aún hay varias resistencias por parte de las autoridades y algunos sectores de la sociedad.

El legislador Jorge Carlos Díaz Cuervo, quien es el principal impulsor de esta iniciativa, aceptó que en el próximo periodo ordinario de sesiones en la Asamblea Legislativa, que inicia el 15 de marzo y concluye a finales de abril, sólo se discutirán las reformas al Código Civil del DF para reconocer jurídicamente a los transgéneros, quedando en espera el tema de las operaciones quirúrgicas de cambio de sexo.

De contar con el apoyo mayoritario de los legisladores, las personas transgéneras podrán cambiar su nombre en las actas de nacimiento y en otros documentos oficiales como credenciales de elector.

Díaz Cuervo, en entrevista con EL UNIVERSAL, dijo que el fondo de esta propuesta es que se expida una acta de nacimiento nueva, donde aparezca el nombre y el sexo de la persona que decidió cambiar de hombre a mujer o de mujer a hombre. “Su identidad anterior se queda en el Registro Civil del DF y puede ser revelado por orden de un juez, para evitar que no se cambie la identidad de una persona en caso de verse involucrada en un fraude”.

Actualmente las autoridades locales escriben a un costado del acta de nacimiento el nuevo nombre de la persona, pero preserva el original en el mismo documento, después de un juicio.

Al respecto, Andrés Linares Carranza, especialista en derecho por la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) y juez en lo familiar del TSJDF, explicó que si se logra la reforma como la están planteando los diputados, la persona interesada en cambiar su nombre tendría que hacer una reasignación especial bajo un procedimiento que marcarán las mismas autoridades.

La FELGTB celebra el rechazo de las urnas a la discriminación LGTB

 

* La ciudadanía, con una alta participación, ha apostado por el apoyo a medidas sociales que aseguran los derechos LGTB

 

MADRID, 10/03/08 (FELGTB / Enkidu Magazine): La Federación Estatal de Lesbianas, Gays, Transexuales y Bisexuales, FELGTB, quiere felicitar a la ciudadanía por la alta participación en la pasada jornada electoral demostrando la madurez de la democracia que hoy en día disfrutamos y lo asentada de sus valores.

 

Tras una intensa campaña electoral donde la FELGTB se ha implicado a fondo para defender los históricos avances legislativos de la pasada legislatura, la alegría se ha hecho patente al comprobar que los resultados asientan dichos éxitos.  “Los resultados nos dan esperanza para seguir avanzando en la verdadera igual social para lesbianas, gays, transexuales y bisexuales”, ha asegurado el presidente, Antonio Poveda, quien además ha agradecido los apoyos al colectivo y a la diversidad familiar recibidos durante la campaña.

 

La Federación también quiere expresar tristeza por el retroceso de Izquierda Unida, un partido que ha trabajado sin fisuras por la defensa de los derechos LGTB y a quien debe reconocerle su trabajo al respecto.

 

Asimismo la FELGTB desea hacer pública su felicitación a los 49 colectivos LGTB que constituyen la Federación y que han trabajado por hacer llegar la campaña “Tus derechos se conquistas; se disfrutan; defiéndelos con tu voto” a todos los rincones de la geografía estatal.

 

La jornada del domingo fue seguida muy de cerca por el resto de países donde celebran el retroceso de las posturas LGTBfóbicas y los avances en igualdad.

 

España se ha convertido en un referente por los derechos LGTB en el mundo y hoy millones de lesbianas, gays, transexuales y bisexuales celebran el apoyo de la ciudadanía española a los mismos.

 

Sylvia Jaén, Secretaria General, ha destacado: “Dentro y fuera de nuestro país celebramos la consolidación de nuestros derechos y desde la FELGTB les anunciamos que este año 2008 será el año de la visibilidad lésbica y nos ponemos a trabajar desde ya”.

 

La FELGTB espera una próxima legislatura de avance que consolide la igualdad y que desemboque en unas futuras elecciones sin propuestas discriminatorias a la realidad LGTB en ningún programa electoral.

 

Para más información: www.felgtb.org

mi lugar en el mundo

Celeste Montanari se hizo conocida cuando participó en el reality show El Bar, antes de que el 2001 estallara, en un gesto de visibilidad que se convirtió en político: era la primera transgénero que se mostraba orgullosa y lejos de las plumas o la prostitución. Ahora protagoniza La lección de Anatomía, una obra mítica que la obliga a mostrarse desnuda pero que ella lee como la “frutilla” de una etapa de su vida en la que aprendió a “hacerse cargo” de quién es.

Por Marta Dillon

Un segundo antes de subir al pequeño escenario del Teatro Concert, Celeste Montanari está de pie en mitad de la sala, con su pollera larga, amplia, y una camisa blanca que ofrece su escote como una ofrenda. Cuando el silencio y la oscuridad subrayen cada tos como la estridencia de un salto en una música suave, ella, junto al resto del elenco, subirán lentamente al escenario y de pie frente al auditorio comenzarán a quitarse la ropa, a dejarla caer en un gesto de despojo que se repite desde hace 32 años, los mismos que lleva en la cartelera de distintos teatros, sin interrupciones, La lección de anatomía, la obra de Carlos Mathus. Y Celeste cumple con el ritual que impone el guión, ya no tiembla como al principio, cuando inauguró con su anatomía un pasaje distinto del personaje que cada uno construye para salir al mundo al cuerpo desnudo, sin más afeites que los que se pueden imprimir en el recorrido del pelo o su ausencia como última marca de identidad. Ella, que nunca se desnudó delante de nadie más que de ese novio al que agradece haberle dado su lugar en el mundo, el lugar de mujer que era su sueño eterno, ahora se planta y se muestra durante ocho eternos minutos así como es, con sus genitales masculinos y sus formas femeninas. Un cuerpo diverso, diferente a unos y similar a otros, un cuerpo que es único porque es el de ella y en el que aprendió a reconocerse a lo largo de un tiempo eterno que de todos modos no se termina. Porque si la identidad es una estrategia a la que es necesario echar mano para recortarse en un mundo binario que espera que todos y todas encajen en uno de dos lugares fijos, hombres o mujeres, femenino/masculino, ella aprendió a transitar entre lo que le devolvía el espejo y su propio deseo dibujando mapas nuevos, recorridos suyos, de Celeste, que le permiten decir ahora que es tolerablemente feliz. Que sabe quién es y que podría seguir cambiando, porque soñar también es un derecho y el sueño también puede ser el anticipo de lo posible. “Es como la frutillita de esta etapa de mi vida –dice ella, vestida tan de rosa que no escapan de la combinación ni el reloj ni la cartera–, esta etapa que tiene que ver con hacerme cargo de que esto es así… y no hacerme tanta mala sangre porque no me puedo operar. En lugar de eso, lo tomo como que tengo un rollito de más.”
La incomodidad está ahí, de todos modos, late entre sus piernas, convierte en una pesadilla un acto tan simple como estar sentada dos horas en el cine. Y en una amenaza permanente la posibilidad de que algo de lo que ella habitualmente oculta se deje ver una tarde de verano cualquiera, cuando decide ponerse una bikini. No es fácil, insiste, es una porquería, llega a calificar evitando nombrar a su pene más que por el nombre técnico, o diciéndole “eso”, yendo y viniendo de una apropiación de su cuerpo a la ajenidad que le provoca su “condición”. Pero ese camino de ida y vuelta ha sido la huella que fue dibujando su nombre y la definición que encontró para lo que la distingue: transexual. Y no travesti, que eso, insiste, es otra cosa. “Porque más allá de que no esté operada hay una genética que me describe como transexual, la gente piensa que sólo son los que están operados, pero el término transexual en medicina o transgénero es mucho más complejo que un travesti. La transexualidad se puede dar de una manera natural, como es en mi caso que hay papeles que lo demuestran. Mi conformación genética es XXY, y eso me convierte en un caso en un millón.” No es que a ella le guste ser una excepción, es que eso es lo que es y fueron los papeles, la “explicación científica y universal”, lo que le permitió enfrentar el mundo y desarrollarse en estos 27 años como una estudiante destacada, abanderada en el colegio, con un promedio excelente en la carrera de Comunicación Social, de donde egresó poco después de haber atravesado por la experiencia de un reality show –El Bar–, que en 2001 expuso sus estrategias y hasta amenazó con desarticularlas, débiles todavía frente al prejuicio machista de uno de sus compañeros –casi enemigos– que eligió para insultarla el nombre con que sus padres laanotaron después de nacida. “Callate, Carlos”, le dijo entonces un falso poeta que no consiguió los laureles del premio, aunque cierto consenso de los televidentes lo había llevado hasta el final de la ¿contienda? que proponía el programa de Cuatro Cabezas. Y sin embargo no pudo con la entereza de quien llegó a ese nivel de exposición para poner en práctica una “estrategia” nueva que le permita llegar a los medios, el ambiente que consideraba el final de una carrera por convertirse en periodista. Y eso que ya había ejercido como tal, como productora de un programa de espectáculos de la señal de cable Tele Red. Y como locutora, desde los 14 años, en una radio de Escobar, a la que muchos camioneros se prendían, envueltos en la red de su voz, su voz de mujer. “Fue gracioso, cuando volví a la radio después del reality, muchos se quedaron sorprendidos porque antes no sabían todo sobre mí.” Ningún oyente la abandonó, asegura, al menos ninguno lo dijo al aire. Al aire sólo recibió halagos por su fortaleza, su valentía, y también su discreción. En definitiva, el gesto político que implicó su participación en ese show se había cumplido. Ella quería un lugar en el mundo mediático, pero también quería ampliar los límites de la aceptación general, que tantas veces la habían encorsetado no sin poco sufrimiento, aun cuando Celeste aceptara las reglas. Que eso, al fin y al cabo, también es una estrategia.
“Yo era absolutamente normal cuando nací, sólo que no tenía testículos y fue por eso que empezaron los estudios. Pero el médico dijo ‘vamos a esperar para ver si es un varón que nació con un problema o es una mujer que nació con pene’.” Celeste no dice, a lo mejor no sabe cabalmente, cómo escucharon sus padres semejante declaración. Tuvo que trabajar “interiormente” para domar ese enojo contra ellos por haberla tenido así, por no haber intervenido antes de que ella fuera capaz de descubrirse en el espejo. “Mis viejos son buena gente y los adoro, y están conmigo; pero por ahí, si hubieran ido a la facultad o hubieran estudiado más, podrían haber hecho algo de inmediato para solucionar el tema. Pero no lo hicieron.” Celeste no sabe que hay quienes se rebelan contra la intervención quirúrjica que intenta normalizar a quien nace diferente para que pueda encajar en las dos categorías en las que la mayoría se permite pensar y dividir a las personas, obviando los muchos tránsitos posibles que se ponen en práctica a pesar de la normativa. Para ella también el mundo era así, se podía ser hombre o mujer, nada más, “ni siquiera imaginaba, cuando era chica, que se podía ser travesti y que estuviera todo bien”. Y la verdad es que todo bien no está, más allá del camino que elija cada cuál para reconocerse y aceptarse y disfrutarse, para ser de acuerdo al deseo propio y al instante en que se realiza, el sufrimiento, la incomodidad frente a la multiplicidad posible forma parte de cada historia de diversidad; al menos es parte del tránsito. “Mis viejos –dice– hicieron lo que puede hacer cualquier papá o mamá, darle mucho amor a esa criatura. Y bueno, siempre me trataron con sobrenombres, nunca me ocultaron que la ley exigía que me dieran un nombre de varón, pero la ropa siempre fue básicamente unisex y yo era Cali o Chimango, me decían cosas de pajarito… Pero yo sentía todo el tiempo la discordancia, por más que mis viejos hablaran con las maestras del jardín yo tenía que ir al baño de los varones y eso me jodía mucho, porque yo no podía usar esas cositas que están para que los varones hagan pis, yo quería hacer sentada y hacía sentada. Encima, la psicopedagoga estaba con las uñas listas. Es que hay estructuras que uno no puede cambiar y yo prefería aceptarlas antes que provocar.” Pero esa niña que tenía sus novios cuando los novios son apenas una declaración que se hace a los mayores un día creció y se desarrolló:
–Me salieron lolas, así me desarrollé. Y ahí vino el problema. Me empezaron a doler los pechos a los 13, a la edad en que tendría que haber menstruado, y terminé yendo a una ginecóloga y ahí saltó que tenía un problema hormonal grosísimo. Entonces les dije: “Espero que me acompañen, pero de mi historia me quiero hacer cargo sola”.Los 13 es una edad límite para muchas travestis, es la edad en que el impulso por conservar la propia identidad las expulsa de sus hogares, sus lugares de pertenencia, donde se les exige que sean otros, que sean hombres. Celeste, en cambio, gozó de la compañía de su familia y enuncia ese respaldo como una marca más que la recorta del universo de la diversidad. Cuenta que alguna vez, después de que repetidas veces la rotularan en algún programa sensacionalista como travesti, a pesar de haber contado infinidad de veces su historia, Mauro Viale le preguntó por qué no juntaba plata y se iba a operar a Chile. “¿Usted dejaría que a su hija la operara cualquiera, la mutilara sin cuidado? No, bueno, mis padres tampoco, yo tengo familia, gente que me quiere y me cuida, soy sana de la cabeza, no quiero cualquier cosa para mí. Yo entiendo que no puedan decir que soy mujer porque tengo pene, pero si tenés que rotular y te digo que soy transexual o transgénero, poné eso, negro, y no lo que vos quieras.”

“A Cris Miró yo la seguía en todas las revistas, en todos lados, tenía mucha curiosidad por las travestis. Me hubiera encantado ser amiga de Florencia, quería conocerla, hablar con ella, aunque las plumas no fueran lo mío, no soy así comparsita, no digo que esté mal, sólo que no es lo mío. Pero Florencia una vez, cuando trabajaba en Nominados –un programa de Canal 9 al que llegó después de El Bar, trabajando como periodista– y le pregunté, en ese entonces, qué creía que tenía para convertirse en diva, me contesto ‘mirá nena, si nosotras dos nos bajamos la bombacha tenemos lo mismo’, de muy mal modo, me pareció tan poco femenino que no hubo vuelta atrás. Y después, cuando estaba en Las Cortesanas –Canal 13, 2003, conducido por Marcela Tinayre– directamente pidió que yo no le hable. Hubiera querido conocer a alguien con vivencias parecidas a las mías pero nunca me sentí cómoda en los lugares gays, fui alguna vez a averiguar, pero no era lo mío, no podía compartir nada.” Celeste dice que nada la ayudó más que esa vocación por decir la verdad, por abrir alguna grieta que le permitiera pasar por ella para cumplir su sueño de terminar la escuela y seguir estudiando hasta tener una profesión. Y para eso se presentaba junto a sus padres frente a los profesores de educación física, o a los rectores de su escuela, para explicar su caso y solicitar algunos “lugares míos”. Como ir al baño en horas de clase y no en el recreo donde se tenía que reunir con todos los varones del colegio. O asistir siempre en uniforme de gimnasia, que era lo que usaban sin distinciones chicos y chicas. “Solo me ponía la corbata para llevar la bandera, y lo hacía orgullosa por ser abanderada, sabiendo que era una mujer, que bueno, tenía que usar corbata.”
–¿Y no te enamorabas? ¿No tuviste relaciones en la adolescencia?
–Es que estaba muy ocupada por ver quién era, por saber de dónde venía. Yo me ocupé por entender química, te lo juro, aprendí inglés para leer libros de medicina… Y por ahí si me hubiera dedicado a desarrollarme sexualmente me hubiera convertido en una tilinga. Y sí, claro que me enamoré, me gustaron chicos, pero no podía hacer nada hasta no haber resuelto eso, saber quién soy. Y por eso iba a infinidad de médicos.
–¿Y te ayudaron?
–Ninguno me ayudó. Ninguno me tranquilizó, nadie me dijo que hay gente que nace así, que iba a poder vivir. Yo sentía que estaba todo mal, que tenía lolas y me las tenía que vendar para ir a gimnasia, que me miraba al espejo y no me reconocía, que tenía que ir al baño de hombres a pesar de que despierto en ellos una cosa de mujer. No era normal. Y además había mucho maltrato, porque los médicos me tocaban las lolas como si no las tuviera, me decían que era grasa y listo, que tenía que tomar hormonas masculinas. Nadie me preguntó nunca lo que yo me sentía, si varón o mujer, a nadie le importaba eso, yo era un conejito de Indias, nadie pensaba en mi historia, nadie, por eso le dije a mi viejo que por favor hagamos algo.
–¿Qué hicieron?
–Mandamos mi sangre a un hospital en Londres, que casualmente es un hospital que opera transexuales. Yo tenía 14 años y fue muy duro esperar que volviera ese resultado, era como esperar el loto o peor. ¿Qué hacía si me decían que yo era un hombre? Y ni siquiera tenía un médico de confianza que me ayudara, después, a interpretar lo que decían esos papeles. Tuvimos que buscar una endocrinóloga, muy buena, que me habló muy bien.
–¿Te dijo lo que esperabas que dijeran?
–Me dijo que tenía un síndrome que se llama Klinefelter, que es un desorden cromosomático, y que el 80 por ciento de mis hormonas eran femeninas. Por eso me dolían los pechos, porque tenía ciclos como menstruales cada seis meses y tenía además glándulas mamarias. Que no menstruaba porque no tenía por dónde. Pero no se pudo hacer cargo de mi caso porque era contranatura feminizar aún más a esa persona.
–Esa persona que eras vos.
–Sí, claro, igual lo dijo bien. Porque ella no podía hacer otra cosa, para tratarme tenía que intervenir un juez y yo no quería, y en eso fui inteligente, que un juez cualquiera sentenciara si yo era varón o mujer.
–Pero un juez sólo interviene si querés cambiarte el documento.
–Es que yo tendría que tener mi documento de mujer. Nadie puede decir que soy un hombre, digan lo que digan, yo soy Celeste.

Ella no eligió su nombre, su nombre, María Celeste, se lo dio su madre. Y Celeste lo aceptó como un bautismo que esperaba hace mucho. Fue después de recibir esos papeles que ella guarda como una prueba preciosa que podría vender, dice, a un canal serio, como el Discovery Health. Ahí estaba la explicación de su incomodidad, en su sangre, en los gráficos que se elaboraron con una muestra del líquido que la anima, que la hace ser quién es, para ella, sin ninguna duda. Entonces su mamá le confesó que el nombre que habían pensado en caso de que naciera mujer era María Celeste. Y desde entonces no hubo más apodos, sólo Celeste.
–Fue un alivio muy grande, claro que empezaba otro camino, que era cómo iba a hacer para ser medianamente feliz.
–¿Y cómo hiciste?
–Lo hice, como lo hice siempre, sabiendo quién soy más allá de mi cuerpo o de mi ropa. Como sabía quién era cuando me tenía que poner la corbata para llevar la bandera o a pesar de la molestia cuando escuchaba mi nombre cada vez que pasaban lista. Trabajé mucho, porque por ejemplo aprendí a hablar en neutro de mí, ni en femenino ni en masculino. Y cuando iba a bailar me ponía jeans y remeras, como cualquier mujer, sin necesidad de los tacos y las minifaldas. ¿A quién no le gusta ser especial? ¿A quién no le gusta saber, más allá de que todos somos únicos e irrepetibles, que no hay en la calle 200 personas como vos? Siempre supe que iba a ser difícil, pero cuando recibí esos papeles supe que podía quedarme tranquila, que no tenía que mentir ni hacerle daño a nadie. Y que podía mostrar que hay otras posibilidades, y que una puede ser buena persona… como sea.
–¿Creías que con una prueba científica el resto del mundo te podría entender?
–No, para la sociedad está remal, pero que piensen lo que quieran. Yo no discuto más. Igual sería si fuera travesti, que se entienda que yo creo que no lo soy, que soy transgénero, pero si lo fuera también lucharía por eso como lo hago por lo mío. No comparto la pluma, es eso nada más. Por ahí te hablo desde el saber común o el prejuicio, pero yo no me veo haciendo un show en un bar gay.

Hubo un momento mágico en la vida de Celeste, y no tuvo nada que ver con la televisión. Fue cuando encontró a quien es su novio desde hace cinco años. Lo conoció por Internet, pasó meses chateando y otros más hablando por teléfono. Desde el principio ella le dijo quién era, y por qué era diferente.–Al principio no me creía, porque le mandé una foto y porque la voz en el teléfono lo hacía dudar.
Se encontraron en una esquina de Belgrano, ella lo pasó a buscar en el auto que sus padres le dieron para ponerla a salvo de agresiones que creían perfectamente posibles, para que pudiera ir y venir de la facultad sin problemas. Un beneficio de clase que la protegió aunque no le evitó otros sufrimientos.
–Con él encontré mi lugar social de mujer. El me invitó por primera vez a comer afuera, a tomar algo, me daba la mano en público. Yo me sentía como Cenicienta, tocada por una varita mágica. Ojalá la vida me permitiera envejecer con él.
–¿Crees que tu condición te da un encanto extra en tu relación con él?
–Para nada, yo creo que él me está esperando. Yo daría todo por sentirlo adentro por ese lado. Pero bueno, antes me tengo que comprar mi departamento, tengo que trabajar, no es fácil juntar la plata y yo no me quiero operar a cualquier precio.
–¿No tenés miedo de perder sensibilidad?
–Mirá, todas las mujeres deberían no ser mujeres por un día para darse cuenta de lo que significa desde ponerse una pollera hasta que se te enrede el pelo largo en la ducha. Además yo no uso mi pene más que para hacer pis. Ahora que crecí un poco me permito más cosas, pero podría prescindir de eso. Digamos que el clímax lo logro como una mujer, ¿viste que las mujeres tardamos, que no nos excitamos rápidamente? Mi psiquis es femenina, por eso con esta pareja pudo ser fácil en ese sentido. Tardamos como cinco meses en acostarnos.
–¿Y la familia de él que dice?
–Fue difícil, igual que con los amigos. Yo sé que ellos hubieran querido otra nuera, pero tienen ésta y hago todo para hacerlo feliz a él. Por supuesto que me siento muy vulnerable, muy mujer en cuanto a la posibilidad de perderlo. Pero bueno, es mi primer amor, mi primer hombre, el primero frente al que me pude desnudar.
–Y ahora lo hacés delante del público.
–Sí, lo conversé antes con mi papá porque yo no me animaba. Nunca había actuado y la verdad es que cuando empecé a probar me di cuenta que lo podía hacer, aunque mi sueño sea trabajar por ejemplo en la revista Viva, o en Cosmopolitan. Pero ahora estoy trabajando y agradezco eso. Y me estoy entrenando para poder bailar también. Este es el lugar que tengo y lo aprovecho.
Igual que siempre se apropió del lugar que le dejaron y lo convirtió en el suyo, el de Celeste. //>>

Transexuales reclamarán frente al Registro Civil

A las 16 horas de este viernes, personas transexuales se manifestarán frente al Registro Civil, ubicado en la calle Uruguay y Río Branco, para reclamar que se discuta en el Senado el proyecto de ley que permite el cambio de nombre de estas personas en la partida de nacimiento, documento de identidad y credencial cívica.
Daniel Alonso, integrante de la organización Ovejas Negras, explicó la importancia de este proyecto de ley: “Esto lo que hace es poder cambiar tu nombre tanto en partida de nacimiento, cédula de identidad, credencial cívica acorde a tu identidad de género, o sea, esto abarca a las chicas y chicos trans. Por ejemplo, María Paz, una compañera trans del grupo, quiere que en su documento aparezca su nombre real, María Paz, y no el nombre de varón. Por eso, hoy la movilización se llama ‘Este no es mi nombre’. Queremos hacer, dentro de lo que es este proyecto de ley, una pronta aprobación”.Además, afirman que son fuertemente discriminados, sobre todo en el trabajo.“En el trabajo, si tu te presentas como mujer,  y con tu nombre en la cédula como Raúl, es obvio que el que te va a contratar desista de esta idea. Es una realidad que viven las chicas trans y actual, pasa todos los días. Ni hablar si van a las policlínicas, cuando son llamadas delante de todo el mundo con el nombre, también, Raúl, y se levanta una chica. Es una situación de violencia directa todos los días”, afirmó Alonso.El proyecto de ley fue redactado por la senadora oficialista Margarita Percovich, luego ingresó a la Comisión de Población y Desarrollo de la Cámara alta del Parlamento y ahora las personas transexuales piden que la misma se ejecute lo más rápido posible, para que antes de fin de año ya esté resuelto este tema.Se estima que unos 1.000 transexuales podrán acceder a esta nueva cédula de identidad y también al cambio de registro. Además, ingresarán los menores de 16 años.En Uruguay no hay un número exacto de la cantidad de transexual, pero sí se sabe que la mayor parte está concentrado en Montevideo y en Mercedes.      Actualmente, los transexuales, para obtener una nueva cédula deben contratar un abogado y apelar a la discreción del juez, quien podrá admitir o no el cambio de registro.VER VÍDEO

EL “HERMAFRODITISMO”, LA DIVERSIDAD SEXUAL Y EL DISCURSO MEDICO

Intersexo

No sólo XXY, como en la película de Lucía Puenzo: he aquí las diversas formas de “intersexualidad” y las respuestas que el discurso prevalente les otorga, en el mundo y en Buenos Aires.

Por Vera Gorali *

“Trastorno del desarrollo sexual”, “hermafroditismo”, “pseudohermafroditismo” son algunos de los nombres utilizados por el discurso médico para definir un grupo de afecciones donde hay discrepancia entre los genitales internos y externos. “Hermafroditismo” es un término antiguo, proveniente de la mitología griega. Aunque estos términos antiguos todavía se incluyen en alguna literatura médica, han sido reemplazados por los expertos (al igual que por pacientes y sus familias), dado que son considerados engañosos, confusos e insensibles. Actualmente este grupo de afecciones se está llamando cada vez más: trastornos del desarrollo sexual (DSD, por sus siglas en inglés). Y dentro de estos trastornos se incluyen varias categorías bajo el nombre genérico “intersexualidad”, que reemplaza al antiguo “hermafroditismo”.

En términos de la normalidad biológica de la especie, entre los 23 pares de cromosomas –46 en total– existe un par que es diferente en varones y mujeres: XX, en mujeres; XY en varones. La intersexualidad se puede dividir en cuatro categorías:

Intersexualidad 46, XX (“pseudohermafroditismo femenino”): la persona tiene los cromosomas de una mujer, los ovarios de una mujer, pero los genitales externos con apariencia masculina. Suele ser el resultado de un feto femenino que ha estado expuesto a hormonas masculinas en exceso antes del nacimiento. Los labios mayores de los genitales externos femeninos se fusionan y el clítoris se agranda para quedar con apariencia de pene. Esta persona generalmente tiene un útero y trompas de Falopio normales. La causa más común es la hiperplasia suprarrenal congénita. En la pubertad, estos niños XX, que han sido criados como niñas, pueden comenzar a tomar características masculinas.

Intersexualidad 46, XY (“pseudohermafroditismo masculino”): la persona tiene los cromosomas de un hombre, pero los genitales externos no se han formado completamente, son ambiguos o claramente femeninos. Internamente, los testículos pueden ser normales, estar malformados o ausentes. Tiene muchas causas posibles; la más común es el síndrome de insensibilidad a los andrógenos, donde los receptores para las hormonas masculinas no funcionan apropiadamente.

Intersexualidad gonadal verdadera (“hermafroditismo verdadero”): la persona tiene tanto tejido ovárico como testicular. Esto puede darse en la misma gónada (un ovotestículo) o puede tener un ovario y un testículo. Puede tener cromosomas XX, cromosomas XY o ambos. Los genitales externos pueden ser ambiguos, pueden tener apariencia masculina o femenina. En la mayoría de los casos la causa subyacente se desconoce, aunque en algunos estudios con animales ha sido ligada a la exposición a pesticidas comunes para la agricultura.

Intersexualidad compleja o indeterminada: muchas configuraciones de cromosomas, distintas a las combinaciones simples 46, XX o 46, XY, pueden ocasionar trastornos del desarrollo sexual. Abarcan, entre otras: 45, XO (solamente un cromosoma X) y 47 XXY, 47, XXX; ambos casos tienen un cromosoma sexual adicional, sea un X o un Y.

Sin embargo, lo que el discurso médico clasifica y ordena con simplicidad, según la data genética, no tiene la misma claridad en el orden subjetivo de quienes están sujetos a esa discordancia. Para el ser humano, el cuerpo sexuado excede a su materialidad.

Cuando un médico decide indicar una serie de operaciones, al final de las cuales, como vemos por una cantidad de testimonios, el supuesto “paciente” queda reducido a la condición de víctima involuntaria, ¿en qué se autoriza? Un diálogo en el libro Mi querida señorita, de Jaime de Armiñán (1971), parodia lo que es cotidiano para un protocolo médico de determinación de sexo.

“–¿Es algo grave, doctor?

–No, no, en absoluto. Aunque habrá que intervenir, desde luego.

–¿Intervenir?

–Sí, pero no se alarme, será muy sencillo.

–Perdone doctor, pero yo físicamente me encuentro muy bien. No veo la razón…

–Pues la hay. Claro que la hay. No se puede tener la mente enferma sin que el cuerpo lo esté también. Y no se trata precisamente de una dependencia o interrelación, sino de una completa y total identidad.

–Le agradeceré que me hable sin rodeos. Yo soy una mujer fuerte y valiente.

–Ya lo sé. Y tiene razón en todo, excepto en una cosa: es usted fuerte y valiente, pero no es usted una mujer, no lo es.”

Este diálogo representa una situación que se repite: la imposición de intervenir quirúrgicamente, sin que medien ni la demanda ni, muchas veces, el consentimiento informado (por cuestionable que pueda ser ese “consentimiento” a la luz de la subjetividad del paciente). Esto es moneda corriente en niños que nacen con lo que el lenguaje médico cataloga como ambigüedad sexual. Un velo de misterio rodea los sucesos biológicos considerados como desviaciones de la norma sexual; los sujetos no son ni escuchados ni informados acerca de lo que ocurre o de los planes que se van instrumentando en el proceso de normalización, y, como se lee en más de un testimonio, se llega a la mentira flagrante. Muchos se enteran recién en la adolescencia o en la juventud de su ambigüedad sexual infantil y de las operaciones a que fueron sometidos.

Cierto que, en esta época tan proclive a esgrimir un derecho al goce para cada ciudadano, se han desarrollado nuevas comunidades y asociaciones, fundadas en el rechazo al abuso de poder sobre sus organismos infantiles que, con alarmante frecuencia, contrarió su convicción más íntima respecto del sexo al que pertenecen. Los sujetos víctimas de ese ejercicio del “saber” de neonatólogos, obstetras y pediatras empezaron a hacerse oír.

Cheryl Chase, fundadora y dirigente de ISNA (Intersex Society of North America), cuestiona los criterios de asignación de sexo y propone postergar las operaciones, pues los pacientes no son los padres sino los hijos, y no se trata de ajustar éstos a aquéllos. Su idea es que la identidad de género no es frágil y que la decisión debe ser dejada a cada uno. Además, sostiene que las operaciones parten de un punto de vista erróneo y falaz pues buscan una normalización imposible. Los intersexuales jamás serán “normales” desde la óptica anatómica, sus genitales nunca serán los de los demás. Pero, asegura, un alto porcentaje de intersexuales operados desearía volver a tener aquellos de su nacimiento, sobre todo en el caso de las hiperplasias suprarrenales congénitas. A esas niñas se les fabrica una vagina porque el criterio es la fertilidad. Pero la mayoría opta por el funcionamiento sexual.

Howard Devore, psicólogo de San Francisco –él mismo un intersexual, que trata a otros intersexuales–, se manifiesta contrario a la idea de la normalización. Además considera que son los padres los que deben ser tratados en primer lugar, pero no por sus angustias probables sino por su posición ideológica respecto de lo normal y lo patológico en lo que hace al género y a la sexualidad. En nuestra opinión, sería recomendable que no sólo los padres entendieran que los cuerpos pueden adquirir contexturas diversas aunque no sean las más comunes. La lógica de lo continuo puede ser más apropiada que la clasificatoria, al menos en un ámbito donde a la forma del cuerpo se suman complejos procesos de sexuación.

Ariel Rojman, activista intersexual actualmente residente en Israel, relata que había nacido con hipospadia, tipo de conformación peneana que impide orinar de pie porque el final de la uretra no está en la punta del órgano. Pronto, los médicos afirmaron la necesidad de corregir su cuerpo, y que esta corrección revestía cierta urgencia social: orinar parado parece ser un signo inequívoco de virilidad, y las correcciones apuntaban a evitar que Ariel fuera avergonzado por los amigos y compañeros de colegio. El resultado no fue el esperado: nueve operaciones sólo lograron que tuviera una apariencia menos “normal” que la inicial y que se le añadiera una importante pérdida de sensibilidad: “Imaginen, yo lo siento como si estuviera tocándome a través de muchas capas de algodón”, cuenta Rojman. Su caso refiere a un fantasma generalizado según el cual la corrección anatómica evitaría desviaciones en la sexualidad.

Entre los testimonios acerca de personas intersex, las hay que llegaron al suicidio, por lo insoportable que les resultó el obligado cambio de inscripción simbólica: cambio de nombre, cambio de los usos del género. Otros prefieren la celebración de la misma ambigüedad, invocando una cierta libertad tanto en la elección como en la posibilidad de no hacerlo o aun el libre pasaje de uno a otro. La discusión gira en torno de si se mantiene o no un criterio fundamental: el binarismo de los sexos, teniendo en cuenta que sus bases no están dadas por la naturaleza sino por el lenguaje; por eso, muchos textos utilizan en forma expresa el asterisco (*) en lugar de las letras indicadoras del género.

Un caso que tuvo mucha prensa es el de la ya mencionada Cheryl Chase, intersexual que regularmente interviene con ponencias acerca de la intersexualidad y los derechos humanos. Es lo que se considera un caso auténtico de hermafroditismo por la conjunción de tejido ovárico y gonadal simultáneamente, lo que resultó en un clítoris de gran tamaño. Se lo extrajeron quirúrgicamente cuando apenas tenía un año y medio de edad, y esta intervención fue seguida, como en muchos de los casos relatados, por una serie de operaciones para completar la clitoridectomía. También como en otros casos similares, se mantuvo en absoluta reserva el objetivo de las mismas, hasta que, cuando ya tenía 20 años, tuvo la historia clínica a su disposición. A la disfunción sexual provocada por las decisiones médicas, que además le habían ido asignando ambos géneros en forma alternada, se sumó una grave crisis, en que la vergüenza y el silencio eran ingredientes no menores.

En el video Investigación sobre el tercer sexo –serie de tres documentales sobre el tema XXY editados por el canal Arte de televisión, francoalemán–, los padres de Wesley cuentan que los médicos les aconsejaron operar a su varoncito de ocho meses para buscar un testículo faltante. Luego de la operación, fueron sorprendidos por las declaraciones “sin ninguna emoción” del cirujano: en lugar del segundo testículo habían descubierto un ovario y una especie de útero; como no eran necesarios para un varón, el cirujano había procedido a su ablación inconsulta. El profesional partió sin mayor explicación, dejándolos anonadados y angustiados. Ellos consideran que se le practicó una castración indebida, sin ningún motivo ni urgencia ni riesgo de vida. Y piensan que estos casos se repiten con frecuencia, sin acuerdo familiar y sin intervención de ningún órgano de ética médica.

“No es de mi competencia”

Por lo general, en estos casos los padres se muestran desconcertados y confundidos. Los neonatólogos y pediatras no están en condiciones de alojarlos, y sus respuestas tienden al paradigma problema-solución propio del discurso de la ciencia: para cada dificultad, una forma de resolverla que la acerque lo más posible a la norma estadística sin cualidad. Y, cuando un caso no se puede ajustar a la norma, se lo deja fuera del universo considerado.

En la actualidad se han producido ciertas modificaciones en la forma de tratar estos problemas. Se realizan muchos estudios previos a la asignación, con equipos multidisciplinarios, para abarcar todos los niveles posibles. Se tiene en cuenta lo cromosómico pero también lo hormonal y anatómico, así como la capacidad quirúrgica con que se cuenta. En el horizonte están la habilitación para el coito con penetración y también –a partir de las nefastas experiencias anteriores– la conservación de la sensibilidad. El doctor Lawrence Baskin admite que recién en los últimos años se conoce “la necesidad de proporcionar terminaciones nerviosas que lleguen a los órganos adecuados”. El ya mencionado Devore piensa que esa visión es demasiado optimista. Afirma que se engaña a los padres: que, para obtener el consentimiento informado, se les asegura la futura “normalidad” de sus niños, lo cual es falso porque las cicatrices tienen un costo a nivel de la piel y las sensaciones. Según Cheryl Chase, no es que haya malas intenciones en los médicos, sino que el problema radica en su formación: no se les enseña a tratar la angustia sino a reparar cuerpos.

Al dirigirnos a médicos de la ciudad de Buenos Aires y conurbano, algunos se mostraron un tanto reticentes a nuestros pedidos de entrevista: consideran que el tema no es apto para psicoanalistas, ya que es una cuestión biológica. Muchos todavía se aferran a las teorías de John Money, quien sostenía la neutralidad de la identidad de género en la infancia y su determinación por la crianza y la socialización, a partir de genitales asignados quirúrgicamente. Un pediatra, que habitualmente practica operaciones de este orden en niños menores de dos años, sostuvo que “los efectos psicológicos exceden el margen de mi competencia”: él no cree que esto involucre una cuestión de ética médica; se hace lo que dice el manual, con la mejor técnica posible.

En las entrevistas con médicos se registran dos posiciones: los partidarios de “lo que se ve” y los que siguen declarando que la educación y el contexto “crean” el sexo. De ahí surgen criterios como el que, cuando un niño varón, por accidente, ha visto afectados sus genitales externos, inclina las cirugías hacia un “cambio de sexo”. El equipo interdisciplinario, cuando se recurre a él, es más como apoyo para los padres que para el sujeto mismo, quien rara vez está al tanto de lo que le ocurre.

Uno de los objetivos de nuestro trabajo es tratar de hacer oír otras voces, en la esperanza de conmover posiciones tan cerradas. No sólo se trata de los efectos subjetivos, y no sólo de la intersexualidad, sino de la sexualidad en general. El mencionado Ariel Rojman (quien, al aprender a querer su cuerpo, mostró que el narcisismo no sólo hace cuerpo por medio de la imagen, ya que ésta requiere ser significada) utiliza la noción de variación: para él, los cuerpos intersex no son una enfermedad a curar, sino variaciones respecto de los cuerpos ideales de hombre y mujer. Por nuestra parte, preferimos el concepto de diversidad, que incluye toda manifestación o estado corporal: se trata más de cómo cada sujeto se las arregla con su cuerpo, primero para tenerlo y luego para hacer con él.

* Extractado de “Reflexiones sobre la cuestión intersex”, incluido en Intersexo. Una clínica de la ambigüedad sexual, de reciente aparición (Ed. Grama).

LA POLICÍA NEOYORQUINA SE RETRACTA

Esta semana la policía neoyorquina debió ajustar su brazo largo y su mano dura a nuevas normas de convivencia y de corrección política, y retractarse por un arresto. Mejor dicho, por tres arrestos, todos debidos a la misma causa. La ciudad, de hecho, debió retirar los cargos contra un técnico telefónico que estaba “en proceso de transformarse en mujer” y que dijo haber sido arrestada tres veces en seis meses por usar el baño de damas de la estación central de trenes. Helena Stone, de 70 años, dijo el martes que un agente le dijo que era “una loca, un bicho raro y la mujer más fea del mundo”, por lo que presentó quejas a la policía de la MTA (Autoridad Metropolitana del Transporte) y a la Comisión de Derechos Humanos municipal por medio de su abogado, Michael Silverman, de la Fundación para la Defensa Legal de los Transexuales. Según la fundación, los baños públicos están disponibles para transexuales “de acuerdo con su identidad o expresión sexual”. Tom Kelly, vocero de la MTA, anunció que los cargos por “conducta desordenada” contra Stone serían retirados.

//>>

El nombre propio

Desde mitad de año rige en la provincia de Buenos Aires una resolución ministerial que obliga a atender en los hospitales a las personas transexuales según el nombre que ellas elijan, más allá de lo que diga el documento. Sin embargo, la difusión es escasa tanto en los centros de salud como entre quienes están contenidas/os en la norma.

Por Veronica Engler

En una de las ventanillas del Hospital Paroissien (del municipio de La Matanza), Diana Sacayan solicita un turno para que le revisen la mano, lastimada de hachar leña. Cuando la empleada está a punto de nombrarla de acuerdo con los datos que figuran en la historia clínica que aparece en el monitor de la computadora, la paciente le explica: “Hay que cambiar el nombre, yo soy una persona transexual y hay una resolución del Ministerio de Salud (bonaerense) que dice que tiene que estar el nombre que yo elijo y no el del DNI”. Como la mujer parece no estar al tanto de la norma, Diana exhibe a través del vidrio que las separa una fotocopia de la Resolución 2359, vigente desde hace cinco meses en la provincia de Buenos Aires.

La empleada se desentiende y le recomienda que haga el reclamo correspondiente en la dirección del hospital. “Se viene el momento culminante de la nota”, bromea mientras caminamos por un pasillo rumbo a la oficina del director.

Finalmente, el insinuado escándalo digno de una portada amarillista no tuvo lugar. La jefa de Estadística del hospital se disculpó amablemente por la falta de difusión de la norma entre el personal y tomó los datos pertinentes para registrar el cambio.

A esta altura de la tournée, Diana Sacayan –quien desde hace cinco años coordina junto con Noelia Luna el Movimiento Antidiscriminatorio de Liberación (MAL)– se toma en solfa la necesidad de reclamar que se respeten sus derechos, ahora amparados por una regulación específica. Ya tuvo que pelearse a los gritos para que la internaran cuando sufría del hígado y para que los médicos no se burlen de ella cada vez que la atendían. Fuera del ámbito hospitalario también tiene que lidiar con atropellos de todo tipo. El último episodio violento lo sufrió su hermana Yohana, también transexual, el domingo pasado, cuando quiso votar en la mesa 844 de la Escuela Media Nº28 de Laferrère. Primero tuvo que tolerar los insultos de diferentes varones que estaban a cargo de la mesa aledaña, la 845, y luego, cuando entró al cuarto oscuro, uno de esos hombres –aparentemente ebrio– la siguió y la sacó de los pelos. Ante el incidente, acudió la policía y se labró un acta, pero finalmente Yohana no pudo votar. Por ahora sólo hay una denuncia radicada en la comisaría Nº4 de Laferrère, que pronto debería pasar a algún juzgado de La Matanza para que la Justicia se expida sobre el tema.

“Si vos te llamás Verónica y todo el tiempo te dicen Robertito, Robertito, Robertito, va a llegar un momento en el que vas a explotar”, sintetiza sin dejarse ganar por el hartazgo. Su nombre lo tomó de un teleteatro mexicano –El extraño regreso de Diana Salazar– cuando llegaba a la mayoría de edad, hace más o menos una década. Pero ella prefiere no situar esa elección en un instante en particular, porque su identidad no se constituyó el día en que anunció en la mesa familiar cómo quería que la llamaran. De hecho, sus amigas y amigos ya la reconocían con el nombre que ella había elegido. “No hay un momento específico, esta identidad es una construcción. No me levanto una mañana y digo ‘quiero ser transexual’, es algo que viene desde la niñez.”

Antes de organizarse en el MAL, Diana había hecho numerosas denuncias por apremios ilegales, por las irregularidades en el interior de un prostíbulo y por amenazas policiales. Su activismo político no pasó inadvertido en el barrio de Laferrère. En Florencio Varela estuvo presa varios meses.

“Empezamos a trabajar porque muchas compañeras sufrían la persecución y el hostigamiento de la policía. El objetivo era y sigue siendo liberarnos de las cadenas que nos atan jurídicamente, hay que tratar de derogar los códigos contravencionales, porque son netamente represores, condenan a las personas más vulnerables. Se condena la pobreza, la vagancia, la portación de rostro”, apunta Noelia Luna, que se considera parte de una minoría privilegiada porque no se vio forzada a ejercer la prostitución, la única opción que encuentran la mayoría de las personas transexuales para ganarse el sustento. Ella creció en un hogar en el que le brindaron cariño y contención suficientes como para que su identidad no fuera vivida de manera traumática. Su nombre se lo eligió una amiga del secundario que, valiéndose de una etimología ad hoc para el bautismo pagano en el que incurrirían, supo interpretar “no es ella” a partir de la palabra Noelia. Abandonó el colegio y años después lo retomó. Su ascendencia brasileña la llevó a interesarse tanto por la religión umbanda, que estudió y llegó al grado de sacerdotisa, ocupación que ejerce en la actualidad.

Con cuarenta años cumplidos, en pareja desde hace quince y con tres hijos que criar, Noelia asume que ya está en su etapa de “señora”, pero desecha los estereotipos de género al uso. “Creo que las mujeres y las personas que estamos constituidas dentro de la subjetividad femenina siempre estamos discriminadas. ¿Acaso cuando vas manejando no te mandan a lavar los platos?”

Diana está haciendo el secundario a la noche y también estudia la carrera de Educación Popular en la Universidad de las Madres de Plaza de Mayo. En ambas instituciones respetan su nombre, pero sabe que no es una situación habitual. Está contenta con la relación que mantiene con sus compañeros y compañeras de aula, “lo vas manejando, tiene que ver con los ámbitos en los que te fuiste moviendo y si fuiste rompiendo con esa cosa interna que sistemáticamente te fueron metiendo al ir corriéndote, al ir excluyéndote de todos los ámbitos”, acepta.

Las dos coordinadoras del MAL son conscientes del paso trascendental que se dio con la elaboración y la puesta en marcha de la resolución para el sistema de salud, pero consideran que todavía hay problemas gravísimos sin atisbo de solución como la falta de trabajo y de vivienda. “La mayoría de las chicas transexuales en provincia viven en la calle, muy mal”, cuenta Diana, que junto a su pareja comparte una pieza con su hermana transexual y la pareja de ella, en el fondo de la casa familiar donde todavía residen cuatro de sus quince hermanos.

En este momento están trabajando para darle difusión a la resolución entre sus compañeras, pero no les resulta sencillo. “Nuestra organización no tiene financiación y en el municipio (de La Matanza) hay una actitud bastante transfóbica de parte del intendente Fernando Espinoza”, señalan.

Por el momento, asumen que lo hecho es tan sólo un granito de arena “para provocar un cambio cultural –augura Diana–. Esto tiene que ir más allá de la persona transexual, pensamos que la cultura y la educación tienen que dejar de responder a un estereotipo blanco, machista, heterosexual y católico”.

RESPETO A LA IDENTIDAD

En el último año, el trabajo de denuncia que vino realizando el Movimiento Antidiscriminatorio de Liberación en relación con el maltrato que se ejerce contra las personas transexuales en los hospitales fue ganando avales –de la Defensoría del Pueblo de La Matanza y de la Secretaría de Derechos Humanos del gobierno de la provincia de Buenos Aires– y, finalmente, llegó a buen puerto. El 5 de junio entró en vigencia la Resolución 2359, firmada a mediados de mayo por el ministro de Salud bonaerense –Claudio Mate–, que dispone el respeto por la identidad de las personas transexuales. En concreto, señala que de acuerdo con la ley 13.175 –de acceso equitativo a los servicios de salud– “la concurrencia a los hospitales públicos por parte de personas transexuales da cuenta de la necesidad de adoptar medidas tendientes a respetar su identidad femenina y masculina”, y párrafo seguido propone al personal de los nosocomios designar al paciente con el nombre que haya elegido. Además, tendrán la posibilidad de que en la historia clínica y en la documentación hospitalaria se pueda utilizar un sistema que combine las iniciales de su nombre y apellido con la fecha de nacimiento, para evitar que se utilice el nombre que figura en el DNI.

“El sistema de salud que es universal y gratuito, teóricamente está accesible a todos, pero en un estudio que realizamos el año pasado en el ministerio pudimos ver que hay varios grupos excluidos del sistema”, explica Gustavo Marín, director de Atención Primaria de la Salud del Ministerio de Salud bonaerense y uno de los gestores de la resolución. Entre los grupos detectados por el ministerio, además de las mujeres en estado de prostitución y los pueblos originarios, se encuentran las personas transexuales. “Casi el 90 por ciento no accedió al sistema de salud y las pocas que accedían se les declamaba el nombre del DNI y no se les respetaba el que habían elegido.”

Marcos Giordano, que dirige del Ipem 315 de San Francisco, pidió apoyo legal a la UEPC para una operación de adecuación de sexo. El diagnóstico psicológico recomienda una cirugía “urgente”. La demanda ingresaría en Tribunales a mediados de abril. El docente reclama ayuda y contención y denuncia discriminación laboral y social.

Mariana Otero
De nuestra Redacción
motero@lavozdelinterior.com.ar
Detesta tanto los espejos como la miopía de la gente que lo discrimina. En su casa no hay nada que permita reflejar su imagen ambigua de mujer dentro del cuerpo de un hombre, su rostro de señora, su figura afeminada, sus senos pequeños, sus genitales de varón, su tristeza infinita. Hace cinco años que Marcos Giordano (41) dejó de ser el transexual anónimo que lloraba su pena en soledad, para pasar a ser por concurso el director de la escuela pública Ipem 315 de San Francisco, a más de 200 kilómetros de la Capital provincial.Al sufrimiento personal por la mala pasada que le jugó la genética, desde entonces (aunque también mucho antes) Marcos tuvo que sumarle la mirada de sus alumnos, de sus colegas, de los padres.A los prejuicios, a la incomprensión de quienes confunden un homosexual con un travesti o un transexual, Giordano les contrapone la iniciativa de un debate público. ¿Puede un director de escuela someterse a una cirugía de adecuación de sexo como lo hizo “Nati”, la adolescente de Villa Dolores, que el año pasado se operó en La Plata? ¿Es posible, sin que estalle el escándalo?A Marcos eso poco le importa y, pese a que se siente vulnerable y angustiado, está dispuesto a dar pelea. Tiene una historia traumática, un diagnóstico psicológico de “disforia de género” o síndrome de Harry Benjamin –que recomienda una “urgente” cirugía de adecuación de sexo– y atraviesa, en crisis, la barrera psicológica de los 40 años.“Me siento mujer y soy varón. Si tengo que salir, ¿a dónde voy? ¿A un boliche gay? No puedo, no me siento con contención y mi autoestima se desploma. Sé que no soy una mujer completa, sé que tampoco podré tener hijos, pero necesito mirarme en el espejo y ver lo que yo siento; y hoy no veo lo que siento”, explica Marcos.Dice que sueña con ser “Verónica”, nombre que escogió por la figura de aquella mujer que, hace dos mil años, secó con un sudario el rostro ensangrentado de Jesús en su Vía Crucis.Marcos es ambiguo hasta cuando habla. Se nombra como mujer y, al instante, como varón. Se presenta con una camisola naranja y una cartera verde en la que guarda un peine y una pinza de depilar, mientras esconde en una bolsa la remera unisex con la que concurrió a la escuela.

“Toda mi vida fue una tortura en relación con cuestiones de la masculinidad; por eso la comprendo a ‘Nati’”, cuenta en un discurso prolijo y contundente. Luego describe los padecimientos de su vida privada: su traumática y tardía iniciación sexual, la aparición de los vellos, los insultos, los intentos de autoagredirse y el desprecio familiar.

“Jamás me acosté con una mujer; para mí una mujer es una amiga. No podría tener un hijo ni siquiera por inseminación artificial, porque me estarían sacando espermatozoides y yo me siento mujer”, remarca, para que se comprenda que jamás traicionará sus ideales y sus convicciones.

“Siempre va a existir el dolor de no ser una mujer completa y tener hijos. Lo primero que haría después de operarme sería anotarme para adoptar. Me gustan los chicos”, dice, e imagina tiempos mejores.

Búsqueda de auxilio. En noviembre del año pasado, Marcos Giordano se acercó a la sede capitalina de la Unión de Educadores de la Provincia de Córdoba (UEPC) para pedir el asesoramiento de un letrado. Su sueldo de docente, y algunas deudas no deseadas, son hoy un grave obstáculo para afrontar el juicio que le podría dar vía libre a la cirugía de adecuación sexual.

Concurrió a la oficina de Derechos Humanos y Minorías, donde fue bien recibido y solicitó un abogado y contención emocional y psicológica. Marcos asegura que le prometieron muchas cosas: respaldo institucional y la redacción de la demanda. “Me dijeron que para febrero yo tendría la demanda de transexualidad instalada en la Justicia, pero tengo 41 años y mi problema (reconocido por la Organización Mundial de la Salud) necesita una resolución urgente. Estamos a mediados de marzo y no puedo esperar más”, apunta Marcos, en un tramo de la charla de tres horas.

Oficialmente, la UEPC no quiso opinar del caso Giordano (aunque trascendió que no habría un apoyo institucional sino “humano” a su persona). No obstante, el diagnóstico realizado por un perito psicólogo del gremio confirmó su transexualidad. “Lo único masculino que encontró en mí fue que me soplo fuerte la nariz”, graficó Marcos.

Además, un abogado vinculado con el sindicato, pero de manera autónoma, redacta el escrito judicial que ingresaría en Tribunales a mediados de abril. El abogado, que pidió el anonimato, manifestó que el caso no es sencillo y adelantó que la fundamentación se basa en un antecedente con fallo favorable en Mar del Plata, en 2001.

Sensaciones de ahogo. Giordano se siente discriminado en muchos sitios. En particular, en la escuela. Asegura, en este sentido, que existe un complot dentro de la institución para desplazarlo. Denuncia sugestivas insinuaciones para que dé un paso al costado.

“Me siento acorralado por el sistema, a nivel político e institucional”, asegura, y sostiene que la situación se agravó en los últimos días.

Para Marcos, no sólo su transexualidad molesta sino su forma de gestionar la escuela –estricta, pero “maternal”– y su visión integradora de niños discapacitados. Denuncia irregularidades en los nombramientos de personal, muestra documentación, asegura que existe una conducción paralela en la institución, habla de legisladores corruptos y funcionarios desleales. “Siento que las tensiones internas de la escuela tienen que ver con tensiones de la sociedad que no están resueltas”, manifiesta.

Desde el Ministerio de Educación dijeron desconocer estos reclamos y que no se estudia ningún movimiento dentro de la escuela.

Con el desgaste de tener que justificar en todo momento su condición sexual, Giordano insiste en su percepción de ser centro de las miradas. “Si se rompe la bomba de agua en la escuela, es porque el director ‘es así’; si los chicos pintan los bancos, la culpa es del director que ‘es así’; si hay desorden, es por mi condición sexual. Es muy triste, muy duro. Te hacen sentir muy mal cuando te plantean un reclamo vinculado con la institución y están involucrando tu sexualidad. Es cruel y te lastima muchísimo”, reflexiona.

–¿Cómo se vive la discriminación?

–Imaginate. Cuando uno habla del director de una escuela, todos se imaginan un señor de traje y corbata. Y entro yo, que tampoco soy la directora. No soy ni una cosa ni la otra, porque la parte externa, de alguna manera, es la que refleja tu identidad. Me siento muy vulnerable. Las miradas y las percepciones me están haciendo daño.

Una pieza sin lugar. Marcos siempre se sintió un marginal, como una pieza que no encaja en ningún lado: ni su psiquis en su cuerpo. Tocó varias puertas: la Secretaría de Derechos Humanos, el Ministerio de Salud de la Nación, de la Provincia, el Instituto Nacional contra la Discriminación (Inadi), la UEPC. La respuesta, asegura, fue siempre la misma: promesas que nunca llegaron. A la Administración Provincial del Seguro de Salud (Apross) elevará el reclamo cuando su caso ingrese a la Justicia. “Estoy como una persona que necesita un trasplante, que está en la etapa terminal. El desgaste físico, emocional, más las problemáticas familiares y laborales, es tremendo”, dice.

–¿Qué necesitás en este momento?

–Quiero internarme, aislarme. No quiero ver más a nadie. Necesito solucionar mi problema, operarme. Necesito ayuda psicológica, psiquiátrica, acompañamiento, contención, cariño. Después, poder salir y enfrentar a la sociedad; es algo que hoy no puedo.

Marcos –quien, además de director es docente de Formación Institucional y Ética– es por momentos tan verborrágico como concreto. “A mis alumnos les digo que hay que reclamar al Estado por nuestros derechos, dar la cara, hablar, no tener miedo… También por eso tengo que reclamar, porque soy ciudadano y pago los impuestos”.

Para Giordano, el tiempo de espera se termina. Siente que hace “portación de cuerpo” y sabe que su problema no se resuelve con una operación, sino que la adecuación sexual es un medio para mejorar su calidad de vida. “Hay mucho dolor en mi alma. Reclamo ayuda, contención”, insiste.

Los ojos de Marcos, cuya imagen es la de una señora coqueta de voz aguda, brillan al final de la larga charla. En ese momento, después de dos cafés y una barrita de cereal, recuerda sus sentimientos de niño cuando se acostaba y pedía a Dios que no lo dejara despertarse si no amanecía convertido en mujer.

A los 15 años se encerraba en su habitación esperando a que alguien le preguntara qué le pasaba, y nadie le tocaba la puerta; de adolescente, todos tenían pareja y proyectaban su futuro y él era víctima de burlas, encierro y discriminación. Y cuando aparecieron las imparables hormonas masculinas, se negaba a hacer los mandados.

“Lloraba y pedía a Dios que me dijera cómo explicarle a mi papá que no era un vago sino que no quería que me vieran la barba porque me sentía mujer”, confiesa.

Desde entonces, no entiende los prejuicios ni que a la gente le moleste más su condición sexual que la desnutrición infantil.

“¿Qué es mejor, que siga trabajando en estas condiciones, que los chicos vean esta ambigüedad o que logre una definición con una operación y pueda ir con mi verdadera identidad de mujer?”

Luego, se ríe. “No voy a contagiar a nadie. Ningún varón se va a querer operar porque yo me opere”.

Aún el quirófano está lejos y Marcos asegura que no se va a esconder ni escapar. Cuando se le pregunta por el futuro, afirma que su vida no termina en la gestión de una escuela y admite que quizá después de operarse no pueda volver.

“Soy una persona realista y si la maduración de la sociedad no es suficiente para que yo reingrese a la institución y puedo obtener otro empleo que respete mi dignidad, mis gustos, lo voy a aceptar”.

Entrevista: Hans Olvera • Catedrático de la UIA
Sin riesgo, los hijos adoptados POR transexuales

El investigador asegura que los menores que viven bajo el amparo de estas personas tienen el mismo desarrollo físico que los de parejas tradicionales.

Los hijos adoptivos de personas transexuales tendrían el mismo desarrollo físico y emocional que los menores que son cobijados por parejas “tradicionales”, afirmó el catedrático de la Universidad Iberoamericana, Hans Olvera.Ante la posibilidad de que este sector de la población pueda contraer matrimonio y adoptar, en caso de que la ALDF apruebe la iniciativa de cambio de sexo, sostuvo que los transexuales y transgénero representan para los menores el mismo riesgo que un hombre y una mujer “normales”.No obstante, se pronunció porque la Asamblea Legislativa revise y modifique las normas vigentes en materia de adopción, pues se requiere que el Estado lleve a cabo un seguimiento del desarrollo de los menores que fueron adoptados por cualquier tipo de pareja.Pese a que el espíritu de la iniciativa que presentó el diputado local de Alternativa Jorge Carlos Díaz-Cuervo no es el tema de la adopción sino el reconocimiento jurídico, permitirá a quienes se sometan a tratamientos médicos para cambiar de sexo contar con documentos oficiales para hacer valer sus derechos civiles.Al respecto, el especialista en psicología comentó:“Esta propuesta representará un gran paso en el desarrollo social de la ciudad y evitará el fenómeno de exclusión y discriminación que sufren hoy en día las personas transexuales”.

—¿La sociedad mexicana está preparada para aceptar que una persona transexual se case o adopte a un menor?

—Lamentablemente, la mayor parte de la población desconoce y tiene miedo a hablar sobre el tema de la diversidad de género, lo que hace que se continúe estigmatizando a este sector como personas que van contra natura y que son agresivas, promiscuas e inadaptadas.

Toda esta serie de mitos, abundó, ocasionará que el proceso de aceptación de esta realidad tarde más de 10 años.

Pero si el Estado reconoce a estas personas, seguramente las instituciones religiosas y grupos tradicionales se irán adaptando, disminuirán las condenas sociales y la exclusión de las que son víctimas las personas que deciden cambiar de sexo.

Es necesario, abundó, crear conciencia sobre la importancia que tiene que todas las personas que por su identidad de género y preferencia sexual están imposibilitadas biológicamente para tener hijos, sean reconocidos jurídicamente y cuenten con el derecho a la adopción.

—¿Qué les diría a los grupos conservadores que se pueden oponer a esta iniciativa por no estar de acuerdo con que personas transexuales puedan adoptar?

—Que crecer en una estructura familiar tradicional no es garantía del bienestar físico, psicológico, social, profesional y personal, por lo tanto, las otras formas que se vienen manifestando tendrían el derecho de coexistir.

El subdirector de Educación Continúa de la UIA puntualizó que el clima psicológico en el cual viviría un menor adoptado por un transexual sería el mismo que si fuera acogido por una persona que ejerce el sexo con el cual nació.

El daño psicológico que podría sufrir un menor, aseveró, aplicaría en igual caso, pues el desarrollo de un menor depende de la historia de vida de sus padres.

   
  Georgina Pineda

La Corte despejó las trabas al reconocimiento de las personas transexuales

El alto tribunal le concedió personería jurídica a una asociación de transexuales. Negar ese derecho, dijo, sería discriminatorio.

Por Irina Hauser

En la semana del Orgullo Gay, la Corte Suprema decidió respaldar un viejo reclamo de las minorías sexuales. El tribunal en pleno resolvió conceder la personería jurídica a la Asociación de Lucha por la Identidad Travesti-Transexual (Alitt). Negar ese derecho, advirtieron los jueces supremos, sería un acto de discriminación. El fallo implica un vuelco histórico en la jurisprudencia de la propia Corte, que hace quince años le negó el reconocimiento a la Comunidad Homosexual Argentina (CHA) con el argumento de que su objeto social era “contrario al bien común”.

A la CHA le llevó cuatro años conseguir la personería después de aquella resolución de la Corte del menemismo. La teoría de que la finalidad no tiende al “bien común” fue recogida por la Inspección General de Justicia (IGJ) para rechazar también el pedido de reconocimiento de los transexuales. El organismo sostuvo que no era “una prioridad para el Estado la aceptación del transexualismo como una identidad propia o la construcción de una ciudadanía transexual”, como pedía Alitt.

Tras cuestionar a la IGJ, los transexuales tuvieron un fallo adverso de la sala K de la Cámara Civil, que incluso las acusó de perseguir “beneficios personales para los integrantes del grupo”. Alitt, pese a todo, decidió llevar la pelea hasta la Corte, donde el expediente llevaba dos años.

De los jueces que integraban el máximo tribunal en 1991, sólo siguen en funciones Enrique Petracchi y Carlos Fayt. Fueron los únicos que aquel año votaron en minoría, a favor de la comunidad homosexual. La resolución de ayer recupera los argumentos que usaron ambos por entonces. El texto final se conocerá hoy, ya que a última hora faltaba la firma de Fayt. Petracchi, Ricardo Lorenzetti, Raúl Zaffaroni, Juan Carlos Maqueda, Elena Highton de Nolasco y Carmen Argibay apoyaron un voto común.

– El alto tribunal considera que negar la personería jurídica a transexuales es una iniciativa discriminatoria en un país que no permite la discriminación por ideas, identidades, tendencias u orientación sexual, señalaron fuentes judiciales.

– La Corte entiende que la Cámara Civil las excluyó de un derecho de manera arbitraria.

– El nuevo fallo considera que los camaristas hicieron una interpretación restrictiva al analizar la finalidad que persigue Alitt.

Para los supremos se puede pensar que todo tiende al “bien común” excepto las conductas que son evidentemente ilegales, o sea, que afectan los derechos de los demás. En ese sentido, las acciones que apunten al pluralismo en una sociedad democrática estarían orientadas hacia el “bien común”. Ese concepto, además, según el planteo de la Corte no se puede reducir a lo que quiere o piensa una mayoría.

– Fayt eligió hacer hincapié en la defensa del derecho de asociación y señalar que la Constitución ampara “el respeto a la dignidad humana”, un punto que forma parte de las metas de la asociación de transexuales.

La definición de la Corte permitirá que Alitt trabaje en los objetivos que detalló a la Justicia así: que las “personas transexuales se conviertan en sujetos/as de derecho”, conseguir para ellas “una mejor calidad de vida”, lograr “la ciudadanía transexual” para “exigir el derecho a la salud, educación, trabajo, vivienda y demás beneficios sociales” y “propiciar la divulgación en materia de derechos sexuales y antidiscriminación”. Este sábado, la marcha del Orgullo Gay Lésbico Transexual y Bisexual vendrá con festejos.

UN CASO DE TRANSEXUALISMO AL SERVICIO DE UNA IDEA DELIRANTE

“Probar el ser” con una cruel operación

A una joven que quiere transformar su sexo anatómico para obtener “la prueba de su ser”, una terapeuta le propone “hallar otra solución que no sea una operación tan cruel”.

Por Geneviève Morel *

Ven es una joven que quería que le pusieran una prótesis peneana y con la que tuve varias entrevistas meses antes de su partida al extranjero, prevista desde mucho tiempo atrás. Tenía el aspecto de un hombre joven y grácil, de rasgos delicados. Había concertado el encuentro con ese nombre de pila asexuado, pero me anunció de entrada que era una mujer, anatómicamente y según sus documentos, y que se sentía como un varón. Le habían aconsejado que consultara a un “psi” antes de la operación que le daría su “verdadero” cuerpo de hombre, y estaba a punto de empezar a tomar hormonas masculinas. Contaba con mi intervención en su favor ante los tribunales y los cirujanos, pero le advertí que yo no tenía influencia alguna ni sobre unos ni sobre los otros y que dudaba a priori de que una operación semejante pudiese resolver su problema. ¿Para qué le serviría entonces hablar conmigo –me replicó desilusionado–, si no podía ayudarlo a encontrar, gracias a la operación, “la prueba de su ser”, el pene que armonizara su cuerpo con su convicción íntima de pertenecer al sexo masculino? Para hallar otra solución a “la prueba de su ser” que no fuera una operación tan cruel, simplemente le contesté. Aceptando su transexualismo, seguí hablándole en masculino, cosa que, por otra parte, había hecho espontáneamente desde el primer momento.
Su convicción no había sido al principio más que una impresión de extrañeza desde siempre, un curioso malestar por ser mujer. Pero una imagen que se había fijado en su memoria, uno de sus escasos recuerdos infantiles, era para él la matriz de la decisión de cambiar de sexo. A los seis años, Ven había visto a un chico orinar de pie. Pensó entonces que eso era lo que quería ser: un varón.
Recuerdo muy freudiano: a la vista del pene de un hermano o un compañero de juegos, dice Freud, “ella [la niña> juzgó y decidió. Vio eso, sabe que no lo tiene y quiere tenerlo”. ¿Qué se oculta detrás de ese recuerdo, de esa imagen tan trivial? ¿Una cadena significante reprimida y articulada con un recuerdo encubridor, que nos llevaría al complejo de castración femenino? ¿O más bien la forclusión de la significación fálica?
La historia de Ven se anuda de manera traumática con la de su país, que es el telón de fondo de ese recuerdo. Su padre era un alto funcionario, que tras un cambio de régimen político fue encerrado en un campo cuando Ven tenía tres años. Su madre, entonces, se quedó con su hijo, de dos años, y envió a su hija, Ven, a vivir con sus propios padres, con quienes ésta permaneció hasta los seis años, sin verla. Su padre se fugó entonces del campo, volvió enfermo junto a su mujer y llamó de inmediato a su hija, a quien adoraba. El sujeto no tiene ningún recuerdo de este período; recién aparecen a partir del regreso del padre, cuando tenía seis años y volvió a reunirse con su familia. En ese momento reencontró a la pareja formada por su madre y aquel a quien ella había elegido: su hermano.
La familia decidió huir a Francia, donde había estudiado el padre. Permanecieron un año en un campo de refugiados en el que las condiciones eran muy duras. El recuerdo del chico que orinaba de pie, acompañado de la convicción de Ven de que “era” eso, según las variaciones de sus enunciados, data de ese año. Ven comenta esta imagen describiendo su doble sentimiento de molestia y reproche hacia su madre, que lo arreglaba coquetamente como una niña, y su envidia violenta hacia ese hermano, el preferido de ella.
Por eso hacemos de esta escena la matriz de su sexuación transexual. El regreso del padre, inicio literal de su historia pese a su carácter tardío, es una verdadera intrusión significante para el sujeto: éste no tiene un antes inscripto en su memoria, consciente o inconsciente. Es como una creación ex nihilo, un nacimiento, una especie de nominación, de reconocimiento por parte del padre a los seis años. Veremos que otros aspectos confirman este lugar casi divino del padre. Ese es también el momento en que el sujeto, nombrado, existe y puede elegir. Creemos además que el verdadero “trauma”, en el sentido psicoanalítico y freudiano del término, no fue, para esa criatura abandonada a los tres años, el horror del campo, sino el encuentro con la pareja madre-hijo que lo había rechazado. La imagen del niño orinando de pie se interpreta entonces como el yo ideal del sujeto, a saber, su “yo” completado por la imagen del pene que es la insignia del deseo de la madre, la razón, adivinada por la hija niña, de su elección. Esta imagen, marcada para siempre en su memoria como su propio acto de nacimiento, data del regreso del padre. Es ella que fija su sexuación y decide la convicción con respecto a su ser: él “es” esa imagen o está a punto de serlo, va a serlo. Vacilación, sensible en la enunciación de Ven, entre su yo y su yo ideal (el hermano). En ese “momento de insight configurante” que Lacan designó como estadio del espejo, el yo de Ven se identificó de manera alienante con ese otro, su hermano, en un cara a cara mortal: “O él o yo”. El otro, la imagen de enfrente, está siempre en posición de dominio: más segura, más derecha, poseedora de aquello que el sujeto no tiene. De allí la envidia, terrible por estar clavada a la imagen, no mediatizable por ninguna palabra, de Ven frente a ese hermano. Aunque la madre no figure en la imagen, es su verdadero sostén y forma parte de la escena: ante todo, es la que sabe cuál es el hijo que más importa de los dos que están frente a frente. Portadora de un amor cruel, será para Ven el modelo de la mujer que exige que tenga un pene y que se presentará sin cesar en su vida.
Certeza psicótica
Vacilé en cuanto al diagnóstico de estructura. A priori, el proyecto de un cambio de sexo, articulado con una certeza que se sabe claudicante en la neurosis, era de mal agüero. Y sin embargo yo dudaba: ¡La soltura de este sujeto en el mundo, su facilidad para pasar del masculino al femenino al hablar eran tan impresionantes! La formulación de su convicción, con las pequeñas variaciones de enunciación que acabamos de mencionar, me parecía en definitiva menos segura de lo que la había creído al principio. Consideraba muy metafórica su producción onírica y no podía desechar la hipótesis de un gran acting-out, apoyado en un fantasma construido a partir de las escenas traumáticas violentas de su infancia en el campo. En consecuencia, me tomé tiempo para cercionarme de que no se trataba de una histeria, sino de una psicosis.
Comprendí con más claridad, de resultas, por qué los transexuales lograban persuadir a los médicos y psiquiatras de que no eran psicóticos y de que su única desdicha consistía en haber nacido con el sexo equivocado. De allí el recrudecimiento, particularmente en Estados Unidos, de las operaciones de transexuales mujeres, aún poco frecuentes en la década de 1960, cuando Stoller publicó Sex and Gender. La diferencia stolleriana entre sexo anatómico e “identidad de género” psíquica referida a la conciencia íntima de pertenecer a un sexo y no al otro no es de gran ayuda conceptual. No obstante, los clínicos norteamericanos y la jurisprudencia, en especial en Francia, siguen apoyándose masivamente en ella.
Pero volvamos a Ven. Un primer punto en el que se constata cierta alteración de lo simbólico, concierne al padre y la ley. A su llegada a Francia, Ven tenía siete años. Como carecían de documentos, el padre tuvo que certificar por su honor la edad y el estado de civil de sus hijos. Muchos padres en esas circunstancias, me reveló Ven, ocultaban la edad de los hijos disminuyéndola, a fin de que no sufrieran un retraso escolar. Su padre era demasiado honesto para cometer un fraude. Pero, me dijo Ven fugazmente, habría bastado con que me inscribiera como de sexo masculino, como a mi hermano, para que “todo” hubiese cambiado.
Esta observación es extraña y resulta difícil no tomarla como un Wunsch, un deseo absurdo como aparece en los sueños. Se trata, más bien, del signo de una idea delirante. Ya hemos señalado que todo comenzó con el regreso del padre, cuyo deseo devolvía a Ven a su familia y lo despertaba a la memoria; despertar insoportable, sin ninguna duda, en el que se topó conlo real, como si saliera de la nada. El retorno del padre desencadenó la psicosis, que adoptó la forma del transexualismo a causa de la preferencia de la madre por el hermano, concretada por el recuerdo fijador del varón que orinaba de pie. Al padre se asoció la idea delirante de un poder de determinación del sexo, perceptible en esa frase. Es posible que esa idea datara de la llegada a Francia. Quizá se alimentó en la afirmación, que le transmitieron varias veces, de que el padre quería decididamente una niña como primer hijo. Pero existe la impresión de un deslizamiento, una puesta en continuidad por el discurso entre lo simbólico de la ley y lo imaginario del cuerpo al que se reduciría la anatomía. De un deseo del padre, cumplido al nacer (que fuera niña), se deduciría que el deseo o la palabra tienen fuerza de ley sobre la anatomía. Al llegar a Francia, la palabra del padre habría podido modificar no sólo el estado civil, inscribirla como varón, sino tal vez incluso, quién sabe, metamorfosear la anatomía de conformidad con la ley del ser de Ven. El padre, cual un dios, habría podido reparar así el “error de la naturaleza”, cuya responsabilidad le atribuye la idea delirante.

* Fragmento del libro Ambigüedades sexuales. Sexuación y psicosis, de reciente aparición (ed. Manantial). //>>

Un millar de transexuales han cambiado su sexo en el DNI sin necesidad de operarse

La Ley de Identidad de Género, que permite este trámite, cumple un año este lunes | Las asociaciones consideran que “ha hecho justicia” con un colectivo muy discriminadoUnos mil transexuales han cambiado su sexo y su nombre en el DNI sin haberse operado genitalmente y sin procedimiento judicial durante el primer año de funcionamiento de la Ley de Identidad de Género, según estimaciones de la Federación Estatal de Lesbianas, Gays, Transexuales y Bisexuales. El presidente de esta asociación, Antonio Poveda, aseguró que la ley, que cumple este lunes un año desde su entrada en vigor, ha hecho “justicia con uno de los colectivos más discriminados” de la sociedad española, que antes veía “vulnerada su intimidad a la hora de realizar cualquier trámite” burocrático.Los colectivos de transexuales destacan la “buena acogida” que ha tenido la rectificación en el registro del sexo de las personas y se felicitan de que haya acabado con “infinidad de inconvenientes diarios que tenían lugar por la evidente discrepancia entre el aspecto de la persona y el nombre que aparecía en su DNI.En Madrid, casi un centenar de transexuales han decidido cambiar su nombre y su sexo en los documentos de identidad, sobre los mil transexuales que, se calcula, residen en la capital.

Para poder cambiar su DNI, el transexual debe tener nacionalidad española y ser mayor de edad. Además tiene que acreditar que le ha sido diagnosticada disforia de género y que ha recibido tratamiento hormonal durante al menos dos años para adecuar sus características físicas a las del sexo reclamado, si bien quedan exentos de esta terapia aquellas personas que por razones de salud o de edad no la puedan seguir.

Sin embargo, y ésta es la principal novedad de la Ley, no es necesario que la persona transexual haya sido sometida a una operación genital, ni tampoco se requiere una sentencia judicial.

Los colectivos de transexuales siguen reclamando que la “reasignación de sexo” sea una prestación más del Sistema Nacional de Salud. La presidenta de Transexualia, Rebeca Rullán, demandó que cada comunidad autónoma tenga una unidad de referencia que atienda el tratamiento primario de una persona transexual.

la echan del ejército

 Se trata de un soldado británico que luchó en las invasiones a Irak y Pakistán.


Fue condecorada por el príncipe Eduardo de Inglaterra y cuando manifestó sus deseos de reasignar de sexo el ejército y su familia le dieron la espalda.“Recuerdo lo confundida que estaba cuando era un chico. Consumía películas de guerra y todo lo que era considerado de hombre para poder darle un sentido a mi mundo”, confiesa la ex soldado Jam Hamilton al Daily Mirror.De hecho, quien en su momento se enlistara bajo el nombre de Ian confesó que eligió su profesión porque “era la ocupación que más representaba el estereotipo masculino”. Después de años de vivir bajo esa máscara, Hamilton decidió finalizar su matrimonio y confesar su verdadera condición sexual.“Recé a Dios para que guíe a la familia que me abandonó, para que mi ex esposa pueda volver a encontrar la felicidad y para que todos mis amigos, que estaban ansiosos por escuchar las nuevas noticias”, confiesa Hamilton al periódico inglés.Después de varias operaciones en las que buscó adaptar su fisonomía a la femenina, Hamilton quedó satisfecha con los resultados de su último emprendimiento: el cambio de sexo. “Sé que no voy a poder tener hijos, pero ni un ginecólogo podría notar la diferencia”, sintetiza.Aunque no logra comprender los motivos por los cuales la sociedad le dio la espalda, encontró en el Canal 4 de Inglaterra un refugio y contención (a cambio de que relate su historia del modo más dramático, claro). “Me sentí muy sola, pero encontré un pequeño grupo de amigos que me acompañó en todo”, explica Hamilton.

|| Fuente: 16 de marzo de 2008 (MU,eg)

Lambda premia a la Falla Cadis-Retor Femenia-Puerto Rico

El Col·lectiu Lambda de lesbianas, gays, transexuales y bisexuales otorgó el Premio Arco Iris, en su sexta edición, a la Falla Cadis-Retor Femenia-Puerto Rico de Valencia, por ser la que mejor trata la homosexualidad y la transexualidad.

Según explicaron fuentes del colectivo en un comunicado, el galardón fue otorgado al monumento fallero de esa comisión, llamado ´En Blanc i Negre´, que incluye una escena dedicada a lesbianas, gays, transexuales y bisexuales.El jurado del Col·lectiu Lambda valoró la visibilidad que realiza la falla “sobre la realidad de la sociedad en la que vivimos, de la que también formamos parte lesbianas, gays, transexuales y bisexuales”, y destacaron que lo hace “desde la crítica y planteando la cuestión con un gran ingenio, gracia, ironía y acierto”.Asimismo, indicaron que los ´ninots´ de la escena ´Blanca i radiant va la núvia…. o el nuvi´, son “un alegato a la diversidad”. No importa, continuaron, “si son dos chicos o dos chicas, o un chico y una chica quienes se casan, los invitados les ofrecen sus mejores deseos, es decir, que puedan pagar la hipoteca, que tengan amor, hijos y todo lo que comporta una boda, cosas buenas y malas, cosas blancas y negras”.El Col·lectiu Lambda estará presente en los actos de fallas repartiendo planos de la ciudad de Valencia, así como preservativos con una campaña especial de promoción del sexo seguro, que este año tiene como lema ´Con o sin colocón, siempre condón´.Por último, el colectivo invitó a todos a disfrutar de las fallas “con total libertad”, y especialmente a lesbianas, gays, transexuales y bisexuales, para que “desde dentro o fuera de las fallas, vivamos abiertamente nuestra sexualidad en estos días de fiesta”.

«Mi relato trata sobre la transexualidad desde el sufrimiento»
Ana Bermejo gana el certamen Voces de Mujer con un relato sobre la vida de un transexual ovetense que se muda a Barcelona
Ana Bermejo Melero, ganadora del VII Certamen literario nacional Voces de Mujer, se encuentra muy sensibilizada ante las diferentes problemáticas que afectan a las mujeres. Fruto de este interés participa en concursos de narrativa sobre este colectivo y atesora un brillante currículum: ha ganado cinco veces el certamen alfareño y en una ocasión el del Ayuntamiento de Logroño.- El relato con el que ha ganado el concurso se titula, ‘En un mundo azul’. ¿Qué historia cuenta en él?- Claudio es una persona que desde niño observa que tiene un cuerpo que no le pertenece, y siente que quiere ser una mujer. Se va de Oviedo a vivir a Barcelona, donde consigue operarse y su mundo azul se transforma en un mundo rosa; deja de ser Claudio, se convierte en Claudia y la sociedad le acepta como mujer.- ¿Desde qué perspectiva ha tratado el tema de la transexualidad?- He pretendido tratar la transexualidad desde el sufrimiento interior de los personajes y alejarla de la imagen mediática morbosa que suelen tener estos casos.

– Además de Claudio, ¿qué otros personajes aparecen en su relato y qué papel desempeñan?

– Esta su madre, una modista de Oviedo, y la sociedad ovetense que critica los ademanes y las formas de Claudio.

– El certamen, convocado por las Amas de Casa, ha tenido alcance nacional. Se han presentado 91 trabajos y su relato ha sido el ganador. ¿Cómo se sintió al conocer que había ganado?

– Fue una ilusión muy grande. Estoy muy satisfecha porque hemos sido tres alfareños los que hemos quedado finalistas.

– Este concurso lo ha ganado en cinco ocasiones, ¿Qué temas trató en las anteriores ediciones?

– El primer año fue un relato sobre los malos tratos y los burkas; el segundo, el alzheimer y la inmigración; el tercero, la anorexia y el año pasado, la ablación y la inmigración.

– ¿Volverá a presentarse?

– Ahora digo que no, pero cuando llegué el momento tal vez me vuelva a presentar.

Ofrecen ayuda a Giordano para iniciar el juicio

La directora del Ipem 315 recibió varias propuestas de asesoramiento legal para presentar demanda de adecuación de sexo

En un laberinto con varias salidas pero, por ahora, ninguna a la vista. Así parece sentirse Giordano (41), la directora del Ipem 315 José Hernández de la ciudad de San Francisco que quiere someterse a una operación de adecuación sexual. Después de la noticia, que publicó el domingo La Voz del Interior, Giordano, oriunda de Devoto, a 180 kilómetros de Córdoba ciudad, recibió una catarata de ofrecimientos de ayuda y un verdadero acoso periodístico, en especial de medios porteños. 

Giordano es transexual. Sufre “disforia de género”, una manifestación del síndrome de Harry Benjamin, cuya manifestación más evidente es tener cuerpo de varón y psiquis de mujer. Como vivir en un envase equivocado.

“He recibido muchísimos llamados y ofrecimientos, lo cual agradezco. Pero necesito descansar para decidir qué hacer. Necesito un acompañamiento permanente para seguir luchando por mis derechos”, dijo ayer Giordano a este diario. En este sentido, no descartó ninguna ayuda ya que, estimó, se podría actuar coordinadamente. “Hasta el domingo no tenía nada y hoy (por ayer) tuve decenas de llamadas”, precisó. 

La directora de la escuela pública sanfrancisqueña pidió en noviembre asesoramiento legal a la Unión de Educadores de la Provincia de Córdoba (UEPC). Inició allí su batalla para presentar una demanda a la Justicia (ver Por qué…), que incluyó pericias psiquiátricas y psicológicas que confirmaron su diagnóstico que recomienda una cirugía “urgente”.

Una respuesta llegó del Instituto Nacional contra la Discriminación (Inadi), que le ofreció asesoramiento legal y la representación para iniciar el trámite ante la Justicia. La abogada Liliana Spengler explicó que el caso no es sencillo y que está en contacto con la asesoría letrada del Inadi en Buenos Aires.

Por su parte, Adriana Domínguez, del Inadi Córdoba, aseguró que citaron a Giordano para esta semana para iniciar los trámites y programar una visita al Ministerio de Educación para denunciar supuestos casos de discriminación en la escuela.

También se contactaron funcionarios de la Secretaría de Derechos Humanos de la Provincia para ofrecer, según Giordano, “un compromiso moral y político”.

Acompañamiento. La propuesta que más interesó a Giordano fue la de Alejandra Portatadino (48), quien padeció “disforia de género” y fue operada en 2006. Ella, asesora jurídica de la Comunidad Homosexual Argentina (CHA), logró que la Corte Suprema considerara su caso como federal y sentó jurisprudencia.

Portatadino se comunicó telefónicamente con Giordano para brindarle asesoramiento gratuito, apoyo y acompañamiento legal y emocional, como lo hizo con “Nati”, la joven de Villa Dolores que se operó el año pasado. “Quienes no atienden estos reclamos están cometiendo un delito de lesa humanidad contra una persona porque están avasallando sus derechos personales de la identidad y la salud”, manifestó Portatadino. La mujer se reuniría con Giordano en Devoto, después de Semana Santa.

En tanto, la titular de UEPC, Carmen Nebreda, reiteró que el gremio aportó un perito médico que confirmó el diagnóstico de Giordano. Argumentó que la directora se encuentra “muy angustiada y ansiosa” por su situación, lo cual estaría motivando sus reclamos al sindicato. La UEPC contactó a Giordano con un abogado, quien estaría redactando la demanda que le permitiría iniciar el juicio en abril. No obstante, el letrado se molestó por la exposición mediática del caso y no quiso responder a la prensa.

–¿Va a continuar con el asesoramiento legal?

–Lo voy a pensar. Hablaré con Giordano, respondió ofuscado.

Hasta anoche no se había comunicado con ella.

En tanto, en relación a supuestas insinuaciones para desplazar al director de su cargo, fuentes del Ministerio de Educación negaron que sea discriminado. Aseguraron, además, que no han tenido quejas sobre su desempeño como autoridad escolar.

Realidad reconocida

Un año de la ley de identidad de género|Los transexuales pueden cambiar de sexo y nombre sin tener que operarse

Sentirse hombre en un cuerpo de mujer, o viceversa. No es un capricho, es una realidad. La Ley de Identidad de Género, que hoy hace un año que entró en vigor, ha dado amparo legal a este sentimiento.

A Jero Fernández hace mucho tiempo que le acompaña. Este toledano de 19 años va al psicólogo desde hace siete: algo le pasaba, pero ni él ni sus padres detectaban qué era. “Con esto se nace”, dice convencido. Desde hace dos años sigue un tratamiento de hormonación para convertirse en varón también físicamente.

Esta es una de las condiciones que deben cumplirse para poder acogerse a la ley, que permite cambiar de sexo y nombre sin tener que pasar por el quirófano. Además de este proceso de hormonación, hay que ser mayor de edad y tener diagnosticada una disforia de género -la ansiedad y angustia asociada al conflicto entre la identidad de género y el sexo morfológico-.

Jero empezó a tramitarlo el pasado verano. Tuvo que presentar informes endocrinos y psicológicos. Hace más de tres meses que le informaron, por carta, de que todo estaba en marcha y que el cambio sería inminente. Pero una huelga en el juzgado de Toledo impide que, por fin, en su carné de identidad conste que él, efectivamente, es chico y se llama Jero. “Será como nacer de nuevo”, sentencia.

La falta de estadísticas sobre la cuestión -estos casos no se separan de aquellos en que sólo se ha tramitado un cambio de nombre hace muy difícil saber cuántas personas, al igual que Jero, se han acogido ala ley. Se apunta que podrían ser unas 600, según fuentes del movimiento transexual citadas por la agencia Europa Press.

Esta ley -muy parecida ala inglesa ha supuesto “un paso básico, muy importante”, en palabras de Martín Berenguer, de la Federación Estatal de Lesbianas, Gays, Transexuales y Bisexuales. “Un triunfo”, añade María José Hernández, presidenta del colectivo Bolo Bolo, de Castilla-La Mancha, que evitará muchas situaciones incómodas y rocambolescas, en las gestiones cotidianas, el trabajo e incluso a la hora de votar.

Superar la congoja

“Optar a un trabajo con una identidad que no es la propia ha provocado que mucha gente se quede sin él”, agrega Hernández. Núria de la Torre, por ejemplo, ha tramitado los papeles para cambiar de género para “poder abrir un negocio propio”. “Ir con un nombre y un sexo que no es el tuyo es muy molesto”, admite.

Toni Mora, barcelonesa de 42 años, tiene su carné modificado desde septiembre. “Ahora ya no tengo la angustia de saber cómo reaccionará el vendedor cuando pague con mi tarjeta de crédito”, confiesa.

Y más relevante que eso, esta ley “es un reconocimiento social” a los transexuales, señala Berenguer. Un paso más para aniquilar la discriminación.

“HAY QUE PASAR POR ESTO PARA SABER QUÉ SE SIENTE”

Julio Cuesta siempre iba indocumentado. No soportaba llevar un DNI que “no se correspondía con lo que sentía”. Hastael10 de abril del año pasado cuando obtuvo su nueva documentación sin pasar por el quirófano que acreditaba que era un hombre. Él fue el primer transexual que se benefició de la Ley de Identidad de Género una de “las más avanzadas del mundo”.

“Tardé unos meses en asimilarlo. No me lo creía” admite Julio casi un año después. “Hay que pasar por todo esto para saber realmente lo que se siente; ha sido muy duro”.

Este valenciano de 51 años lleva casi seis con tratamiento hormonal un proceso que seguirá de por vida -“es tan curioso ver cómo va cambiando tu cuerpo” confiesa-. Y más de tres décadas luchando: “Esta ley era muy necesaria. Aunque tarde al final ha llegado”.

En toda esta batalla siempre ha contado con el apoyo de su familia especialmente el de su madre Pilar. Ella también estaba a su lado cuando hace un año Julio recogió la nueva documentación. Un escenario que aprovechó para invitar a todas las madres en una situación parecida a que “den cariño y comprensión a sus hijos”.

Los transexuales también serán llamados a filas en Tailandia

Moscú, 19 de marzo, RIA Novosti. Las autoridades de Tailandia permitirán a los transexuales prestar servicio militar y para ello los inscribirán como personas de “tercer sexo” para no amargarles la vida, comunicó hoy la agencia France Presse que cita fuentes del mando tailandés.

Actualmente los transexuales en Tailandia tienen prohibido prestar servicio militar. Se calcula que constituyen menos del uno por ciento de todos los reclutas del país.

Para probar que realmente son transexuales, o sea, que intentan vivir como mujeres, esas personas deberán presentarse durante tres años seguidos en las oficinas de reclutamiento y registro militar.

Una transexual inicia una huelga de hambre para pedir que el cambio de sexo se incluya en la seguridad social

Barcelona. (EFE).- Una transexual barcelonesa ha iniciado una huelga de hambre para pedir que la operación de cambio de sexo y el tratamiento hormonal se incluyan como prestación de la seguridad social.

La transexual, Marta Salvans, inició su medida de protesta el pasado domingo, para quejarse de que la consellera de Salud, Marina Geli, “no ha cumplido su promesa” de incluir este tipo de operaciones en la seguridad social.

Según esta transexual, la falta de cobertura pública de este tipo de operaciones lleva a varias transexuales a dedicarse la prostitución para poder ganar el dinero suficiente para sufragar las operaciones en centros privados españoles o para ir a Tailandia a operarse.

Educación contra el rechazo
El coordinador de ‘Decide-T’ en Alicante asegura que la xenofobia y homofobia y transfobia seguirán en las escuelas hasta que se respete al otro
23.03.08 –

El triunfo de una transexual catalana

La huelga de hambre de Marta Salvans logra que la Generalitat asuma las operaciones

LÍDIA PENELO – BARCELONA – 22/03/2008 21:02
Miembros de la conselleria de Salut se reunirán el próximo jueves con Marta Salvans, una transexual barcelonesa. El motivo del encuentro es anunciar la creación de una Unidad de Identidad de Género como centro de referencia de España. Dicha entidad realizará operaciones de cambio de sexo y dependerá de la Seguridad Social.

La cita se producirá después de que el domingo pasado la transexual se declarase en huelga de hambre para pedir que las intervenciones de reasignación sexual y el tratamiento hormonal se incluyan como prestación de la sanidad pública. Salvans abandonó la huelga de hambre ayer por la mañana cuando el departamento de Salut le aseguró que cumplirán con el compromiso adquirido en 2006.

“El domingo pasado no pude soportar más la situación. Recibí un mail donde me comunicaban la muerte de una chica de 18 años que empezó a prostituirse para pagar la operación. La noticia fue un golpe terrible y decidí hacer algo”, explica Marta Salvans con un punto de desesperación en la voz. Según ella, hay muchos transexuales que mueren o se suicidan porque se sienten atrapados en una depresión sin salida.

“Hay mucha falta de información. Si te vas a un centro de atención primaria y les cuentas que tienes tu identidad sexual cruzada no saben qué hacer contigo”, explicó esta transexual responsable de una página web en la que se da información sobre la transexualidad.

Marta Salvans tiene 49 años y no puede operarse porque tiene una diabetes difícil de controlar. Sin embargo, está decidida a lucharhasta el final para que la Generalitat asuma su compromiso de realizar operaciones de cambio de sexo gratuitas.

En el Hospital Clínic de Barcelona ya existe una Unidad de Identidad de Género, pero todavía no se practican actuaciones quirúrgicas. El único centro sanitario de España que realiza intervenciones de cambio de sexo financiadas por la sanidad pública es el Hospital Carlos Haya de Málaga.

Roger Yerro. Esta noche de sábado de gloria se sube a la noria la maravillosa actriz y mejor mujer Carla Antonelli.

En el programa podremos ver imagenes inéditas de Carla en los años 70.Carla Antonelli, activista socialista y ahora de nuevo retomando su carrera como actriz en la serie ‘el síndrome de Ulisses’. Últimamente la hemos visto de tertuliana en las mesas de debate en el mismo programa ‘la noria’ de Jordi González.En esta ocasión se sentará en el sillón a contestar muchas cosas que han sucedido a lo largo de su vida. Tanto temas profesionales como también, imagino, sobre su transexualidad.

Tal y como he dicho Carla es una gran mujer. La conocí hace unos meses haciendole una entrevista en este mismo portal, con motivo del estreno de la serie de antena 3 en la que ella protagoniza a una transexual que tiene una hija y que regenta un bar, y os puedo decir que es la persona mas encantadora que ha pisado éste portal.

Asi que veremos esta noche la entrevista con toda atención, sin perder detalle. A las 22:30 en Telecinco.

ryerro@damartv.com

El triunfo de una transexual catalana

La huelga de hambre de Marta Salvans logra que la Generalitat asuma las operaciones

LÍDIA PENELO – BARCELONA – 22/03/2008 21:02
Miembros de la conselleria de Salut se reunirán el próximo jueves con Marta Salvans, una transexual barcelonesa. El motivo del encuentro es anunciar la creación de una Unidad de Identidad de Género como centro de referencia de España. Dicha entidad realizará operaciones de cambio de sexo y dependerá de la Seguridad Social.

La cita se producirá después de que el domingo pasado la transexual se declarase en huelga de hambre para pedir que las intervenciones de reasignación sexual y el tratamiento hormonal se incluyan como prestación de la sanidad pública. Salvans abandonó la huelga de hambre ayer por la mañana cuando el departamento de Salut le aseguró que cumplirán con el compromiso adquirido en 2006.

“El domingo pasado no pude soportar más la situación. Recibí un mail donde me comunicaban la muerte de una chica de 18 años que empezó a prostituirse para pagar la operación. La noticia fue un golpe terrible y decidí hacer algo”, explica Marta Salvans con un punto de desesperación en la voz. Según ella, hay muchos transexuales que mueren o se suicidan porque se sienten atrapados en una depresión sin salida.

“Hay mucha falta de información. Si te vas a un centro de atención primaria y les cuentas que tienes tu identidad sexual cruzada no saben qué hacer contigo”, explicó esta transexual responsable de una página web en la que se da información sobre la transexualidad.

Marta Salvans tiene 49 años y no puede operarse porque tiene una diabetes difícil de controlar. Sin embargo, está decidida a lucharhasta el final para que la Generalitat asuma su compromiso de realizar operaciones de cambio de sexo gratuitas.

En el Hospital Clínic de Barcelona ya existe una Unidad de Identidad de Género, pero todavía no se practican actuaciones quirúrgicas. El único centro sanitario de España que realiza intervenciones de cambio de sexo financiadas por la sanidad pública es el Hospital Carlos Haya de Málaga.

Mil transexuales de Uruguay podrían cambiar su identidad

 

Montevideo – (Montevideo Portal)
Unas 1.000 transexuales estarán en condiciones de adherirse a la ley que, en caso de aprobarse, permitirá el cambio de nombre en la partida de nacimiento, documento de identidad y credencial cívica. La senadora frentista Margarita Percovich explicó a Índice 810 que los interesados deberán presentar testigos que certifiquen que la persona utiliza otro nombre.La senadora señaló que la iniciativa no podrá ser tratada en el Senado antes de mitad de año, ya que la Comisión de Población y Desarrollo tiene otros proyectos antes en agenda.El proyecto fue presentado en diciembre por Percovich, ante la Cámara de Senadores, y pasó a la Comisión de Población y Desarrollo para su tratamiento.

La senadora explicó a Índice 810 que para la elaboración del articulado trabajó con varios de los colectivos homosexuales y transexuales, con el objetivo de entender la lógica de los problemas y las denuncias que recibían de estas personas por hechos de discriminación.

“Una persona se comporte, se vista, porque se siente con una identidad de género diferente de la que tiene, provoca muchas veces casos de discriminación en el trabajo, en el tratamiento médico. Entonces, nos acercaron esas dificultades y durante dos o tres meses estuvimos tratando de ver dónde se producían los hechos de discriminación y estudiando legislación comparada al respecto”, señaló la senadora.

El proyecto reconoce el derecho a tener una identidad de género diferente al sexo que se tiene y, por lo tanto, poder proceder al cambio de registro de nombre en condiciones muy sencillas y ante el Registro Civil.

Percovich destacó que el articulado no requiere como obligatorio la operación de cambio de sexo, ya que sólo una minoría de las personas transexuales solicitan el cambio de sexo desde el punto de vista quirúrgico.

“Lo que sí se requiere es el testimonio de personas que hayan convivido o hayan sido vecinos de las personas transexuales, para confirmar un cierto tiempo de expresión de otra identidad en el comportamiento de la persona”, explicó.

En la elaboración del proyecto se discutió bastante el hecho de si cambiar o no las partidas de nacimiento, pero finalmente se resolvió que eso será opcional.

“Es a voluntad, porque hay personas que no tienen interés en dejar de reconocer que nacieron con un determinado sexo, pero que en el momento de expresarse, trabajar, etcétera, quieren tener el físico y el registro y el nombre que corresponde a su identidad sexual”, señaló Percovich.

El proyecto contempla la posibilidad de cambiar la partida de nacimiento, documento de identidad y credencial cívica.

En cuanto a los registros patrimoniales, los derechos y obligaciones seguirán correspondiendo a la persona que tuvo el registro original, porque si no se complican todos los trámites sucesorios, de derechos, separación de bienes, etcétera.

Como el proyecto se presentó prácticamente cuando empezaba el receso parlamentario, hay tres o cuatro articulados que tienen prioridad porque se presentaron antes en la Comisión de Población y Desarrollo. De acuerdo a este panorama, Percovich entiende que no será posible tratarlo antes de mitad de año.

El viernes pasado un grupo de 20 transexuales realizaron una movilización denominada “Este no es mi nombre”, frente a la sede del Registro Civil, reclamando la aprobación, cuánto antes, de este proyecto.

LOS EXPERTOS DENUNCIAN QUE EL PACIENTE TRANSEXUAL SIGUE ESTANDO DISCRIMINADO Y MAL TRATADO EN NUESTRO PAÍS

Este será uno de los temas estrella del próximo Congreso Español de Sexología, que se celebra en León· Para abordar adecuadamente este problema se considera necesaria la creación de equipos multidisciplinares, con psicólogos, endocrinólogos y cirujanos
· Los profesionales sanitarios exigen que la transexualidad no sea contemplada como una enfermedad mental
· En España se calcula que hay unos 2.600 transexuales
· Se presentará un protocolo de actuación para la atención sanitaria integral a las personas transexuales
“La transexualidad no es necesariamente una enfermedad y, menos aún, una enfermedad mental”, asegura la sexóloga Miren Larrazábal, presidenta del Comité Científico del Congreso Español de Sexología, que tendrá lugar del 17 al 20 de abril en León. La aclaración es importante porque, como denuncia esta experta, “en estos momentos, y a pesar del avance que ha supuesto la Ley Reguladora de la Rectificación Registral de la Mención Relativa al Sexo de la Personas, sigue siendo imprescindible el diagnóstico de disforia de sexo para que se acepte un cambio de sexo en nuestro país”.Aunque frecuentemente se confunden, la transexualidad y la disforia de sexo aluden a dos realidades distintas. El término transexualidad indica una tendencia a no asumir el género asignado en el nacimiento, mientras que la disforia de género indicaría que dicha valoración genera en el sujeto alteraciones emocionales. “No todo transexual padece disforia; sin embargo, la Ley señala que si el transexual no presenta disforia no puede modificar su adscripción de género ni puede ser atendido para modificar su deseos de cambio de género”, denuncia Miguel Ángel Cueto, sexólogo del Centro Psicológico de Terapia de Conducta de León y presidente organizador del Congreso Español de Sexología. Sin duda, añade, “se está favoreciendo una patologización de dichas personas que, en vez de ser derivadas a psicólogos, se orientan a psiquiatras directamente, con lo que se presupone una valoración patológica de antemano”.

Un problema social y sanitario
La transexualidad consiste en una disociación entre el sexo genético, gonadal y fenotípico, y el sexo psicológico o identidad de género. Son personas que no se identifican con el género que socialmente se corresponde con su sexo biológico de nacimiento. Por extrapolación de estudios de otros países, se calcula que habría unas 2.600 personas transexuales en España (1.800 de hombre a mujer, y 800 de mujer a hombre); de éstos, tras un adecuado proceso diagnóstico, serían candidatas a cirugía unas 500 personas.

La transexualidad supone un desafío a la rígida división de géneros establecida en nuestra sociedad. También cuestiona la idea de la supuesta naturalidad de los géneros, que presupone que nacer macho implica de manera natural sentirse hombre y nacer hembra sentirse mujer. “Nuestra tarea como profesionales es acompañar en este proceso: clarificando si hay confusión (no todas las crisis de identidad de género implican una transexualidad) y ayudando psicológicamente a que se expresen socialmente tal como sienten el género psicológicamente”, afirma la psicóloga Miren Larrazábal. Tal y como denuncia, “estamos ante una problemática novedosa que implica estudio y reflexión por parte de la comunidad científica, que necesita despojarse de esquemas mentales y estereotipos sexuales y sociales cerrados”.

Abordaje multidisciplinar
El deseo de vivir y ser aceptado como un miembro del género opuesto al sexo biológico no es un trastorno mental aunque puede crear, por desconocimiento, incomprensión social o falta de asunción de su rol, cierta disforia que podría necesitar asesoramiento o apoyo terapéutico. En este sentido, los expertos resaltan la importancia de hacer un buen diagnóstico del trastorno, ya que un diagnóstico no certero es un factor predictivo de arrepentimiento post-tratamiento de reasignación de sexo y de la evolución.

La falta de atención de este trastorno dentro del sistema sanitario público está condicionando, aparte de la ausencia de datos epidemiológicos, la escasez de publicaciones, la identificación de factores de pronóstico, los estudios sobre calidad de vida, los estudios sobre comorbilidad psiquiátrica asociada y la evolución del trastorno. Según expone Miguel Ángel Cueto, “las dificultades que encuentran para ser tratados por el sistema sanitario público les llevan a recurrir al autotratamiento hormonal, lo que se puede traducir en graves efectos para su salud, en la aparición de desórdenes psicológicos diversos e, incluso, en el incremento del riesgo de autolesiones en los genitales o en intentos de suicidio”.

Los tratamientos intentados desde diferentes especialidades se muestran ineficaces para reconciliar al paciente transexual con el sexo biológico al que pertenece. En cambio, sí está contrastada la eficacia de ajustar el cuerpo a la mente mediante el tratamiento multidisciplinar: psicológico, endocrinológico y quirúrgico. Por eso, los psicólogos consideran esencial su participación en el proceso de abordaje de los problemas que plantean los transexuales. “Tienen el derecho de ser atendidos mediante protocolos consensuados por la comunidad científica, siendo valorados por psicólogos y no por psiquiatras”, sentencia Miguel Ángel Cueto.

Más allá de la Ley
En las principales clasificaciones diagnósticas internacionales de enfermedades (el DSM-IV-R o la CIE-10) se incluye a la transexualidad como un trastorno o enfermedad. No obstante, indica Miren Larrazábal, “pensábamos que se debería analizar seriamente la eliminación de la situación de transexualidad de las clasificaciones internacionales de trastornos y enfermedades (como ya se hizo con la homosexualidad) ya que, aunque no se pretenda, sí que produce cierta estigmatización que atenta contra estas personas, dificultando su integración social y, por tanto, su bienestar personal”.

De hecho, un aspecto común de las personas transexuales es su negativa a ser considerados enfermos. Los transexuales sitúan su problema sobre todo en la representación corporal; “si recurren al sistema sanitario no lo hacen porque se sientan enfermos, sino para que se les restituya su verdadera identidad de género en un cuerpo al que no consideran como suyo”, apunta Miguel Ángel Cueto.

Con la aprobación de la Ley Reguladora de la Rectificación Registral de la Mención Relativa al Sexo de la Personas se reconoce el derecho de las personas transexuales a cambiar su sexo, para que éste se corresponda con la identidad de género que reclaman como propia. Pero, como subraya Mirel Larrazábal, “aunque la Ley supone un paso adelante, plantea controversias al seguir incidiendo en que la transexualidad es un trastorno mental y al incluir en su diagnóstico (como un requisito de obligado cumplimiento) la disforia de género”.
En estos momentos, numerosos colectivos de transexuales y profesionales de la salud mental (sexólogos, psicólogos, médicos), así como todas las sociedades científicas de Sexología, se oponen a considerar la transexualidad una enfermedad, un trastorno mental.

La cita más importante de la Sexología española
Esta controversia será uno de los temas estelares que se abordará en el Congreso Nacional de Sexología. La reunión contempla un programa científico multidisciplinar, donde se incluyen sesiones y talleres que aluden tanto a aspectos relacionados con la salud, como con el erotismo y la sexualidad o los problemas cotidianos de las parejas homosexuales. El crisol de expertos que cada dos años se reúnen en este Congreso asegura la revisión de una amplia gama de aspectos relacionados con la salud sexual, así como con el fomento de la educación en el respecto por la diferencia y en la mejora de habilidades de seducción y de relaciones sexuales.

El Congreso está organizado por CEPTECO (Centro Psicológico de Terapia de Conducta) de León, la Federación Española de Sociedades de Sexología (FESS) y la Asociación Española de Especialistas en Sexología (AEES). Se espera una asistencia de cerca de 500 personas, procedentes de áreas educativas (profesores, educadores, instituciones educativas, expertos del Ministerio de Educación y de Consejerías), de salud (expertos del Ministerio de Sanidad de política sanitaria, sexólogos, médicos, psicólogos, personal de enfermería…) y de asociaciones de minorías (transexuales, homosexuales, paralíticos cerebrales…). En el marco de este Congreso también se celebrará el VII Encuentro de Teléfonos y Asesorías de Sexualidad y el IV Encuentro Iberoamericano de Profesionales de la Sexología.

Para más información
Gabinete Prensa X Congreso Español de Sexología. Paco Romero: 639 64 55 70
Gabinete Prensa FESS. Jesús María López de Uribe: 670 51 68 33

Analizan expertos orientaciones sexuales e identidades de género

 

 

México, DF, 24 marzo 08 (CIMAC).- Este domingo inició en la Ciudad de México el Segundo Simposio de Estudios Queer de la Pascua 2008, en la Universidad del Claustro de Sor Juana, ubicada en el Centro Histórico capitalino.

 

El tema central es Queerness y la Otredad, con el objetivo de entender las distintas formas sexo-genéricas a través del tiempo y el espacio, así como explorar los desarrollos recientes en la teoría y el método de los estudios queer, dijo el doctor Lars Ivar Owesen-Lein Borge, coordinador académico en Enkidu Magazine, organizadora del evento, informa la agencia NotieSe.

 

Con temas diversos que mostrarán los resultados de investigaciones con perspectiva queer realizadas en México y el mundo, el seminario concluye el próximo 29 de marzo y en el participan alrededor de 120 ponentes de universidades de todo el mundo, entre quienes destaca Line Chamberland (Institut de Recherches et d’etudes Feministes de la Universidad de Quebec en Montreal), reconocida como una de las fundadoras de los estudios queer en Canadá.

 

En la presentación del programa del evento, Lars Ivar Owesen-Lein Borge reconoció que si bien los estudios queer no están institucionalizados en México ni en América Latina, el tema se encuentra presente en las universidades.

 

Esto se debe a que todavía existe confusión respecto al significado de esa corriente teórica, implicada en un campo interdisciplinario relacionado con las orientaciones sexuales y las identidades de género, dijo.

 

Agregó que “los estudios queer existen en la teoría literaria, en las ciencias políticas, historia, sociología, filosofía, psicología, ética, y pueden examinar las identidades, las vidas, las historias y las percepciones. Se trata de un campo de estudios amplio, incluyente, mucho más diverso que los estudios de género o que los estudios gay, lésbicos, bisexuales o trans”.

 

Todas y todos, independientemente de nuestra orientación sexual, podemos ser incluidos en la categoría de diversidad sexual, en lo queer, explicó Owesen-Lein.

 

Según la activista transexual Hazel Gloria Davenport, las personas trans son unos de los puntos más interesantes de la teoría queer. Ella considera importante que el transgénero y la transexualidad aparezcan en estudios como los que se presentarán en el simposio porque esto visibilizará otras formas humanas de pensar y sentir.

 

Esa pluralidad se manifestará también a través de actividades sociales y culturales, como la obra de teatro Las Ochenta Mejores Amigas, de Juan Carlos Cuéllar, y la presentación de dos libros: Live Flesh: the male body in contemporary spanish cinema, escrito por Santiago Fouz Hernández y Alfredo Martínez Exposito; y Saudades de Sandra Lorenzano.

 

La entrada al simposio será gratuita y fue inaugurada hoy por Carmen Beatriz López Portillo Romano, rectora de la Universidad del Claustro de Sor Juana.

 

El doctor Antonio Marquet, autor del libro Que se quede el infinito sin estrellas, pronosticó que este evento será muy importante para entender y consolidar la diversidad sexual porque lo queer refrenda la postura política de cuestionar la heteronormatividad. “Lo queer es invertir y cuestionarlo todo”, afirmó.

 

08/CV

Panteras Rosas de Portugal denuncia el asesinato de una mujer transexual

Escrito por Argelia Villegas López   
26-03-2008 a las 12:53:38
Los restos mortales de Luna, mujer transexual asesinada con cruenta violencia, fueron hallados en un contenedor de escombros en Lisboa hace unos días, Gisberta, también mujer transexual, perdió la vida a manos de 14 jóvenes en 2006, quienes la asesinaron a golpes con una violencia brutal. Ante el sadismo y transfobia desmedida contra personas transexuales en Portugal y la indiferencia de las autoridades, esta tarde en Madrid organizaciones lesbico-gays convocan a una concentración ante la embajada de Portugal para hacer un llamamiento internacional y exigir el cese de esta violencia.“En la concentración de esta tarde en la embajada exigiremos que desde todos los estados se haga presión internacional para que la Organización Mundial de Salud (OMS) despatologice la transexualidad y deje de ser considerada como una enfermedad” declaró Curro de la organización Liberacción a AmecoPress.

Según el entrevistado, el que la transexualidad sea considerada como una enfermedad por la OMS resulta peligroso pues “se están dando argumentos a la impunidad y a la exclusión social de las personas transexuales”, estimó.

Luna, era residente y trabajadora precaria en la prostitución desde hace varios años en la zona de Conde Redondo, en Portugal, tenía un seguimiento en el Hospital de Santa María por el equipo multidisciplinar de alteración del cuerpo. Luna era sorda parcialmente, y se considera que tal vez deseaba volver a Brasil donde se encuentra su familia, informaron en un comunicado organizaciones LGTB que han convocado a la concentración de esta tarde.

Gisberta, víctima también de la violencia homofóbica, murió en 2006 amordazada, apedreada, además de que le introdujeron palos por el ano, hasta dejarla inconsciente. Durante las dos noches siguientes, regresaron para repetir las agresiones hasta matarla los autores de este brutal asesinato fueron 14 chicos de entre 10 y 16 años de la Oficina de San José, institución católica de acogida para “chicos conflictivos”.

Ante un nuevo asesinato violento y perpetrado con sadismo de una mujer transexual, la organización Panteras Rosas, que trabaja en Oporto y Lisboa a favor de los derechos de las personas transexuales, ha levantado la voz y ha convocado esta tarde a una concentración frente a la embajada de Portugal para realizar un llamamiento internacional y exigir el cese de estos ataques homofobicos que se ha cobra una víctima más.

La organización “Panteras Rosas” de Portugal, lleva diez años trabajando a favor de la protección de derechos humanos de las personas transexuales, y desde hace tres se dedica exclusivamente en dar voz y presencia a quienes han sufrido agresiones, así como da acompañamiento para protección y dignidad de las víctimas.

Panteras Rosas, organización localizada en Oporto y Lisboa, constituye desde hace tres años el frente de lucha de Lesbianas Gays Transexuales y Bisexuales (LGTB), la organización tiene diez años de vida, y son quienes denuncian los casos, y se han centrado en dar voz y presencia a quienes han sufrido agresiones, así como dar acompañamiento, “pues son agredidas por el simple hecho de ser personas transexuales” acotó Curro.

“Los asesinatos perpetrados hacia las personas transexuales se realizan de forma violenta y con un sadismo desmedido, todos con características similares, ante el panorama no hay ninguna garantía de protección para ellas” explicó Curro.

Mencionó también como importante la Ley de Igualdad en España, aunque “es una ley incompleta que puede ser mejorada, pues se han dejado cosas importantes en el tintero pues ha excluido a las personas transexuales, y por otro lado reconoce esa dignidad en base a la patología de la transexualidad, y liga necesariamente el reconocimiento de la identidad de género en sentido al diagnóstico de historia de género”.

Para Curro “en España también se considera la transexualidad como una enfermedad” mientras que en Portugal la igualdad entre sexos, y protección de personas transexuales es una nota siempre pendiente, pues “siempre está a punto de realizarse, y siempre se está tardando, en el caso concreto de España tenemos un marco legislativo que se está cumpliendo un año ahora mismo, pero tampoco es una ley que garantice políticas públicas de igualdad contra la exclusión transfóbica, es una ley insuficiente que puede mejorarse”

La concentración para exigir medidas públicas contra la transfobia, y exigir un cese de este tipo de asesinatos y violencia hacia personas transexuales, será esta tarde en la embajada de Portugal (calle Pinar nº1, metros Rubén Darío o Gregorio Marañón) a las 18:30 hrs.

Las asociaciones que convocan son: Asociación RQTR de la Universidad Complutense de Madrid, Colectivo LiberAcción de Madrid, Fundación Triángulo, Asociación Española de Transexuales – Transexualia, Grupo de Trabajo Queer y Colectivo Acera del Frente de Madrid.

Chueca dice no a los recortes de derechos propuestos por el Partido Popular

El barrio mas lésbico, gay, transexual y bisexual de Madrid castigó duramente al Partido Popular en las elecciones de 2008. En las 8 mesas del barrio, los partidos de izquierda ganaron al Partido Popular por mas 11 puntos, un vuelco de 16 puntos respecto a los resultados de la comunidad autonoma.

Nicolás Alejandrez

Hoy, la Federación estatal de Lesbianas Gays Transexuales y Bisexuales (FELGTB) ha emitido una nota de prensa, felicitando a los habitantes del barrio de Chueca por su decidido apoyo a los partidos de Izquierda.

Aunque en el pasado los rumores aseguraban que en Chueca ganaba la derecha, los datos de las mesas electorales del barrio apuntan la tendencia contraria. En Chueca, un 44,5% de los votos fueron para el PSOE y un 7,4% para IU, sobrepasando ambos partidos la media obtenida en la capital y en la comunidad autonoma.

En las distintas mesas del barrio de Chueca, los partidos de izquierdas, que apoyaban los derechos LGTB, obtienen 11 puntos de ventaja respecto al Partido Popular (51,90% frente a un 40,62%). El Partido socialista gana en 5 de las 8 mesas electorales.

Si analizamos los datos respecto a la media de Madrid, los resultados resultan llamativos ya que el PP pasa de una ventaja de 5,20 puntos de media en la comunidad a una desventaja de 8,7 puntos. Comparándolo con la capital, donde recibió un apoyo del 50,65%, la pérdida es de 10 puntos.

La suma de PSOE e IU consiguio un 51,90%, más de 7,76 puntos porcentuales por encima de la media de la comunidad, convirtiendo al barrio de Chueca en un ejemplo de apoyo a la igualdad LGTB en el corazón de Madrid.

Para la FELGTB, estos datos indican que con los derechos de Lesbianas, Gays, Transexuales y Bisexuales “no se juega”. Antonio Poveda, presidente de la FELGTB, aseguro que “si el Partido Popular quiere seguir trabajando contra nuestros derechos, nos volverá a tener en frente, denunciando su homofobia, en tantas elecciones como sea necesario, hasta que asuman que nuestra igualdad no se toca””

Miguel Ángel González, presidente de COGAM, ha manifestado que “los rumores y habladurías se callan con datos, y los datos de las pasadas elecciones son claros: el apoyo mayoritario del colectivo LGTB fue a parar a quienes no nos discriminan”.

La Federación y COGAM habían lanzado una campaña bajo el lema de “Los derechos se conquistan; se disfrutan; defiéndelos con tu voto” que se repartió a nivel estatal, y en el barrio de Chueca fue repartida por los voluntarios y voluntarias de COGAM.

 
/* Open Centered Popup Window Script- © DHTMLShock (www.dhtmlshock.com) To add more shock to your site, visit http://www.DHTMLShock.com */ function centrarVentana(theURL,winName,features, myWidth, myHeight, isCenter) { //v3.0 if(window.screen)if(isCenter)if(isCenter==”true”){ var myLeft = (screen.width-myWidth)/2; var myTop = (screen.height-myHeight)/2; features+=(features!=”)?’,’:”; features+=’,left=’+myLeft+’,top=’+myTop; } window.open(theURL,winName,features+((features!=”)?’,’:”)+’width=’+myWidth+’,height=’+myHeight); } Versión para imprimir

|| <!–     –> 

Un transexual logró embarazarse en EE.UU.

Era mujer y se había operado para cambiar de sexo; luego se sometió a técnicas de fertilización porque su esposa no podía concebir; su hijo nacerá en julio

WASHINGTON (dpa).- Un hombre transexual del estado de Oregon está esperando un hijo, tras haberse sometido a técnicas de fertilización asistida y gracias a que no se había dejado extirpar ni los ovarios ni el útero al pasar por la operación de cambio de sexo.

“¿Quieren saber qué se siente estar embarazado siendo hombre? Es increíble”, describe Thomas Beatie su situación a la revista The Advocate. El futuro padre, quien según propias declaraciones nació mujer y se sometió a una operación de cambio de sexo, está en su sexto mes de gestación.

El hombre vive junto a su esposa Nancy. “Seré el padre de mi hija y Nancy será la madre. Una familia normal”, señala.

Hace algunos años Beatie se había sometido a una mastectomía y comenzó una terapia con testosterona, una hormona masculina. Desde entonces es hombre ante la ley, agrega el embarazado. “Más allá de que una vida late en mí, me va bien y estoy convencido de ser un hombre”, agregó.

Para poder quedar embarazado abandonó su terapia de testosterona, luego de lo cual se produjo la concepción. La pareja se había decidido a que el embarazo lo llevase adelante el hombre, luego que se descubrió que la esposa, Nancy, no podía quedar embarazada.

Al mismo tiempo Beatie se queja de las dificultades para encontrar un médico que pueda apoyar a la pareja: “Fuimos discriminados y hasta fuimos objeto de burla por parte de profesionales”.

Para Beatie es su segundo embarazo. El primero fue un embarazo de trillizos, que debió interrumpir por “poner en riesgo su vida”. Esta vez, contrariamente, todo se desarrolló sin complicaciones, agregó Beatie.

El parto está previsto para el mes de julio.

Dos de cada tres jóvenes piensan que se discrimina a los gays y transexuales en los colegios

Dos de cada tres adolescentes de la provincia de Valencia piensan que los homosexuales y los transexuales son “discriminados” y tratados de forma “injusta” en los centros de educativos, según el primer estudio piloto sobre la homofobia y la transfobia en el ámbito educativo de la Comunitat Valenciana realizado por el Colectivo Lambda de lesbianas, gays, transexuales y bisexuales.

La coordinadora general del colectivo, Luisa Notario, fue la encargada de presentar en rueda de prensa junto al director del Instituto de Educación Secundaria (IES) Rascanya-Antonio Cañuelo de Valencia, Miquel Real, y el miembro del grupo joven de Lambda Xavi Albors los resultados del estudio.En la investigación, que empezó a desarrollarse en octubre del pasado año, se han realizado un total de 291 encuestas -158 a chicas y 132 a chicos- de entre 14 y 18 años en cinco IES públicos de Valencia, Mislata, Quart de Poblet y Tavernes Blanques.

Según los resultados del estudio, dos de cada tres adolescentes consideran que lesbianas, gays, transexuales y bisexuales son tratados de forma “injusta” en los centros educativos, una discriminación que llega al 80 por ciento en el conjunto de la sociedad.

Notario lamentó que, a pesar de que los jóvenes encuestados tienen una actitud “positiva” frente a este colectivo, más de un 20 por ciento afirma sentirse “incómodo” en la relación con lesbianas y gays, porcentaje que llega cerca del 40 por ciento en el caso de las personas transexuales.

De la misma forma, indicó que 17,2 por ciento -alrededor de un 40 por ciento de chicos- considera “inapropiado” que lesbianas y gays expresen sus sentimientos en público y un 10,6 por ciento piensa que la transexualidad es una “enfermedad”.

Por otro lado, Notario confirmó que un 3,5 por ciento cree “correcto tratar con desprecio” a las personas homosexuales, aunque un 10,3 por ciento se muestran indiferentes ante este trato. En el caso de las personas transexuales, un 7,5 por ciento cree “correcto ese desprecio” y un 12,7 por ciento se muestra indiferente ante el mismo.

En cuanto a cómo creen los y las adolescentes encuestados que debería de tratar la sociedad a lesbianas y gays, un 77,3 por ciento afirma que deberían de tener “los mismos derechos mientras que un 17,9 por ciento considera que algunos “no les conciernen”, principalmente los referidos a la adopción y tener hijos.
Respecto a los derechos de las personas transexuales, un 70,8 por ciento de los encuestados piensa que deberían de tener los mismos que el resto, un 14,4 por ciento considera que algunos no -también destaca la adopción y tener hijos- y un 12 por ciento considera que ser transexual “no es correcto”.

Diferencias de género

La coordinadora de Lambda aseguró que uno de los asuntos que más llama la atención del estudio, es la “diferencia” que hay en las respuestas de chicos y chicas ya que las segundas son más “favorables”. En su opinión, esto se debe a que la homofobia es “producto del machismo, y por lo tanto, la discriminación que sufren las mujeres conlleva una mayor tolerancia a la diversidad”.

Así, comentó que la encuesta se observa que, en general, la mayor parte de chicos y chicas muestran “una actitud favorable” ante personas homosexuales y transexuales, pero sostuvo que aún existe un porcentaje, situado entre un 10 por ciento y un 20 por ciento, que refleja “opiniones de rechazo”.

También, añadió que existen “diferencias de percepción” entre los adolescentes que conocen a homosexuales y transexuales y los que no, e insistió en que las personas que conocen en su ámbito cercano a personas de este colectivo tienen una actitud “mucho más positiva y tolerante”.

Notario subrayó que los resultados de este estudio “deberían servir para ahondar en estas cuestiones y conocer que piensan los adolescentes sobre las minorías sexuales”. A su juicio, el impulso de las instituciones es “imprescindible” para profundizar en estos temas y así poder obtener datos con “mayor rigor” que permitan a las instituciones dirigir sus políticas hacia la construcción de una sociedad “más libre y respetuosa con las minorías y la diversidad”.

Finalmente, destacó que estas conclusiones son “obvias” porque demuestran la “necesidad” de la puesta en marcha de políticas educativas dentro del sistema de educación reglada “que normalicen la homosexualidad y la transexualidad”, prevengan “situaciones de homofobia y transfobia” y eviten el acoso escolar “por motivo de orientación sexual e identidad de género”.

Por su parte, Xavi Albors, que estudia segundo de bachillerato en un IES, criticó que desde los centros educativos “no se hace nada” para que las personas homosexuales y transexuales “se sientan a gusto ya que no se les ofrece ningún referente” y consideró que la educación debe enseñar que “no todo es heterosexual y los que se salen de la norma son los demás”.

Educación para la ciudadanía

Preguntado por si la asignatura de educación para la ciudadanía puede servir para aportar normalidad respecto a la diversidad sexual, Miquel Real dijo que una de las partes del curriculum de la materia “se encuentra reflejada” este tipo de diversidad pero añadió que una hora a la semana “no es suficiente para impartirla de forma completa”.

En ese sentido, explicó que es labor de la Conselleria decidir que partes “se eliminarán” y manifestó que, con ello, “se puede deducir que se suprimirá y que no”.

Los Eurogames 2008 se celebrarán en la capital catalana del 24 al 27 de julio

  • • Se espera que la cita atraiga a unos 30.000 visitantes
    CATALINA GAYÀ
    BARCELONA

    No se sorprenda. Un día de estos Barcelona amanecerá tapizada de banderolas y pósteres en las que Ernesto, Liz, Eva, Aina, Àgatha y Joan le animarán a participar este verano en los Eurogames 2008. Usted estará sentado en un bus o se paseará tranquilamente por el paseo de Gràcia y verá un foto enorme con un hombre musculoso y sonriente en bañador. Es Ernesto. “Soy gay, chef y me relaja nadar. En Eurogames 08 combinaré deporte y fiesta”, leerá en el póster. Unos metros más adelante, quizás se tope con Tobías. Él lo atrapará con un balón en la mano en una cancha de balonmano. “Soy hetero, sueco y me gusta cuidarme. En Eurogames 08 marcaré más goles que nadie. ¿Juegas?”, le retará.
    Tobías y Ernesto forman parte de la campaña de comunicación que ayer presentaron los organizadores de Eurogames 08, que se celebrarán de 24 al 27 de julio en Barcelona. Los Eurogames son la competición deportiva más importante de Europa para gais, lesbianas, transexuales y bisexuales. Aun así, Lluís Miró, presidente del Club Esportiu Panteres Grogues, dejaba ayer claro que estos juegos están abiertos a todo el mundo: “El espíritu de los juegos es luchar contra la discriminación por orientación sexual en el mundo del deporte y estimular la integración y emancipación de lesbianas, gais, transexuales y bisexuales. Por supuesto, puede participar todo el que quiera”.

    Lucha contra la homofobia
    Los primeros Eurogames se celebraron en La Haya (Holanda) hace 16 años y nacieron para luchar contra la homofobia en el mundo del deporte. Hasta ahora ha habido 11 ediciones y la de este verano se disputará por primera vez en una ciudad del sur de Europa.
    Hace dos años, el Club Esportiu Panteres Grogues presentó la candidatura de Barcelona a la Federación Europea de Deportes para Gays y Lesbianas. No hubo rivales que pudieran con Barcelona. “Las otras candidatas se retiraron. Todos querían venir a Barcelona”, explicaba ayer Miquel Torres, director general de los juegos.
    De momento, hay inscritos 3.900 deportistas, pero se espera que antes del 30 de abril, fecha límite para las inscripciones, lleguen a ser unos 5.000. Además, está previsto que los cuatro días de juegos atraigan a Barcelona a unos 30.000 visitantes y que el encuentro genere un volumen de negocio de unos 10 millones de euros.
    Los Eurogames acogerán 28 modalidades deportivas en diferentes instalaciones de la ciudad. A parte de las actividades deportivas, habrá un recinto diurno en la avenida de Maria Cristina, en el que se celebrarán desde conferencias hasta exposiciones. El punto fuerte de las actividades no deportivas es una conferencia internacional de derechos humanos contra la homofobia en el deporte que tendrá lugar el 24 de julio en CaixaFòrum. Por las noches, el punto de encuentro será en el gayxample.
    Ayer, en la Fnac, donde se hizo la presentación de la campaña, el ambiente era, como decían los organizadores, gayfriendly. No estaba Ernesto, pero sí Tobías. Dando la cara, también estaban Àgatha, su esposa y sus dos hijos y Aina, de ocho años, con su padre, su madre y su hermano. A Àgatha la verán en las banderolas con un micro en la mano y embarazada. Por Aina, ayer hablaba su padre, Daniel. Confesaba que aprovecharía los Eurogames para hablar a sus hijos sobre la diversidad sexual.

  • Autoridades intentan frenar la castración voluntaria de menores transexuales

    Las autoridades sanitarias de Tailandia, ante el aumento de adolescentes transexuales que se someten voluntariamente a una operación de castración, ha alertado sobre el riesgo que entraña ese tipo de cirugía que no garantiza una apariencia femenina, informó hoy la prensa local.


    La advertencia del Ministerio de Sanidad y Consejo Nacional Médico se produce después de que la asociación de transexuales tailandeses, revelara que cada vez son más los menores de edad que se castran como primer paso hacia un futuro cambio de sexo.

    En un comunicado, el ministerio y el consejo advirtieron a los hospitales del país que anulará las licencias de los médicos que lleven a cabo ese tipo de cirugía a menores de 18 años, sin el previo consentimiento de los padres del chico.

    ‘Recordamos que no existen evidencias científicas ni médicas que avalen que la retirada de los testículos produzcan un cambio de la apariencia sexual y complexión física’, señaló el consejo en un comunicado.

    Nathee Teerajanapong, líder de la asociación de transexuales, indicó en declaraciones a la prensa local, que aunque la ley estipula que se necesita haber cumplido 18 años para someterse a una operación de castración, algunos padres acceden presionados por las amenazas de suicidio hechas por sus hijos.

    Numerosos hospitales tailandeses hacen propaganda por medio de internet sobre las operaciones de castración.

    Las operaciones de cambio de sexo son una de las especialidades en las que se han centrado durante los últimos años diversos hospitales de Bangkok, la capital de Tailandia.

    Primer aniversario de la Ley que reconoce los derechos de las personas transexuales

    Este mes de marzo se produce el primer aniversario de la aprobación de la Ley que reconoce el derecho de las personas transexuales a rectificar su género en los registros de la Administración.
    Desde la Federación Estatal de Lesbianas, Gays, Transexuales y Bisexuales (FELGTB) consideran que estamos ante “uno de los hitos más importantes dentro de la historia de la lucha por los derechos de las mujeres y los hombres transexuales”. Es por ello que han convocado un acto en Madrid el próximo 29 de marzo para reconocer el trabajo de dos personas que han trabajado especialmente para convertir la Ley en una realidad. Se trata de Pilar Blanco, Directora General de Registros, y Alec Casanova, ex coordinador del Área y activista reconocido.

    Así mismo, la FELGTB no quiere dejar de un lado la labor de los partidos políticos en las Cortes Generales, “imprescindibles para la aprobación de la ley”, apuntan. Es así que doce parlamentarios recibirán un diploma de agradecimiento. Los diputados elegidos son Isaura Navarro, José Antonio Labordeta (CHA), Carmen Montón (PSOE), Jordi Jané (CIU), Emilio Olabarría (PNV) y Rosa María Bonàs (ERC). En el Senado, se destacaba la labor de Eduardo Cuenca (IU), Mª del Carmen Granado (PSOE), Joseba Zubia (PNV), Pere Macias (CIU), Ramón Aleu (Entesa) y Félix Ayala (AHI).

    La Unidad de Trastornos de Género en el San Agustín alcanzó su primer año con la atención a 31 pacientes de toda Asturias
    El psiquiatra Juan José Martínez Jambrina destaca que «se da respuesta a personas a las que antes se les condenaba a vivir en el sufrimiento»

    El pasado seis de marzo se cumplía el primer año desde que la Unidad de Trastornos de Identidad de Género en el Hospital San Agustín abriera su primera historia clínica. Desde entonces, un total de 31 personas han pasado por el servicio que atienden a toda la región. Las previsiones iniciales apuntaban a veinte casos. La ausencia de datos fiables sobre la población a la que se dirigía explica las diferencia.

    De igual manera, «no es fácil prever el ritmo de aparición de nuevos casos», explica el psiquiatra Juan José Martínez Jambrina, responsable de Salud Mental en Avilés. En la unidad trabajan en la actualidad cinco profesionales a tiempo parcial, como el propio Jambrina. El psiquiatra destaca el esfuerzo de los profesionales para iniciar la actividad de la unidad. «Hubo un esfuerzo de formación. La intervención se encuentra muy protocolizada y hubo que adaptase a los parámetros internacionales que aplicamos», explica el médico.

    Jambrina recuerda que las últimas investigaciones científicas indican que los trastornos de identidad de género «surgen por anomalías en la acción de las hormonas sexuales durante el desarrollo pre-natal o peri-natal. Eso provoca que la identidad sexual no coincida con el sexo biológico. La solución es difícil: o se cambia el cerebro, o se cambia el sexo, o se condena a una persona a vivir en el sufrimiento. Debemos aprovechar los avances de la ciencia para que esas personas sean felices», asevera.

    Aunque los tratamientos que se aplican son personalizados, el esquema general que siguen todas las personas es idéntico. Antes de iniciar el abordaje, se evalúan para confirmar el diagnóstico de transexualismo, explica Jambrina. El número de casos entre la población es muy reducido, asegura. A lo largo de este año, se ha producido una reducción en la edad media de las personas que acuden a este servicio.

    Una vez confirmado, la persona recibirá atención psicológica, psiquiátrica y endocrina para adaptar su identidad sexual a su sexo. Sus características personales, físicas y los posibles tratamientos determinarán el abordaje médico. El tratamiento hormonal se alargará durante año y medio o dos años. En estos momentos, ninguno de los pacientes ha culminado el proceso.

    Cuando se termine, será el momento de evaluar si se aborda la cirugía. «Es algo que aún no se ha planteado», comenta Jambrina. Indica que hay casos donde la cirugía no es necesario y otros sí. «Se determina en función de la evolución de la persona», comenta. De todos modos, deberá mantener el tratamiento hormonal durante toda su vida, si bien en dosis menos fuertes que las iniciales.

    El doctor Juan José Martínez Jambrina destaca «la gran ventaja» que supuso, el 17 de marzo de 2007, la aprobación de la Ley de Identidad de Género. Esta norma permite que los transexuales modifiquen su género en el Registro Civil sin necesidad de cirugía y con un trámite administrativo.

    «Facilita la integración social y posibilita que, en los casos donde no es necesario, no se produzca la operación de reasignación», subraya.

    fdelbusto@lavozdeaviles.com

    En la movida monegasca

    No estaban todos, pero sí muchos de los que protagonizaron la movida madrileña. Un grupo de artistas españoles capitaneados por Pedro Almodóvar han acudido esta noche al tradicional Baile de la Rosa, la gala benéfica que cada año organiza la Casa Real del Principado de Mónaco.

    En esta ocasión, el la organización se ha encargado de recrear el ambiente de los años 80 madrileños en los lujosos salones del hotel Sporting de Montecarlo. La princesa Carolina, el príncipe Alberto y su novia, la nadadora olímpica surafricana Charlene Wittstocke, han recibido a las actrices Bibiana Fernández y Rossy de Palma, a Alaska y Nacho Canut, y a la cantante Luz Casal, entre otros.

    Transexuales: atrapados en un laberinto jurídico

    Las personas que cambian de sexo deben recorrer un largo camino para lograr el reconocimiento legal de su identidad, que incluye entablar un juicio contra del Registro Civil. Enfrentan además marginación social

    GABRIELA MEDINA
    El Universal
    Domingo 30 de marzo de 2008

    df@eluniversal.com.mx

    Gloria saca de su bolso de mano oscuro un pastillero negro con flores rosadas, lo coloca sobre una servilleta. Los filos dorados del estuche reflejan las lámparas del restaurante, dándole un toque de coquetería. Toma unas pastillas, un pequeño precio a perpetuidad para mantener a Gloria en la atractiva rubia que es hoy: son sus hormonas antiandrógenas que le permiten mantener su imagen de mujer.

    Está por cumplir seis años con su nueva identidad, de los 40 que tiene. En ese lapso ha pasado de todo: desde haber sufrido la culpabilidad por parte de sus padres y un sacerdote por la muerte de su abuelo —quizá el único familiar que no la despreció por su preferencia sexual—, hasta tener que identificarse con su cartilla militar, ya en su condición femenina.

    “A los 18 años te crees todo. El sacerdote me dijo que por mi culpa Dios se había vengado con mi abuelo y por eso había muerto. Entré a una etapa de hipermasculinización, practiqué boxeo, salí con mujeres, me casé, pero duré dos años”.

    Hasta 2002 decidió pasar de Bill a Gloria Davenport, y conoció la marginación absoluta: “Me corrieron de mi trabajo, no pude pagar las cuentas; hice y vendí de todo, incluso trabajo sexual. Una amiga me dijo de una casa abandonada y ahí viví hasta 2006 . No tenía agua, luz, ningún servicio. La única compañía eran mis gatos”, cuenta.

    Hace dos años, Gloria comenzó a trabajar en el Centro Nacional para la Prevención y el Control del VIH-sida (Censida), convirtiéndose en la primera persona transexual en trabajar en una entidad de gobierno.

    Ser o no ser

    De 2000 a la fecha, la Dirección General del Registro Civil (DGRG) del Distrito Federal ha rectificado seis actas de nacimiento por sexo y nombre; en todos los casos se ha tratado de hombre a mujer.

    Asimismo, rechazó hacer los cambios en un caso y en otro más se arrepintió antes de concluir el trámite legal y de que el juez emitiera sentencia.

    Entablar un juicio contra el registro es la única forma para que las personas obtengan el cambio legal de nombre y sexo, pese a su alto costo, de 50 mil a 80 mil pesos.

    El litigio dura de dos a tres años, ya que difícilmente se aprueba en la primera instancia, en la segunda se concede, pero generalmente la DGRC se ampara para no modificar el acta, y eso ya alguna vez le mereció una sanción por parte de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, por entorpecer la impartición de justicia, relata el abogado especialista en materia jurídica para el reconocimiento de cambio de sexo, Víctor Hugo Flores Ramírez.

    Gastos en estudios periciales

    Los principales gastos son para estudios periciales; en promedio, cada uno cuesta 10 mil pesos y son de sicología, siquiatría, sexología, genética y endocrinología, además de los honorarios del abogado y los gastos del juicio.

    Según el jurista, los motivos para negar las rectificaciones son “una gran resistencia del Registro Civil, argumentando que es una cuestión contra natura, contra derecho, contra la moral; que es un capricho de la persona; que a la persona no le asiste ninguna razón para el cambio de sexo”, aunque es difícil que ante un amparo sigan negando la rectificación del acta de nacimiento.

    Para facilitar el trámite y abrir la puerta a que los hospitales públicos del DF realicen de forma gratuita la reasignación física de sexo, el asambleísta Jorge Díaz Cuervo, del Partido Alternativa Socialdemócrata (PAS), propuso reformar el Código Civil y la Ley de Salud. Así, dijo, se daría certidumbre jurídica a los transexuales para rectificar nombre y sexo en su acta de nacimiento en forma sencilla y expedita. Asimismo, se llevaría a cabo la reasignación médica y sicológica de sexo.

    La reforma tendría el aval de algunos legisladores del PRD, pero el jefe de Gobierno del Distrito Federal, Marcelo Ebrard, ha dicho que hay otras prioridades.

    Díaz Cuervo recuerda el caso de Guillermo, antes Lorena: “Cada vez que el hombre iba a pagar algo con su tarjeta de crédito llamaban al gerente porque la señorita que le atendía veía el nombre de mujer en el plástico y a un hombre frente a ella”.

    Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

    A %d blogueros les gusta esto: